Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Femicidios, la otra pandemia que sufren las mujeres en Nicaragua

Divergentes
Femicidios, la otra pandemia que sufren las mujeres en Nicaragua
/

Realización: Claudia Tijerino
Corrección de texto: Diana Ulloa
Producción: Néstor Arce

TRANSCRIPCIÓN

Néstor Arce | Gracias por escuchar la primera temporada de podcasts de Divergentes. Les saluda Néstor Arce.

Desde 2012, Nicaragua cuenta con la Ley Integral Contra la Violencia Hacia las Mujeres, conocida popularmente como la Ley 779. Su principal objetivo es combatir el femicidio y otros problemas sociales que involucran a niñas y mujeres. Desde su entrada en vigencia, más de 500 mujeres han sido asesinadas en el país… y el conteo está lejos de frenarse. Es decir, que su principal objetivo no se ha cumplido. ¿Por qué? 

La respuesta es compleja, pero para intentar responderla, Claudia Tijerino conversó con defensoras y activistas por los derechos de las mujeres, familiares de las víctimas y sobrevivientes. Un acercamiento a esta terrible realidad que deja no solo víctimas fatales, sino huérfanos, y que convierte a Nicaragua en un país nocivo para las mujeres. 

***

Claudia Tijerino | Mercedes Cárcamo fue asesinada con un arma de fuego por su expareja Róger Salinas, el crimen sucedió el 11 de abril en Ciudad Sandino. Después de cometer el femicidio, el hombre se suicidó de un balazo frente a sus vecinos. Mercedes tenía 37 años. 

El suicidio fue grabado en un video que circuló en redes sociales y puso de manifiesto el horror de la violencia de género en Nicaragua. Su hija menor, que también se llama Mercedes, presenció el femicidio y el intento de asesinato de sus abuelos y un tío. La pareja estuvo junta durante cinco años. Ella había decidido terminar la relación en el 2019, pero Róger continuaba llegando a la casa de los padres de Mercedes, donde vivía con sus cuatro hijas y su hijo. Allison tiene 18 años y es una de las cuatro hijas adolescentes de Mercedes.

Allison | Él siempre venía. Mi mamá me decía yo ya no quiero nada con él hija, ya no, voy a trabajar y voy a ayudarles a ustedes no me vuelvo a ir. Tenían seis meses de estar separados, mi mamá no estaba viviendo con él, no estaban juntos. Pero él quería exigirle a mi mamá estar a la fuerza con ella. Le decía el día que vos me dejes o te encuentre con alguien te mato a vos y a toda tu familia no voy a dejar a nadie como hizo mi hermano.

Claudia Tijerino | El hermano de Róger mató a una familia entera, y él mismo ya tenía antecedentes de violencia intrafamiliar. Su expareja huyó del país por temor a ser asesinada. 

Daniel Ortega | Hay que fortalecer el sistema judicial. Y hay que instalar penas mayores para crímenes de odio, para crímenes mayores como el que se ha cometido contra estas niñas(…) Y los crímenes de odio están siendo sancionados en todas partes ahora y aquí no vamos a ser la excepción (…) ¡Cadena perpetua para los criminales!

Claudia Tijerino | El caso al que se refiere el presidente Daniel Ortega en su discurso del 15 de septiembre, fue el femicidio de dos hermanas, de 10 y 12 años, en la comunidad de Lisawez, Mulukukú, a 240 kilómetros al noreste de Managua, el 12 de septiembre de 2020. El femicida fue capturado al día siguiente. 

Carmen Rodríguez | Entonces por eso yo pido. No como él que decidió quitarle la vida a mis niñas con un machete, pero sí espero que me cumplan con lo que yo deseo. Que de aquí jamás ni nunca se vaya a salir. Que aquí se termine el resto de la vida que el diablo le va a dar, aunque no piense que es Dios quien le está dando la vida porque es el mismo Satanás. 

Claudia Tijerino | Este caso de femicidio fue utilizado como bandera política por Ortega para reformar la Constitución Política de Nicaragua, y establecer cadena perpetua para “crímenes de odio, crueles, degradantes, humillantes e inhumanos”. Aunque el régimen sostiene que la reforma del artículo 137 es para castigar crímenes como los femicidios, lo cierto es que el mismo Ortega dejó entrever que será un instrumento para castigar a opositores políticos. 

