Congreso de EE.UU aprueba Ley Renacer y pasa a manos de Biden para su firma

La normativa fue aprobada con 387 votos a favor y 35 en contra y se da días después que el Senado aprobara una enmienda a la Ley. Ahora solo falta que el presidente Joe Biden la firme y así entre en vigencia. También en las manos del mandatario está valorar la participación de Nicaragua en el acuerdo comercial Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta)


El Congreso de los Estados Unidos aprobó la tarde de este miércoles la Ley Renacer, que establece aplicar mayor presión sobre el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de cara a su perpetuación en el poder este domingo en unas elecciones sin competencia. La normativa fue aprobada con 387 votos a favor y 35 en contra y se da días después que el Senado aprobara una enmienda a la Ley. Ahora solo falta que el presidente Joe Biden la firme y así entre en vigencia. También en las manos del mandatario está valorar la participación de Nicaragua en el acuerdo comercial Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta).

La subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Emily Mendrala, dijo a la Voz de América que inició un proceso de revisión de “los componentes de la ayuda técnica y otros componentes de CAFTA (…) para asegurarnos de que no beneficien al gobierno Ortega-Murillo”, y que la administración Biden se encuentra trabajando con otros socios de la región. “Sabemos que no estamos solos en nuestra perspectiva”, agregó. 

De acuerdo a información del portal web del legislador Bob Menendez, del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, la cámara alta aprobó recientemente una enmiendas al proyecto de Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral, mejor conocida como Ley Renacer, para acelerar su rápida aprobación ante la Cámara de Representantes, que establece un marco de sanciones diplomáticas y económicas específicas, entre ellas, el DR-Cafta.

“La Ley Renacer solidificará (…) nuestra visión absoluta de que Daniel Ortega y Rosario Murillo no tendrán ningún derecho legítimo al poder después de la pseudo-coronación de su dictadura dinástica la próxima semana», dijo el pasado martes el senador demócrata Robert Menéndez.

La propuesta de ley Renacer fue aprobada a inicios de agosto por el Senado, cuenta con el apoyo bipartidista en las dos cámaras del Congreso y se espera que llegue al despacho de Biden antes del domingo, para su promulgación y entrada en vigencia.

Unión Europea también endurecerá sanciones

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, participa en una conferencia con medios en Lima (Perú). EFE/Paolo Aguilar

La Unión Europea abrió la puerta este miércoles a adoptar nuevas sanciones contra Nicaragua tras las elecciones del próximo domingo, que Bruselas considera «falsas», dado que el régimen del presidente Daniel Ortega ha encarcelado a los principales líderes opositores.

«Tenemos en vigor un régimen de sanciones contra Nicaragua y está constantemente en revisión. No excluimos tomar nuevas decisiones», dijo Peter Stano, el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

En su última reunión celebrada en octubre, los ministros de Exteriores de la UE, a petición de España, empezaron a estudiar cuál deberá ser la respuesta europea a los comicios en Nicaragua y pidieron al alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, que preparara una nueva ronda de sanciones.

«Como ya dijo el alto representante, estas elecciones serán falsas, tendrán una falta de credibilidad y legitimidad porque se celebrarán en una atmósfera que no es democrática, no es justa ni es libre», apuntó Stano.

«El señor Ortega hizo todo lo posible para garantizar su victoria, apartando o encarcelando a todos sus oponentes y no hay legitimidad en estas acciones», incidió el portavoz del SEAE.

Incidió en el mensaje al presidente Ortega para que «ponga fin a estos acontecimientos y vuelva a los principios democráticos, los derechos fundamentales y las libertades de los nicaragüenses» y aseguró que tras las elecciones, «los Estados miembros (de la UE) decidirán cómo actuar».

La UE prorrogó el mes pasado hasta octubre de 2022 las sanciones contra Nicaragua que adoptó en 2019 y que en la actualidad incluyen a 14 personas.

Ninguna de ellas puede entrar al territorio comunitario y se les han congelado los bienes y activos que tienen en la UE.

Siga leyendo: