Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cacería Ortega-Murillo continúa con los exguerrilleros históricos Hugo Torres y Dora María

Una patrulla de la policía en la casa de Tamara Dávila, allanada la noche del sábado. Cortesía.

Dos exguerrilleros sandinistas históricos fueron capturados este domingo por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo como parte de una cacería emprendida desde hace 11 días en las que han capturado a 13 figuras de la oposición, entre ellas cuatro aspirantes a la presidencia. Solo este fin de semana han sido capturados seis opositores de la Unión Democrática Renovadora (Unamos), antes Movimiento Renovador Sandinista, una organización política disidente al mandatario nicaragüense desde los años noventa. 

El último capturado fue el exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco. Antes fue arrestado el general del Ejército en retiro Hugo Torres, quien en las filas del Frente Sandinista participó en 1974 en la toma de la casa de Chema Castillo, una operación guerrillera en la que pidieron la liberación de varios presos políticos, entre ellos Daniel Ortega, el actual mandatario nicaragüense, quien llevaba siete años preso. Torres también estuvo en la toma del Palacio Nacional, junto a Edén Pastora y Dora María Téllez, quien es otra de las líderes opositoras capturadas este domingo. La toma del Palacio, mejor conocida como “Operación Chanchera”, fue una acción guerrillera de connotación mundial que logró la liberación de decenas de presos políticos, entre ellos Tomás Borge, fundador del Frente Sandinista. 

Con el triunfo de los sandinistas, Torres llegó a convertirse en General del Ejército, del cual se retiró hasta 1998. Sin embargo, en el comunicado de la Policía Nacional sobre su captura se le tilda como “ciudadano”, negando su cargo militar. “Hace 46 años arriesgué la vida para sacar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros compañeros presos políticos (…) pero así son las vueltas de la vida, y los que algún día acogieron principios hoy los han traicionado”, dijo Torres en un video que se publicó después de su captura. “A los seguidores más sensatos del Frente Sandinista mi mensaje es que abran los ojos que los están llevando al despeñadero”, dijo en una entrevista con 100% Noticias previo a su captura. 

Dora María capturada junto a Vigil

Dora María Téllez es una exguerrillera que comandó en la ciudad de León durante la “Ofensiva Final” de la insurrección sandinista que derrocó en 1979 a Anastasio Somoza Debayle, el último de la estirpe somocista que impuso una dictadura en Nicaragua durante más de cuarenta años. 

Ana Margarita Vigil y Suyen Barahona son las otras dos opositoras de Unamos capturadas este domingo. Ambas han sido presidentas de esta organización política, que fundó Téllez y otros antiguos dirigentes sandinistas desde 1995, tras abandonar las filas del Frente. La personería jurídica de este partido fue arrebatada por Daniel Ortega, desde 2008, un año después de tomar el poder. 

Dora María Téllez y Ana Margarita Vigil fueron detenidas juntas el domingo tras allanar la casa de Téllez. Vigil grabó un video que se difundió tras ser capturada. “Mi casa tiene policías afuera y posiblemente sea un inminente allanamiento. Este video saldría en caso de que me detengan ilegalmente y quiero dejarlo dicho, lo que he dicho anteriormente: seguimos en la lucha, este es parte del proceso para salir de Daniel Ortega. Aquí nadie se raja, Daniel Ortega se va. Lo vamos a sacar. ¡Fuerza!”. 

Barahona también grabó un video antes de ser capturada: “que nunca más otras generaciones vuelvan a sufrir los horrores que hemos sufrido. Nunca más impunidad. Recordemos que somos la mayoría, los Ortega Murillo son la minoría. Y podemos lograr el cambio. Patria libre para vivir, ni un paso atrás”. 

Tamara Dávila, de la Unión Nacional Azul y Blanco (UNAB), fue capturada a eso de las 08:00 de la noche del sábado. Los oficiales apagaron las cámaras de seguridad y dejaron incomunicadas a otras tres mujeres que estaban dentro de la vivienda junto a la hija menor de Dávila. Las patrullas se llevaron a la activista y las tres personas que la acompañaban. Después de casi cinco horas sin saber su paradero, los familiares aseguraron que la integrante de la UNAB fue detenida y llevada a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ). Las otras personas fueron liberadas luego de ser interrogadas, la menor fue llevada a un lugar seguro.

Las capturas de este fin de semana han ocurrido mediante fuertes operativos policiales. Las detenciones han sido ejecutadas por agentes de las fuerzas especiales de la Policía, quienes además de ir a las viviendas sin ninguna orden judicial, se han llevado objetos personales de las detenidas. 

La Policía Nacional ha informado en notas de prensa sobre estas capturas, por las que “son investigadas por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación (…)”. 