El gobierno no tiene credibilidad en cuanto a la protección de las mujeres en casos de violencia de género. Ha sido el mismo Ejecutivo quien debilitó la ley 779 imponiendo a las víctimas la mediación con los agresores, entre otras medidas controvertidas. A pesar de haber recibido la crítica de múltiples sectores del país, el gobierno afirma que cuenta con el respaldo de 3 millones de firmas de la ciudadanía nicaragüense para imponer cadena perpetua. 

***

Claudia Tijerino | Sin embargo, trabajadores del Estado han denunciado que han sido obligados a firmar sin saber el uso de las listas. Asimismo, personas que han asistido a consultas médicas de brigadas de salud las han obligado a firmar para poder obtener a cambio atención médica. ¿Realmente la cadena perpetua ayudaría a disminuir la violencia de género y la violencia e inseguridad ciudadana en el país?

Evelyn Flores es abogada. Forma parte de la red de mujeres contra la violencia, organización que trabaja por la erradicación de la violencia, así como el acceso a la justicia para las mujeres en Nicaragua.

Evelyn Flores | Es una manipulación más. No están cumpliendo con el código de la niñez y la adolescencia, no están cumpliendo con el código de la familia ni con la ley integral contra la violencia 779, no están cumpliendo con la constitución política, no están cumpliendo con ninguna ley, aquí lo que hay es una centralización de los poderes del Estado, hay un irrespeto a la constitución política. Además de eso, el Estado anda protegiendo a ese régimen en vez de hacer lo que debe hacer y es respetar los derechos de la ciudadanía y garantizar el derecho a la vida de sus ciudadanas y ciudadanos. Nosotras estamos en contra… nunca a pesar de los crímenes más atroces, a pesar de los crímenes con alta misoginia, nunca la red de mujeres contra la violencia había pedido cadena perpetua jamás, siempre hemos pedido la pena máxima y siempre hemos pedido que se reconozca la misoginia y que se reconozca todo el femicidio tal y como está tipificado desde el 2012.

Claudia Tijerino| En su discurso del 15 de septiembre, Ortega también hizo referencia a las Comisarías de la Mujer y la Niñez:

Daniel Ortega | Unir más los esfuerzos de las instituciones creadas para la seguridad Ciudadana con la población, con las comisarías de la mujer para buscar la protección de las niñas y los niños de las comarcas de las comunidades, comisarías de la mujer que se están multiplicando por todo el país y que puedan enlazar relación fraterna para defender a las familias.

***

Claudia Tijerino | Carmen Rodríguez Dávila, madre de las niñas asesinadas en Mulukukú, declaró a un medio local que su hija de 12 años ya había sido abusada sexualmente cuando tenía 8 años. Puso la denuncia, pero las autoridades nunca le ayudaron. 

Carmen Rodríguez | Cuando ellos quieren lo apoyan a uno, cuando no, no. Yo varias veces me he ido a quejar (…) Me violaron a esa niña más grande vine a poner la denuncia sólo agarraron los trapos y se pusieron a investigarme a mí, cómo que yo era la de la culpa, les dije que lo espiaran porque ese día se iba a ir y se fue, y es el día y no lo buscan (…) dos veces me la violaron a la pobrecita y mire yo puse denuncia y no me escuchaban y en la cara de ellos se los dije, no es una vez que me he ido a quejar a esa policía, solo por decir que son, pero no lo ayudan de corazón a uno. 

Claudia Tijerino | Evelyn Flores de la red de mujeres contra la violencia explica las contradicciones entre el discurso oficial y la realidad sobre las comisarías de la mujer y la niñez:

Evelyn Flores | Las comisarías no han abierto sólo se han mandado sus mensajes de mentiras y manipulación porque también en el 2019 anduvieron diciendo que habían más policías en las calles para prevenir la violencia, era para atacar a los opositores y para acallar cualquier manifestación y expresión de protestas en las calles. Lo que ha habido es una manipulación y una mentira porque no hay más comisarías abiertas de las que estaban en el 2018: no cuentan con presupuesto, no tienen personal especializado, no atienden a las mujeres más bien las desaniman en sus denuncian muchas veces las desaniman y además de eso no están haciendo lo que tienen que hacer que es una vez recepcionada la denuncia indagar, investigar y pasar esta documentación al Ministerio Público para que el Ministerio Público inicie todo el proceso judicial aquí lo que hemos visto es que hay una alta impunidad un montón de casos que no han sido resueltos, hemos visto la violencia sexual en los cuerpos de las niñas y aunque hablan del Código de la Niñez. Y aunque hablan de un protocolo de la atención de la violencia sexual y aunque hablan del interés superior de la niña no están haciendo nada para sancionar y para mandar a la cárcel a todos estos hombres que violentan, que violan, que acaban con la vida de las mujeres.

***

Claudia Tijerino | Al igual que Carmen, mamá de las niñas asesinadas en Mulukukú, Allison había acompañado a su mamá a poner la denuncia en contra de Róger… pero la Comisaría, que debió haber protegido su vida, le dio la espalda. Así lo recuerda Allison:

Allison | Le dijeron que no porque después los echaban presos y después lo llegaban a sacar nuevamente y que sinceramente a ellas le gusta más estar así porque eran machistas, entonces mi mamá dijo: “no me hicieron caso”, nos venimos para la casa y ella dijo: “me puede mirar que ando en la policía”.

Claudia Tijerino | Martha Flores es parte del equipo de Católicas por el derecho a decidir. Esta organización lleva un registro estadístico de los femicidios y trabajan con las familias de las víctimas.

Martha Flores | De estos casos como el sucedido en Ciudad Sandino son casi todos los casos, todos estos casos de femicidios, este agresor no es que es la primera vez y fue la última vez que terminó con su vida. Estas mujeres, todas las que han pasado por un femicidio, han denunciado todas, han buscado a las autoridades y estas no han sido correspondidas. Cuando ya la mujer llega una comisaría es porque ha mediado, ha vivido sola ese ciclo de violencia cuando ya llega a la comisaría, la comisaría el deber es atenderla y no juzgarla y no decirle “vas a volver a regresar” si para eso esa mujer que está en la comisaría atendiendo tiene que estar consciente de la situación de violencia que vive cada mujer, mientras no exista conciencia de género nunca van a dar una atención a como nosotros exigimos que es una atención especializada y el deber de la comisaría es resguardar la vida, entonces esos casos son muchos.

Claudia Tijerino | Hasta noviembre de 2020, según registros de Católicas por el derecho a decidir, se contabilizan 69 femicidios… una cifra más alta en comparación al 2019, cuando se contabilizaron 63 femicidios en todo el año.

Organizaciones de mujeres afirman que existe un repunte de femicidios en este año. ¿A qué se debe? A varias razones. Evelyn Flores, de la Red de Mujeres Contra la Violencia, considera que la violencia institucional, política y machista ha tenido un auge desde el año 2018, cuando inició la crisis sociopolítica del país. 

Evelyn Flores | Se ha desdibujado quien es la figura que debe preservar la seguridad de los y las ciudadanas y esta figura que es la Policía Nacional se ha vuelto cómplice de muchos de estos comportamientos machistas no hacen nada, no hacen prevención, no hay actuación, no hay sanción, hay hombres machistas que han utilizado el hecho como una forma de intimidación amenaza y represión decirle a mujeres que lo denuncian “ella fue una tranquita o ella es azul y blanco o ella apoya…” entonces prácticamente no tenemos instituciones estatales que respeten las normas jurídicas y lo que antes era una policía que actuaba apegada a derecho y ahora es una policía que actúa para preservar y conservar los intereses del régimen. 

Claudia Tijerino | Defensoras y feministas afirman que las mujeres en Nicaragua están desprotegidas. Este desamparo estatal no es reciente. El Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo han realizado a lo largo de su mandato distintas acciones que han influido en esta desprotección.

Una de ellas fue el cierre de las Comisarías de la Mujer y la Niñez en el año 2016. Por otro lado, la ley 779, ley integral contra la violencia hacia las mujeres, luego de su aprobación en el año 2012, sufrió una reglamentación, una reforma y un instructivo. Todas estas modificaciones cambiaron el objeto de la ley. Y lo peor es que la ley 779 no es respetada en la práctica, según defensoras de los derechos de las mujeres. La red de mujeres contra la violencia recientemente publicó un estudio sobre cuatro sentencias de femicidios. Tres de ellos no fueron calificados como femicidios. Evelyn Flores, de la red de mujeres contra la violencia, explica.

