El controvertido Rodrigo Chaves gana la presidencia de Costa Rica con 52%

“Recibo con la más profunda humildad esta decisión sagrada del pueblo costarricense. Para mí este no es un momento para festejar, este resultado para mí no es una medalla ni un trofeo, sino una enorme responsabilidad”, dijo Chaves. Figueres admitió la derrota después de conocerse los resultados oficiales. “Asumo el sagrado compromiso de hacer un gobierno democrático, de diálogo respetuoso de la Constitución, de la ley y los valores costarricenses”


El economista Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático, ganó las elecciones presidenciales de segunda ronda en Costa Rica con un 52,9 % de los votos, con el 89 % de las mesas escrutadas. El primer corte de resultados presentado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) indica que con el 89% de las mesas escrutadas, Chaves obtiene el 52,9% y el expresidente José María Figueres, del Partido Liberación Nacional, tiene el 47,1%.

“Recibo con la más profunda humildad esta decisión sagrada del pueblo costarricense. Para mí este no es un momento para festejar, este resultado para mí no es una medalla ni un trofeo, sino una enorme responsabilidad”, dijo Chaves la noche de este domingo. “Asumo el sagrado compromiso de hacer un gobierno democrático, de diálogo respetuoso de la Constitución, de la ley y los valores costarricenses”.

Rodrigo Chaves se convierte en el presidente número 49 en la historia de Costa Rica y asumirá el poder el próximo 8 de mayo para un periodo de 4 años, en sustitución de Carlos Alvarado, del centroizquierdista Partido Acción Ciudadana. Los datos del TSE añaden que el abstencionismo se ubicó en el 42,8%.

Chaves, economista de profesión, ha propuesto reducir el tamaño del Estado, reducir cargas sociales y trabas a la inversión y emprendimiento, pero su mensaje se ha concentrado en prometer una lucha frontal contra la corrupción de la que culpa a los partidos tradicionales como el Partido Liberación Nacional (PLN), al que pertenece su rival.

El economista fue ministro de Hacienda por seis meses entre 2019 y 2020, y antes de ello desempeñó varios puestos en el Banco Mundial, donde en 2019 recibió una sanción interna tras ser denunciado por acoso sexual por varias compañeras de trabajo.

Chaves, de 60 años, concentró su campaña política en criticar “a los mismos de siempre” y a los partidos tradicionales como el que representa su rival, a los que acusó de corrupción.

También tuvo roces con la prensa a la que acusó de ser parcializada luego de que varios medios publicaran informaciones acerca de las denuncias de acoso sexual y posibles estructuras paralelas en el financiamiento de su campaña.

El economista prometió en la campaña trabajar para que Costa Rica sea el “país más feliz del mundo”, luchar contra la corrupción y gobernar para los sectores más pobres. 

Figueres admite derrota

La baja participación marcó la jornada en Costa Rica. Carlos Herrera | Divergentes

Figueres admitió la derrota después de conocerse los resultados oficiales. “Costa Rica ha votado y el pueblo ha hablado. Nosotros como los demócratas que somos siempre seremos respetuosos de esa decisión”, dijo el candidato perdedor. “Quiero agradecer a todas las personas que a lo largo y ancho del país nos ha acompañado por prácticamente 1 año, en este sueño por construir una Costa Rica con respeto para los derechos de todas las personas y con oportunidades para todas las personas”.

El polémico economista

Carlos Herrera | Divergentes.

Rodrigo Chaves dio la sorpresa el pasado 6 de febrero en la primera ronda al terminar en el segundo lugar para meterse en la segunda vuelta contra el expresidente Figueres.

Chaves, de 60 años de edad, ha propuesto atacar la corrupción de la que culpa a los gobiernos previos, incluidos los del partido rival, y aplicar reformas profundas de Estado por la vía del referendo, cosa que ha sido tildada por sus adversarios como populismo.

Entre las promesas del candidato se encuentran la reducción de trámites para los emprendedores y de cargas sociales, modificaciones a los planes educativos del país, la disminución del tamaño del Estado y apoyo para los sectores costeros, que son los más pobres de país.

El plan de Gobierno de Chaves apuesta por acciones en materia económica para reducir trámites y facilitar la acción empresarial, reducir cargas sociales, exigir resultados a las instituciones públicas, generar empleos y atraer más inversión, y bajar el costo de la canasta básica mediante decretos.

Chaves ha prometido también impulsar un solo sistema de pensiones, aplicar la reforma fiscal aprobada durante el gobierno actual, sanciones más fuertes contra la corrupción y hacer más eficiente el gasto social.

“No le entregue las llaves a los mismos de siempre” ha sido una de las frases más utilizadas por Chaves durante la campaña, con la que ha pedido el voto a la población y que le ha servido para criticar a los partidos de más trayectoria en el país.

Rodrigo Chavez “alérgico” a la prensa

Este candidato también se ha caracterizado por su confrontación constante con la prensa a la que ha señalado de ser parcializada.

Aunque se ha presentado como “un defensor a ultranza de la libertad de prensa” y tiene como portavoz y diputada electa a la reconocida periodista retirada Pilar Cisneros, Chaves ha lanzado contra medios de comunicación epítetos como “canallas”, “mentirosos” y “hazmerreír”.

La molestia de Chaves se centra en reportajes de medios de comunicación sobre un fideicomiso privado que habría financiado gastos de su campaña, lo cual sería ilegal.

La legislación obliga a que el dinero de las campañas se movilicen a través de las cuentas bancarias de los partidos políticos.

La prensa local y también medios de Estados Unidos han informado sobre las denuncias de acoso sexual que fueron interpuestas contra Chaves por funcionarias del Banco Mundial (BM) cuando él se desempeñaba como economista de esa entidad y por las que se aplicaron sanciones internas en 2019.

El candidato ha insistido en que los hechos denunciados nunca ocurrieron y que todo fue un “malentendido” por parte de sus compañeras.

Después de su paso por el Banco Mundial, Chaves fue ministro de Hacienda de Costa Rica entre diciembre de 2019 y mayo de 2020 en el actual Gobierno del presidente Carlos Alvarado.

Chaves trabajó más de 20 años en diversos cargos del Banco Mundial como director sectorial de reducción de la pobreza, reforma del sector público y gestión económica para América Latina y el Caribe; así como director país de Indonesia. (Con información de EFE).

Siga leyendo: