Cuatro nicaragüenses atrapados en la invasión de Putin quieren salir de Ucrania

Rosario Murillo así lo informó, a pesar de que su gobierno apoya la agresión rusa a Ucrania. La también esposa de Ortega no divulgó las identidades de los cuatro nicaragüenses que desean salir de Ucrania. Murillo tampoco brindó detalles sobre la situación de los nicaragüenses en Ucrania, con quienes se comunican a través de la embajada de Nicaragua en Moscú

Refugiados ucranianos llegan a uno de los campos de refugiados creados en el centro de exposiciones MoldExpo, en Chisinau (Moldavia). EFE

Cuatro nicaragüenses que permanecen en Ucrania bajo la invasión de Rusia dijeron estar dispuestos a salir de la zona de guerra, con destino a otros países de Europa, informó este martes una fuente del Gobierno de Nicaragua, cuyo presidente, Daniel Ortega, es un aliado de su homólogo ruso, Vladímir Putin.

“Han sido 47 los nicaragüenses de los que se tiene registro, y todos son residentes en Ucrania con pasaportes ucranianos. Cierta cantidad ya salió del país, cuatro expresaron la intención de salir con destino a otros países en Europa”, indicó la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

La también esposa de Ortega no divulgó las identidades de los cuatro nicaragüenses que desean salir de Ucrania. Murillo tampoco brindó detalles sobre la situación de los nicaragüenses en Ucrania, con quienes se comunican a través de la embajada de Nicaragua en Moscú, según afirmó en la víspera.

“Seguimos nosotros atendiéndolos, pendientes, han dicho que están agradecidos del acompañamiento de la misión de Nicaragua en estos momentos y la posibilidad de mantener comunicación directa entre ellos y nuestra embajada”, resaltó Murillo, quien no dijo cómo son atendidos los nicaragüenses en Ucrania.

El Gobierno de Nicaragua no se ha referido a la guerra en Ucrania desde el 21 de febrero pasado, cuando Ortega brindó un discurso en el que mostró su apoyo a Putin por su reconocimiento unilateral de los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk (Ucrania oriental), incluido el apoyo militar ruso, previo a la invasión.

Ortega fue uno de los primeros presidentes en reconocer la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur. A fines de 2020 Managua había establecido un consulado en Crimea, territorio ucraniano anexado a Rusia en 2014.

Nicaragua tiene relaciones diplomáticas con Rusia desde 1944, pero mantienen una alianza estrecha desde hace cuatro décadas con el primer régimen sandinista (1979-1990), al que facilitó de armamento soviético para las Fuerzas Armadas nicaragüenses, con una interrupción entre 1990 y 2007. 

Piden castigar al régimen

EFE/ Yaimi Ravelo /POOL

Grupos del exilio cubano pidieron este martes en Miami a la comunidad internacional que «replique» a Cuba, Venezuela y Nicaragua las sanciones impuestas a Rusia por invadir Ucrania, por su «complicidad» con el Gobierno de Vladímir Putin en este conflicto.

 «Estamos pidiendo las mismas sanciones que se han aplicado a Rusia a los tres regímenes que son enemigos de la paz hemisférica», dijo a Efe Orlando Gutiérrez, líder del Directorio Democrático Cubano, sobre este pedido al Gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Gutiérrez consideró que estos Gobiernos han situado a sus países en un «grave peligro» al ubicarlos al lado de Rusia en estos momentos de conflicto bélico.

Desde que Rusia lanzó la invasión contra Ucrania, la UE prohibió las transacciones con el Banco Central de Rusia, la exclusión de un listado de bancos del sistema bancario SWIFT y ha cerrado el espacio aéreo a la aviación rusa, entre otras medidas de la comunidad internacional.

Aunque no se aprueben estas sanciones para Venezuela, Nicaragua y Cuba, Gutiérrez consideró que las que se han aprobado ya contra Rusia podrían tener un fuerte impacto en el régimen castrista, porque, explicó, el Gobierno cubano hace uso del sistema bancario ruso.

En su opinión, podría «dificultarse» además la continuidad del acuerdo del Gobierno de Putin con Cuba para extender los pagos de la deuda de la isla en las actuales circunstancias y la necesidad de liquidez de Rusia en plena guerra.

A ello habría que sumarle, agregó, la posible incidencia de una menor llegada de turistas rusos que tradicionalmente visitan el país caribeño después de que las aerolíneas rusas Aeroflot y Azur Air hayan cancelado temporalmente sus vuelos a Cuba a causa de la guerra en Ucrania.

De esta forma, Gutiérrez coincidió con la opinión manifestada al medio Voz de América por el director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental del Gobierno de EE.UU., Juan González, quien dijo que las sanciones «tendrán impacto sobre aquellos países que tienen afiliaciones económicas con Rusia».

A este pedido de «replicar» las sanciones se sumó este martes el presidente de la Comisión internacional Justicia Cuba, el jurista mexicano René Bolio, quien también participó en el anuncio de actividades de solidaridad con Ucrania realizado hoy en la sede de la Brigada de Asalto 2506.

Bolio criticó la «complicidad explícita» de Cuba, Nicaragua y Venezuela con Rusia y consideró que los Gobiernos de estos países deben ser castigados por alinearse con un país que ha cometido, en su opinión, «crímenes de guerra y contra la humanidad» en Ucrania.

Por eso, instó a «homologar» las sanciones que recibió Rusia por parte de la comunidad internacional, incluida la exclusión del sistema bancario SWIFT «para que no puedan transferir sus activos financieros», un «dinero sucio» con el que mantienen, dijo, el «terrible comercio de armas para asesinar a sus propios ciudadanos». «Es necesaria una sanción explícita a la complicidad explícita en una invasión a un pueblo soberano», aseguró Bolio. En este acto se anunció que este jueves se realizará una misa en solidaridad con Ucrania y el domingo se realizará un encuentro de apoyo de la democracia y la libertad en el Memorial Cubano de Miami.

Siga leyendo: