Elsy, la salvadoreña condenada a 10 años de prisión por supuesto aborto, es liberada

Elsy es la quinta mujer procesada y condenada bajo sospecha de provocarse un aborto que las autoridades liberan en el país centroamericano desde diciembre de 2021. “Como resultado de una larga lucha de organizaciones y activistas, Elsy, mujer salvadoreña que fue condenada injustamente por sufrir una emergencia obstétrica, ha sido liberada de prisión y podrá reunirse con su familia después de pasar 10 años y medio en la cárcel”, indicaron feministas.


Una salvadoreña condenada a 30 años de prisión tras sufrir una emergencia obstétrica fue liberada en El Salvador al obtener la conmutación de su pena, de la que había cumplido 10 años y 6 meses, informó una organización feminista este miércoles en un comunicado.

“Como resultado de una larga lucha de organizaciones y activistas, Elsy, mujer salvadoreña que fue condenada injustamente por sufrir una emergencia obstétrica, ha sido liberada de prisión y podrá reunirse con su familia después de pasar 10 años y medio en la cárcel”, indica la misiva.

Elsy, de quien no se dio a conocer su apellido, es la quinta mujer procesada y condenada bajo sospecha de provocarse un aborto que las autoridades liberan en el país centroamericano desde diciembre de 2021.

Morena Herrera, presidenta de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, señaló que su “su errónea sentencia de 30 años por homicidio agravado ha terminado” y agregó que “todavía hay mujeres en prisión por emergencias obstétricas” por las que “continuaremos luchando”.

Las organizaciones lamentaron que un “error en la interpretación” de la resolución del Ministerio de Seguridad que avaló la conmutación de la pena, retrasó un mes y medio la liberación.

En el comunicado se relata que el 15 de junio de 2011, Elsy “se encontraba trabajando como empleada doméstica, cuando sucedió la emergencia de salud”. “El proceso judicial estuvo lleno de irregularidades” y Elsy “no contó con una defensa que vigilara por sus derechos”, subrayaron las organizaciones.

En diciembre pasado, celebridades como América Ferrera y Milla Jovovich llamaron al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, a liberar a más de 17 mujeres condenadas por aborto tras sufrir emergencias obstétricas, este llamado forma parte de una campaña.

En marzo de 2020, el presidente Bukele dijo en una entrevista en Instagram con el rapero puertoriqueño Residente: “No estoy a favor del aborto y creo que al final, en el futuro, algún día nos vamos a dar cuenta de que es un gran genocidio el que se está cometiendo con los abortos”.

En septiembre pasado, el mandatario salvadoreño afirmó que dejaría fuera de una propuesta a la Constitución cualquier modificación que abra la puerta a la despenalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las activistas de derechos humanos estiman que “en las últimas dos décadas, cerca de 181 mujeres que han experimentado emergencias obstétricas han sido perseguidas penalmente en El Salvador”.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y son procesadas bajo el cargo de homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

Siga navegando: