Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Periodismo bajo ataque en Nicaragua, represión y resistencia

Divergentes
Divergentes
Periodismo bajo ataque en Nicaragua, represión y resistencia
/

Realización: Luis Eduardo Vega
Corrección de texto: Diana Ulloa
Producción: Néstor Arce

TRANSCRIPCIÓN

Néstor Arce | Bienvenidos al podcast de Divergentes. Soy Néstor Arce.

En Nicaragua, difundir información falsa, tergiversada o no autorizada, se penalizará bajo una controvertida ley, llamada “Ley Especial de Ciberdelitos”. Pero quienes determinan qué es noticia falsa, es el mismo régimen que ha impulsado su aprobación: el de Daniel Ortega y Rosario Murillo, mismo que profesa un odio arraigado contra el periodismo independiente que critica sus violaciones a los derechos humanos y autoritarismo.

Desde la crisis sociopolítica en 2018, la administración de Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, ha implementado una de las etapas más represivas contra la libertad de expresión y el libre ejercicio de la prensa independiente en el país.

Luis Eduardo Vega conversó con periodistas que han dado cobertura de primera mano a los conflictos sociales que ha vivido Nicaragua en los últimos años. 

***

Aníbal Toruño | El 18 de abril ocurre el tema de las primeras manifestaciones, ocurren las primeras protestas de la famosa ley que reforma las retenciones al Seguro Social y comienza una serie de protestas a nivel nacional. Y a mi me sorprende. Y nos volcamos como radio con todos los recursos de las muchachas y muchachos que trabajabamos en la radio y  estábamos 24 horas dando una cobertura total y completa. 

Luis Eduardo Vega | Aníbal Toruño es propietario, periodista y director de Radio Darío. Heredero de la radioemisora que su padre fundó en 1949 en la ciudad de León. 

La noche del viernes 20 de abril de 2018, Radio Darío estaba siendo incendiada por simpatizantes del Frente Sandinista en la ciudad de León, ubicada a 100 kilómetros al noroeste de Managua.

Dos días antes, la ciudadanía de León se organizaba para protestar en contra de las reformas sociales, que el régimen de Ortega-Murillo impulsaba. El equipo de Radio Darío daba cobertura.

***

Luis Eduardo Vega | En la primera semana de abril de 2018, diversos medios de comunicación denunciaron ataques, amenazas, robos y daños a sus instalaciones. Los periodistas fueron asaltados en medio de las coberturas de las protestas masivas e inéditas contra el gobierno sandinista. 

Las señales de los canales 12, 23, Telenorte y Canal 51 fueron interrumpidas en los primeros días de protestas. Lo mismo ocurrió con el canal 100% Noticias, ahora confiscado. Según su director, Miguel Mora, “el operador de cable adujo problemas técnicos”. El canal estuvo seis días sin poder transmitir por televisión abierta y de suscripción. 

Miguel Mora | Oficialmente no se dijo nada. Extraoficialmente se nos pidió en vista del ambiente de marcha y contramarcha, de plantones, contraplantones, no emitiéramos noticias de cobertura, no le dieramos la cobertura debida.

Luis Eduardo Vega | En trece años, Daniel Ortega ha ordenado el cierre y secuestro de al menos veinte medios de comunicación independiente y cuatro noticieros. El régimen continúa atacando la libertad de expresión y prensa, solo que esta vez ha aumentado su espectro de control y pretende ir en contra de los espacios digitales.

“Ley Especial de Ciberdelitos” es el nombre controversial de una ley aprobada recientemente en el parlamento de Nicaragua. Con esta normativa, el régimen busca castigar la propagación de información falsa, tergiversada, o no autorizada. Además, condenará hasta con diez años de cárcel por difusión de contenido malintencionado, según la misma ley. 

Leonor Álvarez | Enmascarar la represión de ley, disfrazar la represión de ley. De ahora en adelante, tendremos que ser más cuidadosos con publicaciones que tal vez pueden ser de interés público, pero por el simple hecho de expresarse o publicar podemos tener hasta 10 años de cárcel. 

