Bukele admite a dos periodistas cubanos a los que Nicaragua negó el ingreso

El régimen de Daniel Ortega prohibió la entrada al país a los periodistas independientes Héctor Valdez y Esteban Rodríguez, luego de que fueran expulsados por el Gobierno de Díaz-Canel

Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodriquez , miembros del Movimiento San Isidro y periodistas independientes. Foto: Facebook/Héctor Valdés

Los periodistas independientes cubanos Héctor Valdez y Esteban Rodríguez fueron forzados a salir de Cuba debido a amenazas y actos de intimidación por parte del régimen de Miguel Díaz-Canel. Ambos abandonaron la isla el 4 de enero hacia Nicaragua como destino final, pero mientras hacían escala en el Aeropuerto Internacional de San Salvador, el personal de la aerolínea en la que viajaban les comunicó que el Gobierno de Nicaragua no les autorizó la entrada. 

Después de 24 horas de espera en el aeropuerto de El Salvador, sin comida ni descanso, los periodistas lograron salir del aeropuerto acompañados del director de Migración salvadoreño, Ricardo Cucalón, y del procurador de Derechos Humanos, Apolonio Toba. Este último comentó que los periodistas estarán alojados en un hotel costeado por el Gobierno para que puedan tranquilizarse, mientras las autoridades estudian activar la Comisión para la Determinación de la Condición de Persona Refugiada (CODER), para darles algún tipo de protección. “El director de Migración dijo que [los periodistas] tienen instrucciones del presidente Nayib Bukele para brindarles apoyo y ayuda, para que se tranquilicen y se sientan seguros. Luego se estudiará el caso para su regularización”, explicó Toba a la salida del aeropuerto.  

Tanto Valdez como Rodríguez son periodistas críticos del régimen cubano. Rodríguez, quien fue detenido el 30 de abril, había estado preso durante ocho meses por haber participado en la huelga de hambre en abril de 2020 convocada por el movimiento San Isidro, del que es parte, y por su cercanía con Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los líderes de ese colectivo artístico, quien ha encabezado las protestas en contra el oficialismo. 

“Héctor Valdez y Esteban Rodríguez comenzaron a hacer transmisiones en directo en redes sociales y eran contratados por medios independientes para realizar coberturas, tanto a nivel nacional e internacional. Ellos no tenían miedo de ir a determinados lugares adonde la policía te podía detener. Esteban fue uno de los participantes en la huelga de San Isidro en noviembre de 2020. El 30 de abril, cuando van a visitar a Luis Manuel Otero Alcántara, la policía se los intenta llevar, hacen una cadena humana y se los van llevando uno a uno”, dijo a DIVERGENTES Mario Luis Reyes, periodista cubano de la revista El Estornudo. 

Valdez explicó durante la grabación de un vídeo en vivo en Facebook que miembros de seguridad del Estado los llevaron esposados de brazos y pies hacia el aeropuerto internacional José Martí, aproximadamente a la 1:00 a.m del 4 de enero. El vuelo con destino a Managua tenía dos escalas: una en ciudad de Panamá y otra en San Salvador. A esta última llegaron a la 1:00 p.m. del 4 de enero, fue hasta las 9:30 p.m. cuando la aerolínea les comunicó que tenían prohibida la entrada a Nicaragua.

“Nos encontramos varados en el aeropuerto nacional de El Salvador, no podemos entrar a Cuba porque vamos a ser sancionados y procesados. Nicaragua no nos acepta como una dictadura a fin y nos encontramos en un limbo migratorio”, comentó Héctor Valdez en un vídeo live que publicó desde el aeropuerto de El Salvador. Los reporteros dijeron que de quedarse en la isla, a Valdez lo podrían procesar como cómplice por la fuga de Rodríguez, según les comentaron integrantes de la Seguridad del Estado antes de su salida de Cuba. 

Los periodistas recibieron la solidaridad de una delegación de la Asociación de Periodista de El Salvador (APES), cuyos integrantes se movilizaron al Aeropuerto para darle acompañamiento y asesoría. “Cuando hablé por la mañana con ellos sonaban bastante desesperados, porque no habían comido, no habían dormido y por la cuestión traumática de ser expulsados de su país. Lo que nosotros hacemos es dar acompañamiento y facilitar alojamiento y apoyo jurídico. De hecho, les trajimos comida porque no habían comido por 36 horas. Ellos solicitan entrar a Estados Unidos. Si deciden hacer el proceso de asilo en El Salvador, que es la única forma legal que tienen para entrar, les podemos apoyar con el hospedaje”, comentó César Fagoaga, presidente de la APES. 

José Manuel Vivanco, director de Human Rights Watch, se pronunció esta mañana sobre la situación y afirmó que “llamamos a los gobiernos de la región a ofrecer asilo a los periodistas, quienes han sido perseguidos por el régimen y expulsados de Cuba”.  Diferentes organizaciones, como el Comité para la Protección a Periodistas (CPJ), también se han pronunciado ante la situación de los reporteros.

Lea más: