Crisis emocional en Nicaragua: secuelas de la represión en la salud mental

La respuesta represiva y el estado de policial que ha impuesto el gobierno Ortega-Murillo a partir de las protestas sociales de abril de 2018 ha sumido al país en la incertidumbre. Los índices de suicidio han aumentado, así como la ansiedad y la depresión, según relatan un grupo de jóvenes. “Hay mucha gente que quedó herida”, asegura uno de ellos.