Carlos F. Chamorro vuelve a derrotar la censura Ortega-Murillo: gana el premio Ortega y Gasset

El director de Confidencial gana el premio Ortega y Gasset por trayectoria profesional de forma unánime, en medio de una persecución contra los periodistas críticos al régimen de Daniel Ortega y el tercer ataque directo contra su persona y los medios que dirige. “Espero que este premio contribuya a visibilizar a nivel internacional la crisis de derechos humanos que vivimos en Nicaragua, y la resistencia de la prensa”, dijo Chamorro este martes.

Carlos F. Chamorro y su esposa, Desiré Elizondo, son expulsados a empujones de la redacción original de Confidencial, confiscada en diciembre de 2018. Jorge Torres | EFE.

En plena cacería que el régimen de Daniel Ortega ha desatado contra el periodismo crítico, el periodista nicaragüense Carlos Fernando Chamorro fue anunciado este martes 25 de mayo como el ganador por unanimidad del Premio de Periodismo Ortega y Gasset que otorga el diario El País de España en la categoría Trayectoria Profesional. 

El jurado internacional ha calificado a Chamorro de “emblema de la defensa de la libertad de expresión” y ha destacado su “capacidad para sobreponerse y enfrentarse al régimen represivo que gobierna el país centroamericano. El suyo es un ejercicio de periodismo con mayúsculas, ejercido ante la adversidad y la violencia”.

Chamorro recibe este premio internacional tan solo cinco días después de que la oficina de la revista Confidencial y el programa de televisión Esta Semana, medios que dirige desde hace más de 20 años, fuera asaltada y saqueada por la Policía Nacional sin ninguna orden judicial por segunda vez en menos de tres años. Hasta la fecha tampoco la institución policial ha justificado su actuación del pasado jueves 20 de mayo.

“Nos cerraron por segunda vez, pero no nos callaron. Se robaron todo, pero seguimos demostrando que nunca van a poder confiscar el periodismo”, escribió Chamorro en un editorial publicado este lunes. 

Tercer ataque contra Chamorro

En los últimos 13 años, el régimen de Daniel Ortega ha atacado tres veces a Carlos Fernando Chamorro. El primero de ellos ocurrió el 11 de octubre de 2008, a un mes de que el Frente Sandinista, partido de Ortega, ejecutara el primer gran fraude electoral en las elecciones municipales. Para entonces la Policía y la Fiscalía justificó el ataque por el allanamiento contra el Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco), cuya oficina se encontraba en el mismo edificio de los medios de Chamorro y estaba siendo acusado de lavado de dinero y “triangulación de fondos”, delitos que nunca fueron comprobados. En esa ocasión, no allanaron las redacciones de los medios que dirige Chamorro. 

El segundo ataque inició el 13 de diciembre, cuando la Policía robó todos los equipos de Confidencial y Esta Semana, y de una tercera empresa de consultoría ambiental, propiedad Desirée Elizondo, esposa de Chamorro. El edificio fue tomado por oficiales de las tropas especiales de la Policía durante dos años, y finalmente confiscado el 23 de febrero de 2021, con la inauguración de la Casa Materna Camila López en esas instalaciones. 

La persecución y amenazas contra él y su familia, lo obligaron a exiliarse en enero de 2019 en Costa Rica, país en el que permaneció durante 11 meses hasta que regresó a su país en noviembre de ese mismo año. “A pesar del asalto, la persecución, y el exilio, los periodistas de Confidencial no dejamos de informar un solo día”, dijo Chamorro.

“Portavoz de un mensaje de aliento”

Chamorro escribió en su cuenta de Twitter que se sentía muy honrado por el premio. “Lo recibo como portavoz de un mensaje de aliento al periodismo nicaragüense, por su resistencia en defensa de la libertad, en esta hora de persecución”, agregó. 

En una nota de Confidencial a propósito del premio, Chamorro considera que es un reconocimiento a la resistencia del periodismo de Confidencial y de la prensa nicaragüense, “ante la peor dictadura de nuestra historia, y a nuestro compromiso con la verdad y la libertad”.

“Espero que este premio contribuya a visibilizar a nivel internacional la crisis de derechos humanos que vivimos en Nicaragua, y la resistencia de la prensa en defensa de la libertad de prensa que, como decía mi padre Pedro Joaquín Chamorro, es la primera de todas las libertades”, señaló Chamorro.

Tributo a su “tesonero trabajo”

El director del semanario Confidencial, Carlos Fernando Chamorro, espera respuesta sobre el allanamiento del medio de comunicación en las afuera de la sede central de la policía nacional en diciembre de 2018. EFE | Jorge Torres.

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado dijo que el Premio de Periodismo Ortega y Gasset a Chamorro “es un tributo internacional a su tesonero trabajo de comunicador valiente y veraz, y a la lucha del periodismo nicaragüense por la libertad y el derecho a informar”.

Astrid Valencia, investigadora encargada de Amnistía Internacional para Nicaragua, dijo que con este premio la comunidad internacional ha reconocido el valor del periodista Carlos Fernando Chamorro. “Claramente es un reconocimiento internacional de la integridad y la valentía de Carlos Fernando, pero también del periodismo nicaragüense en su conjunto”.

Carlos Fernando Chamorro se ha destacado por ser periodista de investigación. Ha trabajado como reportero, dirigido documentales y ha ejercido como viceministro de Cultura del Gobierno.Es miembro del Consejo Rector de la Fundación Gabo para el periodismo iberoamericano.

Los Premios Ortega y Gasset, creados en 1984 por EL PAÍS y que llevan el nombre del pensador y periodista español, buscan resaltar la defensa de las libertades, la independencia y el rigor como virtudes esenciales del periodismo y dar reconocimiento a aquellos trabajos que hayan destacado por su calidad.

Cada uno de los galardones está dotado con 15.000 euros y con una obra del artista donostiarra Eduardo Chillida. Pueden optar a estos premios los trabajos escritos o gráficos publicados en español en medios de todo el mundo.

Periodistas que han trabajado con Chamorro han expresado que el premio Ortega y Gasset reconoce a un “maestro del periodismo” incansable, valiente, riguroso y comprometido con la democracia en Nicaragua. 

El primer periodista nicaragüense en ganar este premio, Octavio Enríquez, dijo que este galardón a Chamorro «reconoce la trayectoria de uno de los grandes periodistas de América Latina». Enríquez considera que este reconocimiento confirma «el buen trabajo que se está haciendo en Nicaragua pese a las adversidades que se están enfrentando». 

Siga leyendo: Jornada represiva de la dictadura ensombrece más el clima electoral.