La mentira de Osiris Luna sobre los fallecidos del Régimen de Excepción: “Han muerto por temas de salud”

El Viceministro de Justicia y Director General de Centros Penales, Osiris Luna, recientemente afirmó que los presos del Régimen de Excepción han muerto por temas de salud. Sin embargo, testimonios, reportes de Medicina Legal y datos de organismos documentan graves violaciones a los derechos humanos


Lo dicho:

“No se ha confirmado ninguna muerte que no esté vinculada al tema de salud, eso lo puedo garantizar al 100%”.

Clasificación:

Falso - La información no es verdadera

Verificamos:

Lo dicho por el Viceministro de Justicia y Director General de Centros Penales, Osiris Luna, es falso. Un análisis forense internacional encontró en una de las víctimas lesiones que podrían deberse a tortura. En otros cinco casos, familiares y reportes de Medicina Legal confirmaron los golpes. En total, el Régimen de Excepción acumula 80 muertes, según datos de Cristosal. 

“Este Gobierno niega la información de cuántos muertos hay, los están clasificando, está tratando de restarle la gravedad que todavía se están cometiendo delitos”, afirmó Zaira Navas, jefa jurídica de Estado de derecho y seguridad del organismo Cristosal durante una entrevista. 

La especialista en derechos humanos Celia Medrano enfatizó en que al estar estas personas bajo custodia estatal, su integridad es responsabilidad completa del Estado. Y por lo tanto, es el Estado el que debe responder por esas muertes y los posibles delitos cometidos en el Régimen de Excepción. “Son asesinatos cuya responsabilidad son del Estado y en el marco de una política, cuya implementación está causando estas muertes, se configura un escenario de lesa humanidad”, aseveró Medrano.

Incluso, en la entrevista que brindó Osiris Luna este martes mencionó que “hay gente que está falleciendo en los centros penales que padecen hasta cuatro morbilidades y quienes se niegan a recibir sus tratamientos de quimioterapia”.

De los 80 fallecidos, el caso del joven músico Elvis Sánchez fue analizado por forenses miembros del Grupo Independiente de Expertos Forenses del Consejo Internacional para la Rehabilitación de Víctimas de la Tortura (IRCT, por sus siglas en inglés), concluyendo que: “Parece haber múltiples lesiones en diferentes partes del cuerpo que podrían haber ocurrido durante la privación de la libertad y que podrían ser el resultado de tortura u otros malos tratos”.

Frente al silencio de las autoridades los testimonios de los familiares de reos fallecidos han sido claves para que organizaciones defensoras de derechos humanos documenten los múltiples abusos que se han dado en los centros penales.

Este miércoles la organización Cristosal presentó su cuarto informe sobre las violaciones a derechos humanos en el Régimen de Excepción. Del 27 de marzo al 18 de octubre, se han registrado 2 mil 878 casos de denuncias por vulneración a derechos. El 59.1% son víctimas de 18 a 30 años. También hay un 1.1% de menores de 12 a 17 años y 44 personas de la comunidad LGBTI.

Durante el régimen, Cristosal ha monitoreado 80 casos de personas fallecidas bajo custodia del Estado. Navas señaló que las muertes son responsabilidad del director de centros penales Osiris Luna Meza, el ministro de justicia y seguridad pública Gustavo Villatoro, del presidente Nayib Bukele y del fiscal general Rodolfo Delgado, quien debe investigar esas muertes.