Barómetro de las Américas: 53% de nicaragüenses piensa migrar por razones económicas

Encargados del estudio destacaron que existe “una revalorización de la democracia” por parte de los ciudadanos nicaragüenses que expresaron que la apoyaban como forma de gobierno, e incluso, la prefieren a un sistema que garantice estabilidad económica

Los nicaragüenses son cada vez más comunes en las caravanas de migrantes centroamericanas que buscan llegar a Estados Unidos. Foto de archivo de EFE.

Más de la mitad de los nicaragüenses tiene intenciones de migrar, según los resultados del Barómetro de las Américas, un estudio comparativo entre los países de la región, realizado por Lapop, una laboratorio de investigación con sede en la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos. Los autores del estudio realizaron una presentación este lunes 29 de agosto, en el que compartieron los hallazgos que consideraron más relevantes del estudio que se realizó entre el 3 de julio y el 28 de agosto de 2021, en el que entrevistaron a 3 mil personas con edad para votar en cada uno de 22 países del continente americano. 

Nicaragua (52%) se ubicó en la cuarta posición de los países con los porcentajes más altos de intenciones de migrar, solo por debajo de Honduras (54%), Jamaica (59%) y Haití (74%). Entre las razones por las que piensan migrar, el 53% de los nicaragüenses respondió que por falta de oportunidades económicas. En segundo lugar (21%) dijo que por falta de oportunidades educativas. 

Cabe destacar que este mismo estudio, en 2016, antes de la crisis política de 2018, arrojó que las intenciones de migrar eran del 31%, es decir, 21 puntos porcentuales menos de lo que indicó la encuesta de 2021. Las intenciones de migrar son mayores entre los que sienten que su situación económica ha empeorado (57%) en el último año. 

José Miguel Cruz, director de investigación en el Kimberly Green Latin American and Caribbean, dijo que los datos “son elocuentes con el sentimiento de los ciudadanos nicaragüenses” desde la crisis política de 2018. 

Sólo en 2021, mismo año que se realizó el estudio, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos registró que 87 mil 530 nicaragüenses trataron de ingresar por la frontera sur sin documentos, ubicando a Estados Unidos como el destino con mayor auge entre los migrantes nicaragüenses. 

Por su parte, el Diálogo Interamericano calculó que unos 95 mil nicaragüenses huyeron del país en 2021, ante el cierre de las libertades públicas, el desempleo y la inseguridad ciudadana. De estos, según esos cálculos, 60 mil migraron hacia Estados Unidos y 35 mil hacia Costa Rica, el país que por años fue el principal destino de migración de los nicaragüenses. 

Revalorización de la democracia

Foto de archivo de una calle de Managua. Divergentes.

Para José Miguel Cruz, uno de los datos que más le llamó la atención fue que el 70% de los nicaragüenses prefiere un sistema que garantice las libertades políticas a un sistema que garantice un ingreso y servicios básicos pero en el que no se pueda elegir a autoridades. Es decir, los datos indican que los ciudadanos prefieren tener libertad de expresión por encima de la estabilidad económica si esta no les permite votar. “Esto lo considero positivo porque hay una revalorización de la democracia”, dijo Cruz.

Además, el 63% de los encuestados expresó que apoyaban a la democracia como la mejor forma de gobierno. En 2019 el apoyo a la democracia como forma de gobierno era del 52%, en efecto, 11 puntos porcentuales menos. A su vez, la satisfacción con el funcionamiento de la democracia bajó del 62% en 2016 hasta el 41% en 2021. “Esto quiere decir que los nicaragüenses no perciben que existe democracia en el país, no están satisfechos con lo que hay, pero creen que lo mejor para el país es un sistema democrático”, dijo Cruz. 

En este sentido, los datos parecieran arrojar una contradicción: el 70% prefiere un sistema que garantice las libertades políticas por encima de la estabilidad económica, pero cuando se les pregunta por las razones de migrar, el 53% respondió que por falta de oportunidades económicas. El especialista explicó que esto se debe a dos factores. El primero es un dato que la misma encuesta reveló: el 64% de los encuestados tienen temor de expresarse sobre política, incluso en su círculo de amigos, por lo que “es probable que a la hora de responder la encuesta se protegieron diciendo que sus intenciones de emigrar era por razones económicas y no por política”, según Cruz. “La otra razón es que el cierre de los espacios políticos provocó también la disminución de las oportunidades económicas”, agregó. 

Por otro lado, apenas el 39% de los encuestados respondió que sus derechos básicos están protegidos. En este acápite hubo una disminución en comparación con el año 2016, cuando el 53% dijo que sentía protección por sus derechos fundamentales. 

“Nicaragüenses están lidiando en sistema corrupto”

Foto de archivo de Carlos Herrera | Divergentes.

Otro de los datos más reveladores del estudio tiene que ver con el desánimo que expresaron los nicaragüenses de influir en un cambio político. En 2008 este mismo estudio expresó que el 52% creía que la forma de influir para los cambios políticos era a través del voto. Sin embargo, en 2021 solo el 21% de los encuestados creía en esta opción. Por lo tanto, un 50% dijo que no es posible influir en cambiar el rumbo del país, mientras que en 2008, sólo el 11% creía que no era posible cambiar las cosas. 

Entre los datos que mostraron un comportamiento creciente de considerable importancia se encuentran los relacionados a la corrupción. Especialmente el aumento que hubo entre los ciudadanos que reportaron que fueron sobornados por empleados públicos (22%) y por agentes de policías (19%). En 2019, por ejemplo, los sobornos de empleados públicos era reportado por el 4% de los ciudadanos, mientras que las “mordidas” de agentes de policía era expresado por el 11%. En ambos datos, Nicaragua se ubica en el tercer lugar de la región, solo por debajo de México y Bolivia. “Esto quiere decir que los nicaragüenses están lidiando con funcionarios que de manera más abierta o descarada están pidiendo sobornos”, finalizó José Miguel Cruz.