Ortega lanza virulenta diatriba contra el Vaticano, Gabriel Boric y la comunidad internacional

El mandatario sandinista utilizó el 43 aniversario de la Policía para lanzar ataques contra obispos nicaragüenses, el Vaticano, Estados Unidos y países de América Latina, a quienes tildó de “perritos falderos del imperio yanqui”. Además arremetió contra el funcionario estadounidense Brian Nichols, a quien llamó “negro” y “cara de bulldog”

Ortega junto a Rosario Murillo y Francisco Díaz durante el acto del 43 aniversario de la Policía. Foto tomada de Presidencia.

Horas después de que se conoció que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ordenó la expulsión de facto de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Nicaragua, Bettina Muscheidt, la noche de este miércoles el mandatario sandinista evitó referirse a esta decisión, y en cambio se dedicó a despotricar contra la Iglesia Católica, los europeos, Estados Unidos y líderes de América Latina que han demandado la liberación de los presos políticos, a quienes tildó de “perros falderos del imperio yanqui”.

Ortega utilizó el acto del 43 aniversario de la Policía para lanzar ataques virulentos contra sacerdotes y obispos, acusándolos de ser los principales orquestadores del supuesto “golpe de Estado”, haciendo alusión a las protestas sociales que fueron brutalmente reprimidas por la institución armada.

“Aquí en el 2018 algunos obispos y sacerdotes, aprovechándose de su investidura, en lugar de asumir una actitud cristiana, asumieron una actitud terrorista”, refirió Ortega sobre el papel que jugó la Iglesia Católica en el diálogo fallido que sostuvo el oficialismo con la oposición.  

Incluso, el mandatario se atrevió a acusar sin pruebas a “algunos” líderes religiosos de supuestamente ordenar asesinarlo en el contexto de convulsas protestas. “Algunos curas, algunos obispos, llamando a la gente a que me metieran plomo… ¡Qué clase de obispos, qué clase de curas!, lo decían tranquilamente, es decir, una banda de asesinos encubierta con la Iglesia Católica”, acusó.

Acto seguido, Ortega se lanzó contra la Iglesia Católica de Roma y catalogó a la institución religiosa de ser una “dictadura perfecta” que elige a sus autoridades sin contar con la voluntad del pueblo. Añadió que “esta secta no tiene moral” para hablar de democracia.

“Con qué autoridad me hablan de democracia, cuántos votos tuvo el obispo de parte de la población para ser nombrado obispo, fue nombrado al dedo desde el Vaticano, de parte de alguien que no ha sido electo por el pueblo, fue electo por un grupo de cardenales, así eligen al Papa, un grupo de cardenales”, manifestó Ortega.

Estas declaraciones tensan por completo las relaciones entre el Vaticano y Managua, luego de conocerse que el pasado 15 de septiembre el Papa Francisco confirmó que “hay diálogo con Nicaragua”, aunque aclaró que eso no quiere decir “que se apruebe o desapruebe todo lo que hace el Gobierno (de Ortega-Murillo”.

“Yo le diría a su santidad, el Papa, con todo respeto, a las autoridades de la Iglesia Católica, yo soy católico, (pero) como católico no me siento representado y no me siento representado por todo lo que conocemos de esa historia terrible, pero también por el hecho que lo oímos hablar de democracia y no practican la democracia”, alegó Ortega.

En defensa, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio Báez, desde su exilio en Estados Unidos calificó de mentiroso y cínico a Ortega por los señalamientos a la Iglesia Católica y a los religiosos nicaragüenses.

“¡Cuánta ignorancia, cuánta mentira y cuánto cinismo! Un dictador dando lecciones de democracia; alguien que ejerce en forma ilegítima el poder, criticando la autoridad que Jesús otorgó a su Iglesia; alguien que es ateo, lamentándose de no sentirse representado por la Iglesia”, escribió en un tuit el obispo.

Tilda de “perritos falderos” a países de América Latina

El presidente de Chile, Gabriel Boric. Foto: EFE.

Minutos después Ortega mencionó a los presos políticos y calificó de “perritos falderos” de los Estados Unidos y la Unión Europea a las naciones que demandan la liberación de estos opositores. Mencionó el caso específico del presidente de Chile, Gabriel Boric, quien demandó ante la Asamblea de Naciones Unidas la excarcelación de los presos en Nicaragua.

“Le diría al otro también que está en Chile, que deje de estar contando chiles, o chistes pues, cuando está montado sobre las bases de una dictadura, de una tiranía, la tiranía pinochetista y está ejerciendo la represión contra los estudiantes y tiene estudiantes presos desde la época del presidente anterior”, refirió Ortega.

Seguidamente, el mandatario sandinista tildó a las Naciones Unidas de haberse convertido en un instrumento del “imperio yanqui e imperio europeo”, y calificó al secretario general de ese organismo, António Guterres, de ser un “pelele” de los Estados Unidos.

“De repente escuchamos otras voces en América Latina repitiendo el mismo discurso, y obviamente quienes llevan la voz son los yanquis, quienes han cometido los mayores crímenes de la humanidad, son cínicos como que ellos no han matado a una mosca…”, despotricó Ortega.

Llama “perro bulldog” a Brian Nichols

Ortega durante el acto del 43 aniversario de la Policía. Foto tomada de Presidencia.

El mandatario sandinista, por último, arremetió contra Brian Nichols, subsecretario de Estado de los Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental y lo llamó “cara de perro bulldog” y exhibió su racismo al referirse despectivamente del funcionario estadounidense.

“Hablando de presos políticos, hay un señor ahí que sale continuamente dando declaraciones, un señor con una cara bastante brava, pareciera un perro bulldog de esos bravos, Brian Nichols, es la cara que está ahí ladrando, lo han puesto a ladrar, ladra contra Cuba, ladra contra Venezuela, ladra contra Nicaragua”, dijo Ortega.

La agresión frontal del dictador contra Nichols se da precisamente por las acciones que el funcionario ha empujado en contra de la administración sandinista. El diplomático ha sido el principal promotor de sanciones y mantiene su demanda por la liberación de los presos políticos.

En una entrevista con la Voz de América, el pasado 23 de septiembre, Nichols advirtió que vendrán más sanciones contra la dictadura Ortega-Murillo, tras las más recientes acciones represivas ejecutadas por el régimen contra los diversos sectores de la sociedad.

“Lo que nosotros queremos ver es un cambio de política, la liberación de los presos políticos, el respeto a los derechos fundamentales de las personas en Nicaragua”, dijo Nichols a la Voz de América. Al ser preguntado por las sanciones, el diplomático no descartó que se den “pronto”.

“A eso lo han puesto al pobre negro, y como que fue bien escogido porque tiene un rostro de perro bulldog, es un perro bulldog ladrando ahí, y pidiendo por los presos políticos de Nicaragua”, declaró Ortega al respecto.