Gobierno de Petro alega “gestiones” para no condenar a los Ortega-Murillo en la OEA

La Cancillería de Colombia justificó su ausencia en la última sesión de la OEA en la que los países condenaron la persecución religiosa en Nicaragua. La nueva administración alega que se debió “tanto a razones estratégicas como humanitarias y no ideológicas”. Aunque no aclara a qué se refiere con “la ventana de oportunidad” identificada. El comunicado de Bogotá fue publicado el mismo día que el régimen presentó a presos políticos para “desmentir” denuncias de violaciones a sus derechos humanos

Foto de archivo del presidente de Colombia, Gustavo Petro. EFE/ Ricardo Maldonado Rozo

El Ministro de Relaciones Exteriores y Paz de Colombia, Álvaro Leyva, explicó este martes que la ausencia de su país en una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que se condenó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo por el recrudecimiento de la represión contra la Iglesia Católica, “responde a razones estratégicas como humanitarias, pero no ideológicas”. Sin embargo, no deja claro si el presidente Gustavo Petro, de izquierda, tiene alguna intermediación con Managua ante la grave crisis de derechos humanos.

Según el comunicado publicado en la cuenta oficial de twitter de la Cancillería de Colombia, la “ventana de oportunidad para una acción humanitaria de envergadura en Nicaragua” coincidió con la votación ese día y se “guardó silencio diplomático debido a que no se podían hacer públicas las gestiones que se estaban adelantando antes de obtener un resultado”.

“Esperemos que las filtraciones no tengan consecuencias adversas a lo buscado. Colombia tiene una agenda bilateral con Nicaragua que requiere de un tratamiento de particular cuidado en el escenario internacional que la Cancillería preservará”, dice el documento firmado por Leyva, que no especifica el tipo de “acción humanitaria” y las “gestiones”.

Lo que no respondió Leyva es cuáles son los “delicados aspectos de política exterior” que tienen carácter confidencial entre Colombia y Nicaragua, hasta el punto de motivar la ausencia de Colombia en la sesión de la OEA.

Sandra Borda, profesora y experta en relaciones exteriores, opinó en una columna publicada en Infobae que una de las posibles razones por las que el Gobierno de Petro se habría ausentado en la sesión de la OEA tiene que ver con una estrategia para “congraciarse” con Nicaragua, país con el cual sigue abierta la implementación del fallo de la Corte de La Haya de abril pasado. La decisión establece que Bogotá violó la soberanía y la jurisdicción de este país centroamericano en su propia Zona Económica Exclusiva en el mar Caribe.

Al respecto el periodista Daniel Coronell también explicó que lo que pretende Cancillería es “conciliar con Nicaragua para llegar a un arreglo bilateral que permita a los pescadores raizales de San Andrés seguir trabajando”.

El comunicado de Cancillería fue publicado el mismo día que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo hizo desfilar en los Juzgados de Managua a varios de los presos políticos detenidos desde hace más de 400 días. Defensores de derechos humanos opinaron que la presentación de los reos fue una clara campaña del régimen para desmentir las recientes denuncias de familiares sobre el estado de salud y condición física de los suyos.

La presión al Gobierno de Petro

 El presidente de Colombia, Gustavo Petro (d), y la vicepresidenta, Francia Márquez. EFE

El pronunciamiento de la Cancillería de Colombia fue publicado días después de que Noticias Caracol revelara que la ausencia del Gobierno de Gustavo Petro en esta sesión, que fue justificada porque aún no estaban acreditados ante la OEA, fue una decisión deliberada.

Noticias Caracol radicó un derecho de petición ante el despacho del viceministro encargado de asuntos multilaterales, Juan Quintana, quien respondió que habían transmitido órdenes de que no hubiera representación de Colombia en esa reunión y que la decisión “que se tomó fue debidamente consultada con el ministro de Relaciones Exteriores”.

“Las razones por las cuales se tomó la decisión relativa a la no participación de Colombia en la sesión del consejo permanente del 12 de agosto se relacionan con delicados aspectos de política exterior que tienen carácter confidencial”, explicó Quintana.

En Colombia los partidos del Congreso demandaron explicaciones al Gobierno de Petro por ordenar la ausencia en la condena al régimen sandinista que finalmente obtuvo 27 votos a favor y dos ausencias: la del país sudamericano y Nicaragua.

El diario colombiano El Tiempo recogió declaraciones del presidente del Poder Legislativo, el oficialista Roy Barreras, sobre la ausencia de Colombia en la sesión. “Ortega (Daniel) es un dictador y creo que viola todos los derechos humanos. Es la opinión personal desde el Congreso, así algunas otras personas piensen que no lo es”, afirmó.