Evelyn Flores | Eso es lo que decimos acceso a la justicia pero a medias y la otra parte es que de esta cinco mujeres que están en estas cuatro sentencias tenían hijos e hijas, y ellas eran jefas de familia mantenían a sus hijos y esa es una de las principales secuelas que tienen los femicidios que dejan a esta niñez y adolescencia sin sus madres.

Claudia Tijerino | En abril de este año, el gobierno de Daniel Ortega puso en libertad a 1700 reos comunes. En mayo liberó a 2815… y en julio fueron puestos en libertad 1605 presos comunes. 

Evelyn Flores | Y lo que hemos visto es un repunte de los indultos, estos hombres indultados son hombres que estaban en la cárcel por femicidio frustrado por violación por incumplimiento de pensión de alimentos por muchas de las violencias y de los delitos que están en la ley 779.

Claudia Tijerino | Martha Flores de Católicas por el derecho a decidir, explica cómo estas liberaciones masivas son un retroceso más en la búsqueda de justicia para las mujeres nicaragüenses:

Martha Flores | Las mujeres no están obteniendo justicia, la familia para obtener justicia le ha costado mucho, pero ¿qué pasa? La lectura está en estos beneficiados. Cuánto le costó a estas familias obtener una sentencia que estos hombres hayan sido sentenciados y que hoy en día una ley los haya beneficiado a ser libres sin haber cumplido la condena, esa es una burla para las mujeres, es una más de que este gobierno está endeudado con las mujeres. 

***

Claudia Tijerino | María Lourdes Suazo tiene 28 años. Es originaria de la comunidad hormiga dudu, del municipio de Waslala. Ella es una de las 100 sobrevivientes de femicidio que se contabilizan hasta la fecha. Hace cinco meses decidió separarse de su pareja, con quien tenía 10 años de convivir y con quien procreó dos hijos: una niña de 10 años y un niño de 7. Actualmente se encuentra en un albergue, con sus dos niños, huyendo de su ex pareja y agresor, Héctor Zamora González, quien está prófugo de la justicia. Ella tiene miedo de regresar a su casa. 

María Lourdes Suazo | Fue el primero de octubre que sucedió ese caso que el papá de mis hijos le volara la mano a mi padrastro, un día antes él llegó amenazarme a la casa que no quería verme en la casa y dijo que le iba a volar la oreja a mi padrastro y como yo solita solo con mis hijos, llamé a la profesora que me mandara los niños porque ese día llegó violento amenazarme a la casa, entonces yo llamé a la profesora que me mandara los niños comenzó a tratarme que no quería verme en la casa, que no me quería ver más, que tenía que dejarle la casa, llamé a mi mamá diciéndole que él me había llegado a tratar entonces dice mi padrastro bueno yo te voy a acompañar porque te puede hacer algo, porque él ya me había dicho que me iba a apear la cabeza y que me iba a quemar (…)Toda mi vida mientras estuve con él, así fue, vivía violencia, me maltrataba económicamente, patrimonial, violencia psicológica, violencia sexual y violencia física  (…) Él se mantenía diciéndome que si yo un día lo denunciaba que si un día yo le echaba preso que no me le capeaba que él siempre me iba a matar. 

Claudia Tijerino | El primero de octubre, por recomendación de su padrastro, ella decidió poner la denuncia en la policía de Waslala. Sin embargo, no recibió la ayuda que esperaba.

María Lourdes Suazo | Yo llegué y cuando yo voy llegando a la policía me llama la niña del celular de Eliceo, mi padrastro y me dice: mamita Héctor (así se llama el papá de ellos) está discutiendo con mi Papito me dice y están tratándose y entonces yo corro, ya falta un poquito para llegar a la policía y yo llego a la policía y no me hacen caso (…) espérate, sentate ahí y luego te atendemos. No, le digo yo, esto yo sé que mi niña está llorando, un delito que él está cometiendo más grave que él me ha dicho. No me dice, tranquila ahí espérame, ahí estuve yo diciéndole y me dijeron: “No hay gasolina para ir a ver el caso hasta tu casa el caso”, eso me dijeron y llegó un hombre de buen corazón y dio los reales para la gasolina y fueron a buscar el combustible, hasta que le roncó fuimos a ver el caso (…) Comenzaron a preguntarme si él era grande, que qué tan largo estaba mi casa y yo le dije: me lo buscan hasta que lo encuentren porque él está cerca, no me dice (…) Y tres días pasó ahí cerquita de mi casa y no quiso la policía irlo a buscar (…) Y la niña le gritaba que no hiciera eso y él no hizo caso, él se descargó toda la furia que llevaba en mi padrastro. 

