Policía orteguista asalta capilla Niño Jesús de Praga en Sébaco y agrede a feligresía

“Amigos fieles vengan, estoy siendo asediado”, clamó el padre Uriel Vallejos, horas después que Telcor canceló todas las radios católicas de la Diócesis de Matagalpa, dirigida por el obispo crítico Rolando Álvarez. Tropas antimotines llegaron a la capilla Divino Niño Jesús de Praga y profanaron el templo. Se registran “disparos al aire”. Ya reportan los primeros heridos


El sacerdote Uriel Vallejos, párroco de la Parroquia Divina Misericordia de Sébaco, Matagalpa, ha denunciado la tarde de este lunes el asedio por parte de la Policía de la dictadura Ortega-Murillo, cuyos agentes antimotines rompieron los candados de la capilla Divino Niño Jesús de Praga para entrar a la fuerza y confiscar los equipos de la Radio Católica de Sébaco. El asalto se produjo horas después que el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor) canceló todas las radios católicas bajo la tutela de la Diócesis de Matagalpa. 

La Diócesis de Matagalpa, dirigida por el obispo Rolando Álvarez, informó a las siete de la noche de este lunes primero de agosto que los antimotines ya entraron a la capilla y violentaron el segundo portón. Los agentes se encuentran en el patio baldío de la parte interna de la iglesia y se presume que el párroco Vallejos está dentro de la casa cural. “Hermanos, necesitamos ayuda, ya hay heridos”, reportó la página Parroquia Divina Misericordia de Sébaco.

A través de una transmisión en vivo de la Diócesis Media-Canal Católico de Sébaco, se conoció que la Policía “lanzó bombas lacrimógenas y realizó disparos al aire” para dispersar a la feligresía que llegó a respaldar al padre Vallejos. El sacerdote Vallejos es el director de la Radio Católica de Sébaco y del Canal Católico de Sébaco.

“Amigos fieles vengan, estoy siendo asediado; la policía ha violentado los candados de la Capilla para entrar a donde están los equipos para llevárselos. La policía está agrediendo a los fieles que están dentro del colegio”, dijo Vallejos a través de Twitter.

La Diócesis de Matagalpa hizo un llamado al pueblo católico de esa ciudad “a estar orando y atento ante cualquier situación”; y sentenció: “si tocan a uno de nuestros sacerdotes, tocan a toda la Diócesis de Matagalpa”.

La denuncia del sacerdote se dio luego que Telcor notificara del cierre de la Radio Católica de Sébaco — que transmitía en la frecuencia 88.9 FM desde el año 2015—, e intentaron ingresar violentamente a las instalaciones del medio radial. Sin embargo, el padre Vallejos lo impidió.

Las otras emisoras canceladas son: Radio Hermanos, Radio Nuestra Señora de Lourdes, de La Dalia; Radio Nuestra Señora de Fátima, de Rancho Grande; Radio Alliens, de San Dionisio, y Radio Monte Carmelo, de Río Blanco.

Este nuevo episodio represivo se enmarca en la persecución sistemática que la Iglesia Católica sufre en Nicaragua, en especial el obispo Álvarez, quien hace unos meses sufrió hostigamiento policial por varios días. 

El obispo Álvarez, durante una misa realizada en la catedral San Pedro de Matagalpa este lunes, señaló que la actual directora de Telcor, Nahima Díaz, argumentó que el cierre de las radios católicas fue porque desde el 2003 estas no tienen la licencia vigente. Sin embargo, el líder religioso aclaró que el siete de julio de 2016, él sostuvo una reunión con el exdirector de esa institución, Orlando Castillo (q.e.p.d), y le solicitó “que nos pusieran en la ley, según las órdenes vigentes de Telcor y nunca recibimos respuestas como es ya la costumbre del gobierno”.

“De tal manera que, si la señora directora de Telcor me quiere recibir, yo le llevaré, con el recibido y firma de ese mismo día de Telcor, todos los documentos que les presenté… Si ella tiene razón, yo mismo diré ante el pueblo que es correcto que cierren nuestras radios. Pero si no tienen la razón, que tengan la valentía y el coraje de decir que ellos se equivocaron o ellos tienen el propósito de cerrar nuestros medios de comunicación”, dijo el obispo.

En desarrollo…