Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

“Operación repela”, estrategia de última hora del régimen para acarrear votantes

Un microbús en el Colegio Público República de Canadá, En la Colonia Primero de Mayo, en Managua, acarrea votantes. Divergentes.

A pocas horas del cierre de las Juntas Receptoras de Votos (JRV), el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejecutó una última estrategia que consiste en acarrear votantes a las urnas para intentar mitigar la escasa participación ciudadana durante la jornada. Esta misma ha sido denunciada a través de las redes sociales, pero también ha podido ser comprobada por el equipo de DIVERGENTES

En el barrio Villa Venezuela, los miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) caminan con el celular apoyado en una de sus orejas, y en la otra con un cuaderno. De todos los centros de votación visitados durante estas elecciones sin competencia, en este punto se destacó por la movilización de simpatizantes sandinistas. A las afueras del colegio, hay un microbús estacionado a la espera de las labores de movilización. 

Los activistas del partido han tildado esta acción como “operación repela”. “Nos están tirando la línea siguiente: todo el mundo a la repela. Todo el mundo a sacar a todo el mundo, nada que aquí no salgo. Todo el mundo a golpear puerta, puerta, todo el mundo”, aseguró un integrante del partido. “Vamos a ir a tocar puerta hasta que todo el mundo haya votado, la familia de todos los que somos militantes”, agregó.

Los partidarios sandinistas han ejecutado al pie de la letra esta acción. A eso de las cinco y media de la tarde, un microbús blanco se parqueó en la entrada del colegio público República de Canadá, con al menos cuatro personas que entraron enseguida al centro de votación. Así es como el partido acarrea a la población en esta jornada. 

En las redes sociales, también persisten las denuncias. “Clase pega la de los sapos que andan viniendo a traer a la gente para que vayan a votar. A una señora por la casa y a mi papá lo vinieron a traer”, aseguró una usuaria de redes sociales. Otra, citó la publicación, asegurando que le pidieron firmar una de las esquelas en las que se comprometía asistir a los comicios, pero finalmente se negó. El partido de gobierno, también repartió bonos de hasta 400 córdobas por participar en el proceso. 

El Observatorio Urnas Abiertas denunció que otras de las estrategias implementadas por el régimen consiste en obligar a las personas a marcar el voto con el nombre, en vez de una «X». Esto con el objetivo de verificar que la foto enviada corresponde al trabajador del Estado. 

Conteo paralelo de votos

La baja participación ha marcado el proceso electoral sin competencia. Divergentes.

En el barrio Hugo Chávez, en el Distrito VI de Managua, los secretarios políticos junto a miembros del Consejo del Poder Ciudadano (CPC) realizaron un conteo paralelo de votos de las Juntas Receptoras de Votos de esta localidad, según relató un funcionario público en condición de anonimato. 

A eso de las cinco de la tarde, los buses cuya función es recoger las maletas electorales, entraron a los barrios de la zona costera de Managua. En elecciones anteriores los buses entraban poco antes de las seis de la tarde.

“La orden que tienen los miembros de las JRV es esperar hasta al último votante. Lo irónico es que los centros de votación están vacíos. Sin embargo, a quienes esperan es a los ciudadanos que están llegando a traer hasta sus casas”, explicó el funcionario público.

En Masaya, una habitante contó a DIVERGENTES que ella como familiar de un trabajador del Estado fue obligada a votar. “Él tenía que enviar una foto de nuestros dedos y reportar datos de la Junta Receptora de Votos, y la hora donde votaron ellos y sus esposas. Obviamente yo voté nulo, porque no estoy de acuerdo con esta farsa”, denunció la mujer.

Con el fin de matizar la máxima abstención en los centros de votación, los sandinistas han optado por llevar a las personas hasta las urnas, una acción que también han ejecutado en comicios anteriores. En Managua, Matagalpa y Granada la participación de votantes fue escasa. La mayoría de los entrevistados afirmó ser simpatizante del Frente Sandinista, partido de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que participó en estas votaciones sin competencia, después que inhibió a los partidos políticos de oposición y apresó a los líderes políticos.

Siga viendo:

Ir Arriba