Los Ortega-Murillo inhiben la candidatura de Cristiana Chamorro

El régimen ha invocado el proceso de supuesto lavado de dinero contra ella y la Fundación Violeta Barrios para torpedear su participación política, al alegar que no está “en pleno goce de sus derechos civiles y políticos”. El Ministerio Público le aplica una sentencia de antemano.

La precandidata presidencial Cristiana Chamorro al salir de una de las citas en la Fiscalía. Carlos Herrera | Divergentes.

A través de un enrevesado comunicado que la sentencia de antemano, la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha inhibido la candidatura presidencial de Cristiana Chamorro, la figura más popular entre opositores según las encuestas. El régimen ha invocado el proceso de supuesto lavado de dinero contra ella y la Fundación Violeta Barrios para torpedear su participación política, al alegar que no está “en pleno goce de sus derechos civiles y políticos”. 

El anuncio fue hecho a través del Ministerio público, justamente el mismo día que Cristiana Chamorro acudió al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) a presentar su interés por inscribirse en el proceso de selección de un candidato único bajo la casilla de esa agrupación. El viernes pasado se conocieron los resultados de una encuesta de la firma Cid-Gallup y revelan que Cristiana Chamorro es la precandidata que mayor chances tiene de ganar la elección con 21%. 

La Fiscalía comunicó que presentaron una acusación formal en contra de la precandidata presidencial por “gestión abusiva, falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos”. Sin embargo, abogados y opositores han criticado el comunicado y catalogado como adefesio jurídico, puesto a que sin un juicio abierto ya han sentenciado a Cristiana Chamorro. 

“Ortega quiere descabezar quienes gozan de mayor confianza”

La socióloga y activista política Violeta Granera calificó como una aberración jurídica lo que el régimen pretende aplicar a la precandidata presidencial Cristiana Chamorro, con el fin de atornillarse en el poder. Tampoco descartó que sean inhibidos otros precandidatos opositores.

“No es la Fiscalía la que le corresponde inhibir a ningún candidato, no tiene una sentencia firme, y además, Cristiana no es candidata oficial en el Consejo Supremo Electoral (CSE). Es una ridiculez”, afirmó Granera, integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

También recomendó a Ciudadanos por la Libertad (CxL) continuar el proceso de inscripción de precandidatos que ese partido reabrió del 31 de mayo al 3 de junio, sin que la precandidata Chamorro sea excluida.  Según Granera, todos los precandidatos deben apoyarse desconociendo “las barbaries de Daniel Ortega”.

“Pareciera que está queriendo descabezar a las figuras que él perfectamente sabe que gozan de la mayor confianza del pueblo de Nicaragua”, manifestó.

Granera por ahora considera prematuro afirmar que el dictador busca un rival a su medida, pero le resulta sorpresivo el momento, forma y temor que tiene a este proceso de selección democrática de candidaturas, y a la eventual postulación de Cristiana, quien encabeza las encuestas como favorita.

“Lo sentimos por Cristiana”

Óscar Sobalvarro, vicepresidente del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), condenó la inhibición de Cristiana Chamorro. Sin embargo, aseguró que el mecanismo de inscripción de precandidatos no se detendrá y que la oposición no puede “desfallecer” frente al abuso y atropello de los derechos de la expresidenta de la Fundación Violeta Barrios.

“Es lamentable que estén pasando estas cosas. Lo sentimos mucho por Cristiana y por todas las personas que están siendo sometidas a un proceso injusto. Pero creo que la lucha del pueblo nicaragüense es algo que debe ser permanente y no podemos desfallecer porque se atropelle el derecho de una persona. Debemos condenar el abuso pero continuar con la lucha por la liberación del pueblo para restablecer los derechos constitucionales”, expresó Sobalvarro.

Sobalvarro aseguró que la inhibición de Chamorro no afectará la reunión que estaba programada para este miércoles en la sede del partido. “Nosotros no vamos a sacar del proceso de inscripción a Cristiana. Vamos a recibirla aunque no sepamos en qué va a terminar todo esto”, insistió.

Cada día que pasa el panorama electoral se torna oscuro para la oposición nicaragüense. La inhibición de Chamorro se suma a la cancelación de la personería jurídica del Partido Restauración Democrática (PRD), que en teoría iba a ser el vehículo electoral de la Coalición Nacional.

Al respecto Sobalvarro manifestó que si bien el panorama no es propicio para participar en el proceso electoral de noviembre próximo, esta es una decisión que tendrán que analizar todas las organizaciones que integran la Alianza y otros sectores de la sociedad. “Haremos las consultas con los diferentes sectores en su momento”, afirmó.

Minutos después de ofrecer la entrevista a DIVERGENTES, el vicepresidente de CxL, dijo a 100% Noticias que todas las actividades relacionadas al proceso de selección de precandidatos, se suspendían porque la Alianza estará enfocada en solidaridad y denuncia por este nuevo acto de persecución política.

Desde que se inició esta investigación por el supuesto lavado de dinero contra la precandidata presidencial, ella sostuvo que el fin era inhabilitar su participación política. Sobre todo porque Ortega y Murillo ven en su figura la derrota electoral que sufrieron contra su madre, la expresidenta Violeta Barrios, en 1990. “Es una venganza de Daniel Ortega contra el legado de mi madre. Quiere impedir que los nicaragüenses votemos y no haya un traspaso a la democracia”, dijo hace unos días Cristiana Chamorro.

La Fiscalía solicitó también medidas precautelares de retención migratoria, prohibición de concurrir a determinadas reuniones y lugares y prohibición de comunicarse con personas vinculadas a los hechos investigados para la periodista María Lilly Delgado Talavera y los extrabajadores de la Fundación Violeta, María Lourdes Arróliga Vanegas y Guillermo José Medrano.

“Todo esto es parte de las muestras de terror de Daniel Ortega hacia el pueblo organizado y hacia Cristiana. Por esa razón está inhibiendo a candidatos y quitando las personerías jurídicas”, dijo Ana Margarita Vijil, integrante de la Unión Democrática Renovadora (Unamos).

El Ministerio de Gobernación señaló el 20 de mayo “graves inconsistencias en los registros financieros del periodo 2015-2019” de la Fundación Violeta, organización encargada de promover la libertad de prensa y expresión en el país desde 1997. En el caso fueron involucrados Cristiana Chamorro, aspirante a la presidencia de Nicaragua, el exadministrador Walter Gómez y el excontador Marcos Fletes. Ambos fueron detenidos el 28 de mayo por policías y civiles. Luego fueron trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde hasta el momento permanecen encarcelados. Las autoridades realizaron una audiencia inicial, donde no estuvieron presentes los abogados defensores.

Cristiana Chamorro ha asegurado que el fin de Ortega y Murillo es “inhibirla” políticamente para que los nicaragüenses no puedan votar. En las últimas encuestas, se le ha perfilado como una de las candidatas que mejor simpatía genera en la población. 

Información en desarrollo.