De esta forma, el régimen continúa con la aplicación de la Ley No. 1055 “Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y la autodeterminación para la paz”; una de las tres leyes represivas aprobadas por el parlamento de mayoría sandinista a finales de 2020. Otras de las armas legales represivas que han utilizado son las reformas a la Ley 1060 del Código Procesal Penal, aprobadas el tres de febrero de este año, que ampliaron el plazo de detención que era de 48 horas y ahora es de “no menor a 15 días y ni mayor a 90 días”.

12 secuestrados en 11 días

La policía ejecuta sin descanso las detenciones de opositores. Miguel Andrés | Divergentes.

Hasta el mediodía de este domingo 12 opositores han sido secuestrados desde el pasado dos de junio. Cuatro de ellos son precandidatos presidenciales: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro. Seis son líderes de oposición: Violeta Granera, José Adán Aguerri, José Pallais, Tamara Dávila, Dora María Téllez, Ana Margarita Vigil, Suyen Barahona y Hugo Torres. A ellos se les suman dos extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), Walter Gómez y Marcos Fletes, que fueron detenidos por el supuesto crimen de lavado de dinero contra dicha organización. El régimen mantiene a más 120 presos políticos en las cárceles, algunos de ellos acusados de tráfico de drogas y portación ilegal de armas. 

Todas las detenciones fueron precedidas por un despliegue propagandístico en cuentas de redes sociales anónimas y de voceros del régimen. Desde el jueves se difundieron videos donde aparecían los rostros de las tres lideresas opositoras con amenazas de cárcel. El mismo patrón ocurrió con los precandidatos opositores. El gobierno despliega los mensajes con las etiquetas “Golpe a la huaca golpista” y “Operación Danto 21”. 

Violeta Granera fue enviada a El Chipote

Violeta Granera, activista de la UNAB, fue enviada la noche de este viernes a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como el nuevo Chipote, en un cambio de régimen carcelario que no fue notificado a su abogado. A Granera se le impuso arresto domiciliario el ocho de junio tras un allanamiento a su vivienda. En esa redada fueron capturados José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y el precandidato Juan Sebastián Chamorro.

El traslado forzado de Granera fue comunicado por miembros de la UNAB. Una de ellas fue Tamara Dávila, detenida un día después por un operativo similar. 

Este viernes el Poder Judicial informó la ampliación de los plazos de “investigación” y detención judicial contra Granera y Pallais. De acuerdo a las recientes reformas al Código Penal, los señalados pueden estar hasta 90 días detenidos en Auxilio Judicial. 

Vicepresidenta de EE.UU: “Nos preocupa mucho Ortega”

En una entrevista para una cadena estadounidense, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo “voy a ser muy clara: nos preocupa mucho el régimen de Ortega, lo que está haciendo, y apoyamos a la gente de Nicaragua en su búsqueda justa de que haya elecciones libres”. 

El colectivo de defensores de derechos humanos, Nicaragua Nunca Más expresó que el régimen Ortega y Murillo “continúa con la sistemática persecución que violenta los derechos humanos en Nicaragua, la que desde hace tres años exige justicia, verdad, reparación y no repetición”. 

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) también alertó sobre esta escalada represiva, y exhortó al gobierno que respete la integridad física de los detenidos. “Es una arremetida criminal que no tiene precedente. Ya no encuentro parámetros jurídicos en la defensa de derechos humanos, para valorar esto. Estas acciones las podemos enmarcar en un Estado terrorista, primero secuestro de rehenes y después la actuación”, aseguró Vilma Núñez, presidenta del Cenidh.

Laura Chinchilla: “¡Da la cara Daniel, no seas pendejo!”

Divergentes insistió en comunicarse con el comandante en retiro Hugo Torres, previo al allanamiento en su vivienda, también con Víctor Hugo Tinoco, pero no respondieron.

Los arrestos de este domingo 13 de junio, ocurrieron a tan solo dos días que la crisis de Nicaragua sea abordada en una sesión urgente en la Organización de Estados Americanos (OEA), a solicitud de Luis Almagro, secretario general de ese organismo y donde mencionó la aplicación de mecanismos contenidos en el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana.

Tras conocerse la detención de las tres opositoras este domingo, la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, increpó al régimen nicaragüense: ¡Da la cara Daniel, no seas pendejo!.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), señaló que las autoridades de Nicaragua continúan criminalizando las voces disidentes. Asimismo, instó al Estado de Nicaragua que sean liberados y cese toda forma de persecución.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó que: “reconoce estos hechos como parte de una escalada de la represión y criminalización contra líderes y lideresas de oposición, que ejercen sus libertades públicas, mediante el uso de categorías penales amplias e imputaciones arbitrarias, y sin evidencia”. También se sumó a la OACNUDH en urgir al Estado de Nicaragua para liberar a los opositores.

Paulo Abrão, exsecretario ejecutivo de la CIDH, bautizó como fin de semana de terrorismo de Estado en Nicaragua y que orienta su cacería a líderes de la oposición.

Ir Arriba