Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Así operan ‘las turbas virtuales’ del régimen que «provocan zozobra» desde instituciones públicas

Erick Ríos, coordinador de la red de Comunicadores de la Juventud Sandinista, es el encargado de las "turbas virtuales". En la foto durante una capacitación en el edificio de Correos de Nicaragua, donde operan. Divergentes.

En la noche de este jueves 10 de junio, a través de grupos de Whatsapp, circularon al menos siete videos y afiches en los que aparecían políticos opositores, defensores de derechos humanos, periodistas y excomandantes sandinistas en los que se pedía “cárcel para todos”. Esta es una estrategia orquestada desde las “turbas digitales” que el Frente Sandinista, partido de gobierno, ha instalado en instituciones públicas para crear contenido amenazante y desinformador. 

Según una fuente, a la que accedió este medio, estas estrategias se hacen para anunciar acciones y provocar zozobra en los objetivos de las publicaciones como la del jueves, en la que aparecen la política opositora Tamara Dávila, la defensora de derechos humanos, Vilma Núñez, el periodista Carlos Fernando Chamorro, y exguerrilleros como Dora María Téllez y Hugo Torres, entre otros. 

Uno de los hijos del Jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, encabeza al menos dos perfiles de redes sociales que se dedican a realizar propaganda a Daniel Ortega, mandatario de Nicaragua desde hace 14 años y quien en este año electoral ha mostrado intenciones de mantenerse en el poder por medio de acciones represivas. 

El hijo del General del Ejército se llama Julio Avilés Sánchez y está a cargo de las páginas Molotov Digital y Siempre Más Allá, según una fuente dentro del edificio de Correos de Nicaragua, donde operan estos perfiles de redes sociales. 

DIVERGENTES y Nicaragua Actual llamó a Julio Avilés para preguntarle sobre su trabajo en Correos de Nicaragua. Avilés aceptó la llamada y cuando se le hizo la pregunta colgó la comunicación.

En el caso de Molotov se trata de una página que se dedica a la propaganda política, entrevistas y análisis coyunturales sesgados por la narrativa del Frente Sandinista, partido que lidera Ortega. Mientras que la página Siempre Más Allá tiene un perfil más social: difusión de proyectos, obras y la agenda del partido. 

“Todo lo que se va a publicar pasa por las manos de él (Julio Avilés). Hace las mismas funciones que un director de un medio”, dijo la fuente. Avilés tiene a cargo a un equipo al que asigna cubrir actividades, hacer artes, diseños; producir y publicar videos en redes sociales.

En su perfil de Twitter, Avilés publica propaganda del Frente Sandinista, de su padre, el Jefe del Ejército, y retuitea seguido a su hermano Carlos Avilés, quien también es activo en redes a favor del Frente Sandinista; Erick Ríos y las publicaciones de la página a su cargo Molotov y otras cuentas como @PuebloEjercito, @BotSandinista, @Plomo1979, entre otras. 

La fuente afirma que Avilés fue asignado en esa función por el exdirector del Instituto de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), Orlando Castillo, quien murió el año pasado. Las páginas del hijo del jefe del Ejército forman parte de un conglomerado de perfiles que trabajan exclusivamente en la creación y propagación de contenido favorable al régimen, pero también en desinformación y descrédito para aquellos considerados opositores.

Propaganda como antesala de la represión

La oficina instalada en Correos de Nicaragua destinada a producir propaganda y desinformación en redes sociales. Divergentes.

En las últimas semanas ha quedado demostrado que desde estos medios de propaganda se han anunciado las estrategias que luego ha ejecutado el régimen contra los opositores. Así quedó demostrado en la cacería contra aspirantes a la presidencia y políticos en la última semana que ellos llaman “Operación Danto 21” o “Huaca golpista”. Una de las estrategias es “sembrar la duda” con respecto a un tema, dice la fuente. Por ejemplo, hacen una publicación insinuando que la Policía va a capturar a alguien para medir cómo reaccionan los usuarios o “provocar zozobra” en las personas que son objetivos de estas acciones.

En el programa de radio del miércoles , el operador político del Frente Sandinista, William Grigsby confirmó la existencia de las turbas virtuales. “¡Qué buen trabajo han hecho los chavalos! En esta ofensiva del Danto 21 han estado salvaje, al pie del cañón: apenas sale una decisión todo el mundo ojo al Cristo y al combate ideológico y político en todas las redes sociales, toditas: Tik Tok, Instagram, Facebook, en Twitter, no dejan pasar una”, dijo Grigsby, quien agregó “que son un chavalero, un cipotero que hay en eso y son expertos”. 

Alberto Escorcia, investigador de Tecnopolítica, dijo al medio AJ Plus de México que encontró en Nicaragua unas 60 cuentas que utilizan TweetDeck, una herramienta de Twitter, para imponer narrativas. Esto quiere decir que los partidarios sandinistas utilizan varias cuentas en las que se hacen pasar por otras personas para amplificar mensajes oficiales o imponer narrativas y atacar a los opositores. 

Escorcia dijo que en el caso de los troles de ataques suelen ser células separadas que no usan emblemas pero que se encargan de monitorear a periodistas, activistas y políticos para “atacarlos o exhibir su vida personal”. 

Dirigentes de Troles

Las plataformas de Avilés se encuentran ubicadas en el edificio de Correos de Nicaragua, donde operan otras dos: Barricada Digital y Redvolución. Mientras que en la Alcaldía de Managua tiene su sede Juventud Presidente, dirigido por Joe Vargas. 

De Barricada está encargada Wendy Jarquín, una ficha cercana a Erick Ríos, jefe de la Red de Jóvenes Comunicadores, uno de los brazos de la Juventud Sandinista a las órdenes de Rosario Murillo. Mientras que Redvolución es dirigido por Efrén Narváez. 

Otras personas a cargo son Oduber Guevara, quien antes fue divulgador del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur); Andrea Navarro y Alejandro Rugama, quienes coordinan al equipo de diseñadores gráficos y orientan crear el contenido digital, como por ejemplo infografías o fotos con frases de los discursos de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que inmediatamente después que hablan se difunden en redes sociales.

Erick Ríos es el responsable de controlar y ver las redes sociales sandinistas. Es quien orienta los ataques en redes contra publicaciones en las que se critica al régimen o sus medidas represivas. “Es de mucha confianza de la compañera (Rosario Murillo)”, relató la fuente. Ríos fue coordinador fugaz de la Juventud Sandinista, cuando relevó a Bosco Castillo, quien ahora es Ministro de la Juventud. 

Para encargarse de las redes sociales, Ríos es enviado a capacitarse constantemente al extranjero. Una foto a la que accedió este medio lo muestra dirigiendo una capacitación. En la imagen aparece al frente de una pizarra en la que se miran unas métricas de redes sociales. 

También accedimos a un grupo en Whatsapp en el que dirige las acciones: “a partir de mañana las redes sociales estarán tomadas por una etiqueta cada día. No le daremos espacio a la derecha ni un solo día”, escribió Ríos. En un audio en esta misma red se escucha que dice que mandó un link de Canal 13 y que “vamos conectado en breve”. Después se escucha que le confirman “estamos activos” desde distintos departamentos y municipios, como Madriz, Chinandega, Río San Juan, Juigalpa, Nagarote y Wiwilí. 

Rosario Murillo creó granjas de troles en 2018

Foto filtrada de Fidel Moreno dando por Zoom una charla a los jóvenes que trabajan en el edificio de Correos. Divergentes.

De hecho en 2018, durante el inicio de la crisis sociopolítica de abril, Erick Ríos fue nombrado por la primera dama para coordinar y dirigir “laboratorios” en los “departamentos y municipios” del país, cuya sede principal en ese momento funcionaba en el Instituto de la Juventud (Injuve). 

“Vamos a trabajar con el Compañero Erick Ríos, para que con [email protected] [email protected] de Comunicación sigamos implementando todos los Planes que marquen y multipliquen nuestra presencia activa y protagónica en Redes (sic)”, establece por su parte una circular enviada por Murillo el 20 de abril de 2018. “Crear un canal de comunicación único a través de WhatsApp con los compañeros de comunicación del FSLN a través del número 87201455 a fin de agilizar y operativizar toda nuestra estrategia en Redes Sociales”, agregaba el documento. 

Una investigación de Confidencial en 2019 reveló los correos electrónicos de Murillo, en los que ordena crear las fábricas de troles a partir del 20 de abril de 2018, cuando la crisis política estaba en su punto álgido y las redes sociales se llenaban de denuncias contra el régimen de Ortega y Murillo. “Este es el mundo de hoy, y esta es la comunicación para el mundo de hoy”, advierte Murillo en la circular que presentó a Erick Ríos como el encargado de ejecutar la estrategia en redes sociales. 

Según la investigación, Murillo envió un manual a implementarse en redes “con la técnica goebbeliana (Joseph Goebbels, el propagandista de Adolf Hitler)” que ordena repetir y repetir mensajes claves. “Activarnos toda la militancia sandinista que tienen su cuenta en Facebook, Twitter e Instagram y los que no, crearlas alrededor de nuestro mensaje con las siguientes etiquetas (que son las antes mencionadas)”, precisa el manual de la vicepresidenta.

Las acciones de estas granjas eran posicionar el mensaje, denunciar el “vandalismo de grupos minúsculos”, elaborar memes, crear materiales audiovisuales alrededor de los contenidos brindados por medios sandinistas, diseños con etiquetas, comentar las transmisiones en vivo, denunciar “las noticias falsas”, bloquear y denunciar cuentas con mensajes ofensivos, crear infografías, canvas, audios y videos para WhatsApp, Messenger e Instagram. “Garantizar planes de datos para la cobertura de redes sociales y transmisiones en vivo de nuestras caminatas, festivales y actividades en general”, ordenó Murillo. 

Troles vigilados

Antes de que falleciera Orlando Castillo, exdirector de Telcor, “las granjas de troles” recibían bonos salariales. Ahora los salarios son pagados por la institución pública donde oficialmente están reportados en planilla. Una fuente que trabaja en estos medios de comunicación dijo que le pagaban 20 mil córdobas (570 dólares) mensuales en un medio y otros 12 mil córdobas (342 dólares) mensuales por trabajar en otro medio afín al régimen. 

Sin embargo, no solo existen troles en el edificio de Correos. También hay en el Centro de Convenciones y Eventos (Paebanic), en el Tecnológico Nacional, (Inatec) y el Instituto Nicaragüense de la Juventud (Injuve). En todos estos lugares está prohibido hacer fotografías y se encuentran monitoreados y vigilados por cámaras de seguridad para que no se filtre la información. También tienen intervenidos los celulares de los trabajadores. 

Sin embargo, desde el edificio de Correos se filtró una fotografía del secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, ficha cercana a Rosario Murilo y quien fue sancionado por Estados Unidos por participar en la represión de 2018. A Moreno se le ve en un proyector hablándole a los trabajadores en una reunión por Zoom. 

Los troles del edificio de Correos se llaman “Proyecto Digital”. Son unos 100 trabajadores que cuentan con computadoras, televisores, laptops, cámaras de videos y fotográficas. 

Existen al menos cinco personas dedicadas a monitorear los medios de comunicación nacionales e internacionales, a los periodistas y opositores de Nicaragua. Estas personas trabajan en turnos para cubrir las 24 horas al día y enviar los reportes de las publicaciones directamente a Rosario Murillo. 

“Esa información se la mandan por correo electrónico a la compañera (Rosario Murillo), todo lo que pasa, lo que circula en las redes sociales, ella lo sabe por ese equipo de monitoreo”, dijo la fuente.

Siga leyendo:

Ir Arriba