Daniel Ortega ordena secuestro de Óscar René Vargas, uno de sus exasesores más cercanos

Un contingente policial allanó la vivienda de la hermana del sociólogo poco después de las diez de la mañana de este martes con el fin de detenerlo. Vargas es un experto y analista político que solía hablar para los medios de comunicación del país. Fungió como asesor de la dirección del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Sin embargo, décadas más tarde se convirtió en un crítico del régimen


La cacería contra las voces críticas en Nicaragua no se detiene. Este martes 22 de noviembre fue capturado el sociólogo Óscar René Vargas por la Policía Nacional del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Según familiares del también economista, fue detenido a las 10:45 de la mañana en el barrio Bolonia, de Managua, por un contingente policial. Vargas, quien es un crítico de la realidad del país, no opuso resistencia al momento de su secuestro. “Se veía sereno”, narró su hermana.

“Mi padre es una persona mayor, con una salud delicada. Hago responsable al régimen por cualquier malestar que le suceda”, informó en su perfil social el hijo del analista político, Óscar René Vargas Zamora.

De acuerdo a un audio difundido por Patricia Vargas, su hermana, el hombre de 76 años llegó a la casa de ella en Bolonia, debido a que se encuentra delicada de salud. “Diez minutos después un destacamento espantoso, como si estuviéramos con la guardia (…), le digo a Óscar ‘escondete, yo voy a salir que soy la dueña de la casa’, pero él me dijo que no se iba a esconder. Entonces, los policías se tiraron por la barda de la casa, y yo pido una orden. Ellos dijeron que no había una orden y que me quitara. Entraron con todo y metralletas a traerlo”, agregó la familiar.

Hasta la publicación de este artículo, ni la Policía Nacional ni el Ministerio Público han informado sobre el paradero del sociólogo y tampoco de qué se le acusa. Vargas fue uno de los asesores más cercanos de Ortega durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990). Había sido designado embajador de Nicaragua en Francia en 2007, cuando el líder sandinista retornó al poder. Sin embargo, su nombramiento fue anulado luego de cuestionar los despidos de tres ministras de Estado y decir en una entrevista que “pensar trae mucha adversidad”.

El silenciamiento de las voces críticas

Archivo de EFE/ Jorge Torres

Vargas, quien es autor de 36 libros y de decenas de artículos publicados por los medios de comunicación, es la última voz académica silenciada por el régimen de Ortega y Murillo. Previo a su captura, el también economista brindaba entrevistas a periodistas y analizaba la realidad del país.

Incluso, su última aparición en un medio de comunicación fue este lunes en el programa La Mesa Redonda. Vargas habló sobre el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la economía nicaragüense afectada por la crisis sociopolítica. 

El experto cuenta con estudios universitarios en la Universidad de Lausanne (Suiza); en el Instituto Universitario de Altos Estudios del Desarrollo (Ginebra); en el Instituto Universitario de Estudios Europeos (Ginebra) y en la Universidad de Ginebra (Suiza); posteriormente concluyó sus estudios de doctorado en economía política en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según una biografía publicada en su página web, fungió como profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), Universidad Centroamericana (UCA), Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), entre otras. Sus postulados y argumentos sociopolíticos lo ubican como una de las fuentes más destacadas en dichas áreas. 

De hecho, unos de sus planteamientos  más destacados versan alrededor de la teoría de la “implosión endógena”. “La implosión endógena será posible por la incapacidad de la dictadura de generar progreso tecnológico, la incapacidad de innovación, generación de riqueza distributiva o mayor competitividad de los productos nicaragüenses”, aseguró el experto en un artículo publicado en su blog

Según el Mecanismo para el Reconocimiento de Presos Políticos de Nicaragua hay 209 reos de conciencia en las cárceles del país desde las protestas de abril de 2018.