Luis Eduardo Vega | Ella es Leonor Álvarez, reconocida periodista del diario LA PRENSA. Trabaja ahí desde 2015. Se ha destacado por su experiencia como reportera de calle y por su cobertura en distintos conflictos sociales y políticos. Durante las protestas de 2018 estuvo presente en diversas protestas, siendo testigo de lo que se vivió en esas fechas.

Leonor está consciente que con esta nueva ley, el Estado de Nicaragua, la Policía Nacional, la Fiscalía, y la empresa reguladora de telecomunicaciones (TELCOR), podrán intervenir en los sistemas informáticos de cualquier empresa, organización, medios de comunicación y personas para revisar su información. Corriendo el riesgo de exponer a las fuentes, en el caso de los periodistas, o perder cualquier archivo o material de trabajo. 

Luis Eduardo Vega | A esta situación, también se suma el mal manejo de la pandemia de la COVID-19. El régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo han ocultado cifras reales. Engañaron a los contagiados, familias y toda la ciudadanía nicaragüense.

Anonymous, un grupo reconocido de hackers internacionales, pudo acceder a la base de datos del Ministerio de Salud, una operación informática que el régimen teme se siga repitiendo. Los datos filtrados por Anonymous mostraron que los casos de coronavirus eran muchos más de los que informaba y reconocía el gobierno de Ortega.

Leonor Álvarez | Este año se filtró un informe del MINSA de la cantidad real de las muertes por la pandemia del COVID-19, eso fue una filtración, y eso es información de interés público lo que estaba ocurriendo con la pandemia del coronavirus, pero según esta ley, es filtraciones de documentos públicos reservados, creo que así dice exactamente uno de los artículos, entonces eso está penalizado, nosotros como Prensa lo publicamos, LA PRENSA lo publicó. Pero creo que con esta ley penaliza esto, y también la publicación de fotografías sin consentimiento, eventos personales. Ellos quieren evitar que se filtren imágenes de ellos, como fue por ejemplo, la fiesta rusa de Laureano Ortega, del hijo menor de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

Luis Eduardo Vega | La Constitución Política de Nicaragua en el Artículo 30 dice lo siguiente: “Los nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio”. Contradictorio a la nueva Ley de Ciberdelitos que el Gobierno de Nicaragua aprobó. Esta nueva ley viola el libre derecho de expresión de los nicaragüenses. Ortega constantemente denomina como “noticias falsas” lo que publican los medios independientes.

Leonor Álvarez | Eso está claro como el agua… aunque ellos quieran decir que nosotros tergiversamos la información, que estamos inventando que es una censura contra los medios. Eso está claro como el agua, doña Rosario Murillo todos los días dice por los medios oficialistas que lo que ocurrió en 2018 fueron actos de vandalismo, y esta ley dice que va criminalizar todos los actos de vandalismo, y actos de odio. Está dirigido a las expresiones de críticas, de protesta, que se promuevan a través de las redes sociales.

Luis Eduardo Vega | Desde que Daniel Ortega llegó al poder en 2007, aprobó polémicas reformas a la Constitución Política, que abonaron a la concentración de poder absoluto sobre las instituciones del Estado. Tras su regreso al poder, el régimen inició, de forma gradual, la adquisición de varios medios de comunicación. Controlando así la información crítica a su gobierno por una que alabe de “buenas obras” todas sus decisiones, para reproducir los discursos oficiales, difundir campañas de desprestigio y para estigmatizar de “enemigos políticos” a quienes difieren de su administración.

Daniel Ortega | Habiendo tanta estabilidad en Nicaragua. Once años de estabilidad, once años de seguridad, once años de crecimiento económico, once años de salud, educación, calles para el pueblo, casas para el pueblo (…) Programas. Con índices de aprobación internacional. Ellos no podían permitir que la revolución se siguiera consolidando.

