Xiomara Castro y su gabinete familiar

Xiomara Castro, la primera presidenta en la historia de Honduras, anunció horas antes de su toma de protesta los miembros que integrarían su gabinete, una mayoría marcada por hombres y solamente dos mujeres entre los 16 miembros; pero no solo eso fue objeto de críticas, también el nepotismo presente en los integrantes que ha empañado el inicio de esta nueva era en la historia de Honduras.

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro junto a su esposo y expresidente Manuel Zelaya, luego de juramentar. Foto vía EFE por Bienvenido Velasco.

Horas antes de la toma de protesta, Xiomara Castro publicó en sus redes sociales el listado de los miembros de su gabinete. Muchos se sorprendieron al ver a algunos nombres que pertenecieron al antiguo gabinete del expresidente Manuel Zelaya Rosales, esposo de Castro, pero la mayor sorpresa fueron los nombres de dos familiares de la ahora presidenta que ha provocado críticas por la práctica del nepotismo en este nuevo gobierno. 

Su hijo Héctor Manuel Zelaya, de 40 años, fue nombrado secretario privado. Mientras, su sobrino José Manuel Zelaya Rosales de 33 años encabezará la Secretaría de Defensa. 

La Real Academia Española (RAE) define el nepotismo como la utilización de un cargo público para favorecer a familiares o amigos en la selección de personal, al margen del principio de mérito y capacidad. A nivel jurídico, el nepotismo es la práctica viciosa de gobernantes y políticos influyentes, que subordinan los intereses públicos a los familiares, dando desmedida preferencia a los parientes para los cargos públicos, concesiones y otras prebendas, sin tener en cuenta la idoneidad.

El artículo 250 de la Constitución Política de Honduras, reformado en 1991, establece que “no pueden ser secretarios o subsecretarios de Estado parientes del presidente dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad” y al menos uno de ellos, su hijo, es familiar directo en primer grado.

Héctor Manuel Zelaya nació en Tegucigalpa el seis de agosto de 1981. Cursó estudios en administración de empresas y obtuvo una especialización en Procurement Management en la ADEN Business School. Posee un Máster en Asesoría de Imagen y Consultoría Política de la Universidad Camilo José Cela en Madrid, España, con una especialidad en Gestión de Gobierno y Campañas Electorales.

Durante diez años, formó parte de la junta directiva, como director ejecutivo en la secretaría del consejo de administración de una de las empresas más grandes del país en el sector de comercialización de café. Incluso, está certificado como barista en el Instituto Hondureño del Café (Ihcafe) y también, ha sido conocido como emprendedor en la intermediación de la comercialización de café.

“He acompañado la lucha política desde muy temprana edad, también soy hijo de la militancia política y de la lucha del pueblo hondureño que exige libertad y mejores oportunidades. Después de más de diez años de trayectoria en la empresa privada decidí que era el momento de entrar en la escena política, asumiendo un rol, porque creo firmemente que la política es la única alternativa para hacer transformaciones y cambios en Honduras, luchando por un país más justo, con igualdad de oportunidades para todos y combatir la pobreza con desarrollo”, afirmó en una entrevista a un medio hondureño en noviembre de 2021. 

En las elecciones de 2020 y 2021, obtuvo buenos resultados en las primarias (elecciones internas) en la gestión de la campaña y eso lo convirtió en el gerente de la campaña presidencial para las elecciones generales.

En el caso de su sobrino José Manuel Zelaya Rosales, es abogado y fue el actual secretario de Asuntos Electorales del Partido Libre por un período de cuatro años, también electo bajo elecciones primarias e internas el catorce de marzo de 2021. Es hijo de Carlos Zelaya, hermano del expresidente Manuel Zelaya Rosales.

Según información de la agencia EFE, los salarios que devengarán superan los cuatro mil dólares mensuales. 

Comparan a Xiomara Castro con JOH

Xiomara Castro habla luego del juramento como nueva presidenta de Honduras. Foto vía EFE por Bienvenido Velasco.

A causa del nepotismo, muchos ciudadanos hondureños se manifestaron en las redes sociales y han comenzado a comparar la corrupción del exmandatario Juan Orlando Hernández con el inicio de la gestión de Castro, a quien tachan de nepotismo.

La hermana del expresidente, Hilda Hernández fue juramentada como ministra de Estrategia y Comunicación el mismo día que entró al poder Juan Orlando Hernández en el año 2014. En los medios de comunicación circuló que también el entonces presidente Hernández creó el cargo exclusivamente para ella.

 “El presidente creó ese puesto exclusivamente para ella porque no existía en el engranaje burocrático”, afirmaron. Durante una entrevista a CNN, Hernández aseguró que su hermana aunque trabajara en el ministerio, ella “no maneja presupuesto, no maneja ninguna cartera”, y que por tanto “no es secretaria de Estado”, provocando mucho descontento en la población hondureña. 

Otro ejemplo del nepotismo imperante en el gobierno de Juan Hernández fue el caso de Ivonne Bonilla, ex esposa del exmandatario que se desempeñaba como directora de Asuntos Consulares de la Cancillería, también fue designada como embajadora de Honduras ante la República de Argentina. Asimismo, la hija de Ivonne Bonilla con Juan Hernández, de nombre Ivonne Hernández fue nombrada en la embajada de Honduras en Taiwán. 

Durante el gobierno de Hernández hubo otros escándalos de nepotismo dentro de otras instituciones. Uno de los casos más representativos fue la familia de Luis Colindres, quien fue gerente de la Suplidora Nacional de Productos (Banasupro) y obtuvo un aumento de salario de 36 mil a 90 mil lempiras mensuales (unos 3 mil 600 dólares al cambio oficial). 

José de Jesús Girón Medina, suegro de Luis Colindres, trabajó con él como asesor en Banasupro. Sagrario Almendárez de Colindres, esposa de Luis Colindres padre, era jefa de Contabilidad del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), puesto que era de Luis Colindres (padre), quien se lo heredó a su esposa.

Además se descubrió que Luis Colindres padre, fue auditor del Congreso Nacional y Alex Colindres Almendárez, hermano del entonces gerente de Banasupro trabajó en la Secretaría de Turismo. Igualmente, su hermana Gabriela Colindres Almendárez, tenía un puesto en la Secretaría del Trabajo.

La esposa de Luis Colindres de nombre Niky Girón de Colindres, trabajó en el despacho de la ex primera dama en Casa Presidencial.

Otro caso famoso fue la acusación contra la directora del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (Injupemp), Martha Doblado, luego de contratar a parientes y amigos en diferentes cargos públicos.

A pesar de estos casos, no hay una ley contra el nepotismo en Honduras pero el Código Penal regula algunas irregularidades en cuanto a las contrataciones pero no especifica sobre emplear a parientes de los primeros grados de consanguinidad.

Solo la Constitución de la República menciona en el artículo 263 que “no podrán ser presidentes, gerentes generales y directores generales de instituciones descentralizadas, el cónyuge o la cónyuge, los parientes del Presidente de la República y de los Designados Presidenciales dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad”.

No hay un artículo que prohíba a funcionarios nombrar a sus parientes para cargos públicos lo que deja abierto a que empleados puedan realizarlo. Este tipo de acciones son consideradas como delitos de abuso de autoridad.