Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La engañosa afirmación de Ortega sobre los inmigrantes en su investidura

Lo dicho:

“…Y ahora que está el vicepresidente de Obama, el presidente Biden, incluso se había comprometido con retomar la apertura, los acuerdos que había tomado Estados Unidos con Cuba, ahora más bien están endureciendo, recrudeciendo, lo mismo pasa con los inmigrantes. Cuánto que juró que iba a luchar a favor de los inmigrantes, y más bien se multiplican las persecuciones contra los inmigrantes, los crímenes contra los inmigrantes, las desapariciones de los inmigrantes y esto tendrá que cambiar… No hay mal que pueda ser eterno”. 

Clasificación:

Verificamos:

La migración irregular de Cuba y Nicaragua ha aumentado por la crisis social y económica que viven ambos países. La afirmación dicha por Ortega es una vez más utilizada para su conveniencia, dejando de un lado las verdaderas razones por las que han migrado las familias cubanas y nicaragüenses. 

Desde el primero de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera han interceptado a 462 cubanos en comparación con:

  • 5,396 migrantes cubanos en el año fiscal 2016.
  • 1,468 migrantes cubanos en el año fiscal 2017.
  • 259 migrantes cubanos en el año fiscal 2018.
  • 313 migrantes cubanos en el año fiscal 2019.
  • 49 migrantes cubanos en el año fiscal 2020.
  • 838 migrantes cubanos en el año fiscal 2021. 

Según datos oficiales, más de 15 mil cubanos ingresaron a Estados Unidos por la frontera sur en los últimos tres meses. Sin embargo, el abogado de inmigración radicado en Miami, Eduardo Soto, explicó al medio de televisión Telemundo en noviembre de 2021 que en realidad esa cifra podría ser mayor.

“Han entrado más de 300 mil personas desde enero para acá. Y los están soltando de diferentes maneras, bajo diferentes métodos y yo creo que eso va a seguir en el futuro”, recalcó el abogado Soto, quien incluso pronosticó una nueva avalancha de cubanos camino a Estados Unidos. Esto gracias a que el gobierno de Nicaragua anunció el libre visado, tras un presunto acuerdo con La Habana, algunos creen que “posiblemente se vea un (nuevo) Mariel o un Guantánamo en la frontera”.

“Siempre que han tenido la presión del pueblo, ellos han buscado la manera de sacar a la gente de Cuba”, acotó Guillermo Toledo, coordinador de Encuentro Nacional Cubano.

En el caso de Nicaragua, más de 120 mil nicaragüenses han dejado el país en el año 2021. Entre enero y noviembre de 2021, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) registró 72 mil 192 nicaragüenses capturados en las fronteras. 

Por otro lado, el gobierno de Joe Biden ha luchado en los tribunales para conservar una regla de salud pública de la era Trump que usa la pandemia de la Covid-19 como justificación para rechazar con rapidez a las familias migrantes que llegan a la frontera con México. Según el gobierno, la regla sigue siendo necesaria para evitar que el virus se propague por las comunidades estadounidenses y los centros de detención, donde los migrantes que buscan asilo suelen pasar varios días.

Sin embargo, los defensores de los inmigrantes y los derechos humanos aseguran que la regla, conocida como Título 42, se está empleando de manera inadecuada como una herramienta de seguridad que obliga a los migrantes a regresar a situaciones peligrosas. Estas organizaciones han presionado al presidente Biden para que elimine la regla, la cual instauraron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés). Algunas de las agrupaciones, entre ellas la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, han demandado al gobierno para que deje de usar la regla con el fin de expulsar a las familias migrantes. 

El hecho de que una persona obtenga permiso de quedarse en Estados Unidos al menos de forma temporal o que sea expulsada de manera inmediata conforme a la regla de salud pública puede variar según la hora o el día, así como de un cruce fronterizo a otro.

Es probable que la confusión aumente tras la reincorporación que se hizo de otra política de la era Trump que obliga a ciertos migrantes a esperar en México mientras las autoridades estadounidenses consideran sus alegatos. Estados Unidos declaró que solo asignaría a los migrantes al programa de “Quédate en México” si no podían ser expulsados por medio del Título 42. 

Sin embargo, la política migratoria de Ortega hacia los cubanos en años anteriores ha sido peor. En noviembre de 2015, Nicaragua cerró su frontera a cientos de migrantes cubanos que buscaban ingresar desde Costa Rica en su ruta a Estados Unidos, y denunció al país vecino por desencadenar lo que llamó una “crisis humanitaria” en la región.

En una de sus alocuciones del mediodía, Rosario Murillo, denunció una “violación al territorio nacional y el ingreso forzado de inmigrantes irregulares de nacionalidad cubana”.

Ir Arriba