Luis Eduardo Vega | Este es el tipo de monólogos que el antiguo guerrillero sandinista ofrece en cada discurso, televisado en cadena nacional, para arremeter contra la oposición, a quienes él considera terroristas y golpistas en contra de su régimen. 

En años posteriores, la situación para los medios de comunicación se ha vuelto asfixiante. Entre 2018 y 2019 el régimen de Daniel Ortega consolidó un estado oficial de asedio autoritario, desatando violencia a través de sus fuerzas policiales, paramilitares, civiles simpatizantes a su gobierno, y líderes sandinistas.

Luis Eduardo Vega | Incluyendo la muerte de un periodista, Ángel Gahona, asesinado cuando transmitía en vivo con su celular las protestas en la ciudad de Bluefields, en el Caribe Sur de Nicaragua. Asesinato que sigue en la impunidad.

***

Luis Eduardo Vega | El régimen ha utilizado toda su fuerza para ir en contra de los medios y periodistas: asaltos, confiscaciones de edificios, persecución, presiones fiscales, bloqueo aduanero y amenazas de muerte.

Carlos Fernando Chamorro | Es un robo perpetrado por la Policía Nacional a través de su jefe supremo el dictador Daniel Ortega.

Luis Eduardo Vega | Hablaba Carlos Fernando Chamorro, periodista crítico al régimen y director de Esta Semana. Su sala de redacción fue asaltada y allanada de forma ilegal.

El régimen ha impulsado una serie de procesos judiciales contra periodistas y medios de comunicación. En el último año ha ido en contra de Nicavisión Canal 12 y Canal 10, imponiendo sanciones fiscales de 28 millones y 110 millones de córdobas respectivamente, a los únicos dos medios independientes en televisión abierta. Además, la judicialización penal contra periodistas independientes como Kalúa Salazar de Radio La Costeñísima en Bluefields, y David Quintana del medio digital Boletín Ecológico.

Aníbal Toruño | Cuando Daniel Ortega regresa en el 2007 al poder, él tiene un propósito fatídico para los nicaragüenses, y era controlar la libertad de expresión. La manera de poderlo hacer diferente a los años 80’s, en esos años implementó una ley completa de censura. Había un control sobre los medios de comunicación y quisieron mejorar a través de una censura. En 2007, fue la compra de los medios de comunicación.

Luis Eduardo Vega | El propietario y director de Radio Darío, Aníbal Toruño, es uno de los tantos periodistas que sobrevive bajo asedio estatal, hostigamientos y amenazas por parte de simpatizantes sandinistas y la Policía Nacional de esta ciudad.

Toruño comenta que a lo largo de la trayectoria que tiene la radioemisora, cuya línea editorial es crítica al gobierno, desde los inicios del mandato de Ortega les ha tocado ser objeto de amenazas y represión. Con anterioridad, históricamente la radio sufrió seis atentados, el último ocurrió en 2008. 

***

Néstor Arce | En la ciudad de León, Anibal Toruño y el equipo de Radio Darío se han convertido en los defensores de la libertad de prensa. Además de enfrentarse a los retos de hacer periodismo en un régimen autoritario, en medio de la persecución y la destrucción han encontrado, tantas veces sea posible, la manera de reinventarse para seguir transmitiendo. 

Aníbal Toruño | Para decirte, en verdad fue la primera vez en mi vida que pensé que nos moríamos todos. Pensé que al final había mucha conmoción, se sentían horas buscando una salida. Había silencio, simplemente salimos y vi a casi 300 personas afuera tratando de apagar la radio. Gracias a Dios pudimos salir. Me preocupé porque quería saber si el resto del equipo estaba bien, 2 o 3 personas no sabía dónde estaban. Hasta casi el tercer día supe de ellos. Nunca lo dimensioné, no pensé que querían asesinarme y asesinarnos. 

