La Unidad Nacional Azul y Blanco será dirigida desde el exilio

El nuevo Consejo Político de la Unidad Nacional prometió “intensificar” la presión para liberar a los “presos políticos”, que suman 179. Además, el nuevo consejo político se comprometió a demandar justicia para las personas asesinadas en el contexto de las manifestaciones de 2018 y la “conquista de la democracia”


La agrupación política opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, que nació tras las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en Nicaragua en abril de 2018, será dirigida desde el exilio, informó este lunes su nuevo Consejo Político. La decisión fue adoptada durante la elección del nuevo Consejo Político de la Unidad Nacional, integrado por 10 miembros, todos exiliados o expulsados de Nicaragua.

Entre los miembros del cuerpo colegiado de la agrupación opositora está la activista feminista nicaragüense costarricense Ana Quirós, expulsada en noviembre de 2018 de Nicaragua y quien el 18 de abril de ese año fue una de las primeras personas heridas en las protestas contra el Gobierno sandinista. Las autoridades la despojaron de la nacionalidad, la expulsaron a Costa Rica y le prohibieron la entrada a Nicaragua por cinco años.

El nuevo Consejo Político de la Unidad Nacional prometió “intensificar” la presión para liberar a los “presos políticos”, que suman 179. Además, los electos se comprometieron a demandar justicia para las personas asesinadas en el contexto de las manifestaciones de 2018 y la “conquista de la democracia”.

“Salir de la dictadura de los Ortega Murillo es vital, indispensable para que Nicaragua pueda transitar a un futuro de justicia, libertad y donde estemos en mejores condiciones de enfrentar la pobreza que golpea a las mayorías, donde pongamos fin a la imparable carestía de la vida, a la corrupción que se roba el dinero público”, indicaron en un mensaje público.

El nuevo Consejo Político de esa unidad opositora también está integrado por líderes juveniles, asistentes humanitarios e indígenas, entre otros, que formaron parte de los grupos de manifestantes que se autoconvocaron para protestar contra el Gobierno.

La Unidad Nacional Azul y Blanco informó que este año había cuatro directivos con derechos a una reelección única: Tamara Dávila, José Antonio Peraza, Alex Hernández y Róger Reyes, quienes están encarcelados acusados de delitos considerados “traición a la patria”.

El nuevo Consejo Político de la Unidad Nacional fue elegido por 134 consejos municipales y 15 departamentales, más dos regionales, de 43 organizaciones que integran la organización dentro de Nicaragua.