Claudia Tijerino | Esta no es la primera vez que María Lourdes ha ido a interponer denuncia en contra de su expareja Héctor Zamora por amenazas de muerte. Este año ella lo había denunciado dos veces más antes de este incidente. Pero la policía nunca actuó a su favor. 

Martha Flores | Estamos ante un Estado institucionalmente desprotegidas por eso es que las mujeres dicen denuncié y no me hicieron caso, denuncié y me hicieron mediar porque la mediación es otra, mediar es mediar tu vida, mediar es firmar que este agresor te vuelva agredir hasta cumplir el objetivo, es lo mismo con los femicidios en grado de frustración la mujer ya ha ido a la comisaría a denunciar pero la hacen firmar y luego el agresor como ya le tocaron el ego de hombre, el macho la agrede y desgraciadamente las mujeres van a parar a un hospital y luego el grado de discapacidad con el que queda en estas mujeres.

Claudia Tijerino | Una de las secuelas graves de los femicidios son las hijas e hijos que quedan en orfandad, sin sus madres, o hermanas mayores que deben hacerse cargo de todos sus hermanos pequeños. 

Como el caso de Mercedes en Ciudad Sandino. Ella dejó a cinco hijos adolescentes, quienes ahora están al cuidado de sus abuelos maternos. Los ancianos solo cuentan con una pensión de jubilación para la manutención de la familia. La ley 779 contempla que debe haber una reparación del daño para las familias afectadas. No obstante, en la práctica no se cumple. 

Evelyn Flores | En la misma ley 779 hay una parte que se llama reparación del daño que también lo tenemos en otras leyes, pero aquí no hubo nada de eso inclusive los bienes confiscados de los hombres femicidas pasaron al Estado, en vez de pasar a estos sobrevivientes de la mujer víctima de femicidio entonces vemos que no hay una aplicación correcta de las leyes y no es cierto que se están preocupando por el interés superior de la niña y el niño.

Claudia Tijerino | Tanto en el caso de las hijas de Mercedes como en el caso de María Lourdes, han contado con el apoyo de organizaciones de mujeres. Organizaciones feministas y algunas ONG han estado acompañando el proceso de duelo, recuperación y reinserción social para estos niños, niñas y adolescentes, hijos de víctimas de femicidio. Allison , hija de Mercedes, describe parte de su recuperación con terapias realizadas por la organización Católicas por el derecho a decidir:

Allison Mayorga | Desde que mi mamá falleció nadie ha venido, lo único que han venido terapias de católica de ahí nadie más (…) Me ha ayudado bastante porque antes no podía hablar nada de esto de mi mamá, no podía decir ni una sola palabra. Nos han enseñado que no nos tenemos que quedar calladas de que tenemos que hablar.

Claudia Tijerino | ¿Existe el acceso a la justicia para las mujeres en Nicaragua?

Evelyn Flores | Eso ha hecho que los hombres reciban un mensaje de impunidad y prácticamente lo que hemos visto es un aumento de los femicidios femicidios frustrados de la violencia sexual en los cuerpos de las niñas y adolescentes y de las mujeres de todas las edades, ha habido un repunte de la misoginia de la crueldad y de la manifestación cruel a la hora de acabar con la vida de las mujeres, esto se debe también a que no hay Estado, no hay institucion estatal y los operadores de justicia no actúan apegados a derecho.

***

Néstor Arce | Gracias por escuchar el primer episodio de esta temporada de podcasts. Les invitamos a descubrir más historias en divergentes.com, seguirnos en redes sociales y compartir con amigos y familiares nuestro contenido. Soy Néstor Arce. Nos escuchamos en el siguiente capítulo.

Ir Arriba