Luis Eduardo Vega | La desolación se hizo presente en la vida de Aníbal. Al día siguiente, despertó y muchas preguntas inundaron su mente. La radio que sus padres habían fundado con tanto trabajo y compromiso estaba en cenizas. El reto era empezar de cero. Recuperar Radio Darío. 

Aníbal Toruño | Yo creo que Radio Darío se funda precisamente por la pasión, el deseo, por influir y llevar delante una voz. Con más de sesenta años de fundada continúa con esa búsqueda de una nación para todos los nicaragüenses. En ese sueño, y esa esperanza que me dejó mi padre, es que yo vivo de la radio, me encanta la radio.

Luis Eduardo Vega | Radio Darío tuvo que reinventarse, adaptarse al contexto y apoyarse de las nuevas tecnologías para continuar informando. No contaban con un estudio para trasmitir, no tenían un micrófono, ni una mesa. Buscaron una ubicación clandestina, pero solo duraron cuatro días, antes que los simpatizantes de Ortega los ubicaran de nuevo.

Luis Eduardo Vega | Radio Darío funciona en una casa de habitación en un barrio de León. Aquí vivieron los padres de Toruño. Su oficina es la sala de prensa, están cuatro periodistas más trabajando en la habitación que años atrás fue el dormitorio de sus progenitores. Aníbal sonríe orgulloso.

Aníbal Toruño | Entre abril y diciembre nos venimos acá, vino el allanamiento. Fue un golpe psicológico. Además que ponían las sirenas, los equipos, paramilitares y los oficiales. En noviembre de 2018, vino el allanamiento del jefe de la policía Fidel Domínguez, y a los muchachos los golpeó, los insultó, los esposaron, les quitaron computadoras, celulares, y los amenazó diciendo “si el día de mañana vengo acá y esta radio continúa funcionando ustedes y su familia van a pagar las consecuencias de esto. Radio Darío ni Aníbal Toruño no quiero saber nada”. Uno de los muchachos controlistas se metió clandestinamente a las instalaciones y volvió a encender la radio.  Esta fue una de las situaciones más difíciles. Anduvimos clandestinos trabajando desde otros lados. Todo el equipo andaba en diferentes casas, no podíamos venir aquí. Es de esta forma que estábamos haciendo radio con todas las dificultades. 

Luis Eduardo Vega | Informar lo que estaba ocurriendo desde 2018 hasta la actualidad, es un reto. Este medio radial independiente, entre otros, periodistas y comunicadores del país, viven en condiciones de “clandestinidad”. Han cambiado sus estilos de vida, de una persona normal que asiste a su trabajo a caminar con cautela por los lugares públicos. Muchos han salido del país por las mismas condiciones de violencia e inseguridad. Otros viven con miedo.

Aníbal Toruño | Cuando mataron a Pedro Joaquín Chamorro, lo que buscaban con eso es callar, atacaron LA PRENSA para terminar, querían acabar con voces tan importantes como la libertad de expresión. Siempre he creído que la libertad de expresión no se funda en una persona, o en un edificio. Está fundada sobre hombres y mujeres de prensa que deciden seguir haciendo libertad de expresión a pesar de los desafíos que están.
Yo digo que somos frágiles, somos de carne hueso, somos estructuras. Por eso cometen asesinatos, cierran, destruyen y por eso confiscan medios de comunicación. Es un derecho inherente a todos los nicaragüenses, y los ciudadanos van a seguir haciendo libertad de expresión.  Tengo miedo, tengo dudas. La dictadura cree que destruyendo va terminar con la libertad de expresión. La historia nos ha demostrado que las dictaduras hacen esto y terminan desmoronándose, tienen su fin. Nicaragua tendrá su día, no sabemos si será mañana, pero de qué viene, viene. 

***

Néstor Arce | Gracias por escuchar este episodio de esta temporada de podcasts. Les invitamos a descubrir más historias en divergentes.com, seguirnos en redes sociales y compartir con amigos y familiares nuestro contenido. Soy Néstor Arce. Nos escuchamos en el siguiente capítulo.

Ir Arriba