Ortega destierra a uno de los científicos más prominente de Nicaragua: el biólogo molecular Jorge Huete

El vicepresidente de la clausurada Academia de Ciencias de Nicaragua fue uno de los científicos que impulsó estudios independientes sobre la viabilidad del fallido Canal Interoceánico de Ortega y Wang Jing. Huete ha generado aportes sustanciales a la investigación científica, hasta establecer un centro de biología molecular que permitió incluso el análisis de ADN en el país


Uno de los científicos más prominentes de Nicaragua, el biólogo molecular Jorge Huete, fue desterrado por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo este martes 27 de septiembre, cuando regresaba de un viaje de trabajo desde Córdoba, Argentina. La decisión en contra del también vicerrector de la Universidad Centroamericana (UCA) representa otro zarpazo más contra esa casa de estudios, las voces críticas y una venganza por el papel crucial que Huete jugó en la clausurada Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN) analizando la viabilidad del fallido proyecto del Canal Interoceánico. 

El científico fue notificado por las autoridades de Copa Airlines que no podía abordar el vuelo porque el gobierno sandinista había rechazado su ingreso al territorio nacional. Huete se encontraba en el país sudamericano participando en una actividad académica. Para salir de Argentina tuvo que conseguir un boleto que no incluyera como destino final Nicaragua, confirmó una fuente cercana al entorno del vicerrector de la UCA. Huete es el segundo miembro de esta universidad al que le impiden la entrada al país. El primero fue José Alberto Idiáquez Guevara, exrector de esta alma máter, a quien el gobierno no le renovó su pasaporte en el extranjero.

Huete es doctor en biología molecular y uno de los científicos que impulsó varios estudios sobre la viabilidad del Canal Interoceánico que pretendía construir el régimen sandinista en Nicaragua. Realizó un inventario sobre el ADN de la flora y fauna existente a lo largo de la ruta del paso interoceánico y el impacto que podría generar a la biodiversidad del país la puesta en marcha de la megaobra.

“Creemos que este canal creará un desastre ambiental en Nicaragua y otros lugares. La excavación de cientos de kilómetros de costa a costa destruirá aproximadamente 400 mil hectáreas de bosques tropicales y pantanos. El desarrollo relacionado podría hacer peligrar los ecosistemas circundantes”, escribió Huete en el 2014 en un comentario conjunto con un colega alemán en la revista Nature.

Amaru Ruiz, presidente de Fundación del Río, lamentó el destierro de Huete por el enorme valor que supone para Nicaragua como científico y como vicerrector de la UCA. El ambientalista consideró que la decisión del régimen, más allá del tema del Canal y la crítica que realizó el vicepresidente de la ACN en su momento, tiene que ver con el patrón de destierro, persecución, encarcelamiento y de violaciones a los derechos humanos que ejecuta la dictadura sandinista.

“Aquí ha habido una persecución a las voces científicas y disidentes que han cuestionado el modelo del régimen Ortega-Murillo, tanto de la academia como de miembros de las organizaciones de sociedad civil. Esta es una pérdida para el país, es uno de los científicos más importantes que ha generado aportes sustanciales a la investigación científica hasta establecer un centro de biología molecular que permitió incluso el análisis de ADN”, afirmó Ruiz.

¿Quién es Jorge Huete?

Foto: Cortesía.

Jorge Huete recibió su doctorado en biología molecular a través de un programa conjunto en la Universidad de São Paulo, Brasil, y la Universidad de California en San Francisco, en Estados Unidos. Su desempeño profesional le ha valido para recibir numerosas becas y premios de diversas organizaciones, incluidas la Organización Mundial de la Salud, la Fundación Rockefeller y la Pew Latin American Fellowship, que le otorgó la posibilidad de realizar una investigación posdoctoral en parasitología molecular.

En 1999 el científico fundó el Centro de Biología Molecular de la UCA: el primer laboratorio de investigación y capacitación en biología molecular en Nicaragua. Las áreas de investigación incluyen parasitología molecular, tipificación forense de ADN, pruebas de paternidad, bioprospección de enzimas industriales y biotecnología agrícola.

Uno de sus logros más destacados ocurrió en el 2016 cuando fue elegido presidente de la Comunidad Científica del Caribe (CCC) para el período 2016-2019, durante la octava asamblea general, realizada en El Salvador. Es el primer nicaragüense en alcanzar este puesto.

“Este nombramiento es muy importante para nosotros tomando en cuenta que la ACN es una de las academias más jóvenes. Esperamos promover el trabajo en conjunto enfocándonos en las prioridades de la región”, comentó Huete durante el acto de elección.

Mónica López, abogada ambientalista, expresó que las organizaciones que integran el Grupo Cocibolca, recibieron con gran preocupación e indignación la decisión del régimen de impedirle a Jorge Huete el derecho, como ciudadano nicaragüense, de entrar al país.

“Nos genera alarma. Desde la Academia de Ciencias de Nicaragua, Huete tuvo una posición no sólo digna, sino científicamente responsable cuando a través de diferentes foros y publicaciones y eventos internacionales, logró documentar todos los impactos adversos que tendría la realización de un canal por Nicaragua y eso le valió la mirada perversa del régimen que ahora que ha desatado su terrorismo de Estado, criminalizando a quienes hacen ciencia y un ejercicio responsable de su profesión”, dijo López.

Las presiones a la UCA

UCA
Fachada de la UCA. Foto: Archivo de Divergentes.

El régimen orteguista mantiene una constante persecución en contra de la Universidad Centroamericana desde 2018. El destierro de Huete y de Idiáquez son las últimas formas de presión de la dictadura sandinista.

Antes, en marzo de 2022, el gobierno Ortega-Murillo aprobó una reforma a la Ley 89, Ley de Autonomía de las Instituciones de Educación Superior, con la que apartaron a la UCA del CNU y de los fondos que recibía del seis por ciento constitucional.

En el 2022 solamente le otorgó un millón de córdobas (menos de 30 mil dólares), cuando en 2018 su presupuesto fue de más de 251 millones de córdobas. Todo esto ha provocado que la universidad haga recortes presupuestarios que afectan principalmente a alumnos de escasos recursos que no tienen cómo costear sus estudios.

“Al final pierde Nicaragua en el sentido de que todos sus recursos humanos o se están yendo de forma voluntaria por la situación del país o el régimen los está simplemente desterrando o sacando al exilio por la situación de violación a sus propios derechos”, reflexionó el presidente de Fundación del Río.

Esta tarde se conoció que el régimen sandinista tampoco permitió el ingreso al país de Anexa Alfred Cunningham, miembro de un mecanismo de expertos sobre derechos de pueblos indígenas de la Organización de Naciones Unidas, quien había viajado a Ginebra en el mes de julio como parte de su primera misión oficial.