Directorio del FMI urge eliminar bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador

La recomendación urgente ocurre en un momento que la criptomoneda registró una pérdida de un 24% frente al dólar, y El Salvador acumula una pérdida de un poco más de 20 millones de dólares. Sin embargo, este fin de semana la administración Bukele compró 410 bitcoins por 15 millones de dólares.

Un local con un cartel donde avisa que se aceptan el uso de Bitcoin, en San Salvador, El Salvador. EFE/Rodrigo Sura

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió este martes un comunicado a través del cual urge al gobierno de Nayib Bukele eliminar el uso del bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador. Una de las principales recomendaciones es la necesidad de fortalecer la regulación y la supervisión del nuevo ecosistema de Chivo, la cartera digital para gestionar la criptomoneda. El principal organismo mundial en materia de finanzas alerta que hay grandes riesgos asociados al uso de bitcoin para la estabilidad e integridad financiera y la protección del consumidor, así como las posibles contingencias fiscales. 

El fin de semana pasado la moneda digital registró una pérdida de un 24% frente al dólar, en una fuerte corrección. Ese mismo fin de semana, El Salvador compró 410 bitcoins por 15 millones de dólares, informó el presidente Nayib Bukele. Hasta el día de hoy, el gobierno salvadoreño ha realizado la compra de 1,801 bitcoins que representa un total de inversión de $85 millones 561 mil 800.

La mayoría de las criptomonedas se caracterizan por su precio fluctuante, el cual da lugar a una extrema volatilidad y la determinación de su valor según la interacción entre oferta y demanda. No obstante, hasta la fecha se registra que El Salvador ya tiene una pérdida de un poco más de 20 millones de dólares. Una deuda que en un entorno fluctuante como el de las monedas virtuales podría revertirse. Pero es una apuesta incierta con dinero público de los salvadoreños. 

El 22 de noviembre de 2021, el FMI recomendó a las autoridades del país centroamericano no usar el bitcoin como moneda de curso legal debido a los altos riesgos que implica. El Salvador se convirtió en septiembre de ese mismo año en el primer país del mundo en adoptar el bitcoin como moneda de curso legal. Bukele anunció su plan para construir la primera “Ciudad Bitcoin”, financiada inicialmente con bonos respaldados por la criptomoneda.

A pesar de que los directores estuvieron de acuerdo en la importancia de promover la inclusión financiera y reconocieron que los medios digitales de pago, como la billetera electrónica Chivo, pueden tener un rol, estos también manifestaron su preocupación sobre los riesgos asociados a la emisión de bonos respaldados por bitcoin. Hasta el momento, el ministro de Hacienda salvadoreño, Alejandro Zelaya, no ha hecho comentarios al respecto. 

El presidente Nayib Bukele durante el anuncio del proyecto de «Ciudad Bitcoin» que funcionará en el oriente de El Salvador. EFE / Rodrigo Sura

El comunicado del FMI también detalla “que la pandemia interrumpió diez años de crecimiento, pero El Salvador se está recuperando con rapidez. Una demanda externa vigorosa, remesas resilientes y la sólida gestión de la pandemia —con la ayuda de un desembolso en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido (DEG 287,2 millones o USD 389 millones) aprobado en abril de 2020— están respaldando una rápida reactivación”. La economía se contrajo 7.9% en 2020, y según las proyecciones crecerá alrededor de 10% en 2021 y 3.2% en 2022.

Por otro lado, debido al contexto surgieron vulnerabilidades relacionadas con la deuda pública. Los persistentes déficits fiscales y el elevado servicio de la deuda están generando necesidades de financiamiento elevadas y crecientes. El déficit fiscal está proyectado en 5.8% del PIB en 2021, y aproximadamente 5% del PIB en 2022. “Con las políticas vigentes, la deuda pública subiría a alrededor de 96% del PIB en 2026, en una trayectoria insostenible”, subraya el comunicado.

Siga leyendo: