“Me están juzgando por amor a mi patria”, dice Freddy Navas al ser declarado culpable

El líder campesino fue culpabilizado por “conspiración”, mientras la Fiscalía pidió 15 años de pena e inhabilitación en cargos públicos contra él. Los juicios se siguen realizando en el centro de detención El Chipote, a puerta cerrada y sin acceso a los familiares


El líder campesino Freddy Navas fue declarado culpable de cometer “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” este jueves 10 de febrero en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como «El Chipote». La jueza Ulisa Yahoska Tapia Silva, del Tercero Distrito Penal de Juicios, fue la encargada del fallo. La Fiscalía solicitó entre 10 a 15 años de prisión más inhabilitación para ejercer cargos públicos. La lectura de sentencia será el próximo viernes 18 de febrero. 

El abogado Eber Acevedo, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que Navas durante la audiencia dijo: «luchar por mi país es mi pasión, me están juzgando por amor a mi patria, si de algo soy culpable es de amar a Nicaragua». Las pruebas que presentó la Fiscalía fueron entrevistas, declaraciones y publicaciones en redes sociales en las que el campesino pedía la unidad opositora. 

Navas es miembro del Movimiento Campesino, que desde 2013 protesta en contra del proyecto del Canal Interoceánico que amenaza con quitar sus tierras mediante la Ley 840. El 17 de noviembre de 2018 fue capturado por apoyar las protestas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo que iniciaron en abril de ese mismo año. En esa primera captura fue golpeado hasta el desmayo. Fue liberado en junio de 2019 con la Ley de Amnistía. Sin embargo, mientras estuvo fuera de la cárcel fue asediado constantemente por parte de la Policía y civiles del Frente Sandinista. 

En un video que grabó antes de su última captura del 5 de junio de 2021, Navas dijo: “No hay que rendirse si queremos una Nicaragua libre para todos”. Revisaron toda su casa durante el allanamiento. Desde ese día, más de 200 días han pasado, se encuentra en «El Chipote». Ha perdido más de 22 libras de peso. Según sus familiares, sus tres hijos se encuentran exiliados por temor a que también fueran capturados o acusados por los sandinistas. 

Con Navas son 16 opositores declarados culpables en los últimos nueve días. Los juicios se han realizado a puerta cerrada en «El Chipote» y Masaya, a pesar de que el Ministerio Público anunció que serían orales y públicos. La mayoría de los opositores han sido juzgados por supuestamente haber violentado la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, la Ley de Seguridad Soberana y el Código Penal de Nicaragua. 

Siga leyendo: