Familias de San José de Cusmapa se toman escuela “Fabretto” para evitar confiscación del régimen

Unas 200 personas permanecen en el interior del centro de estudios, mientras que una cantidad no específica habría sido impedida de ingresar por la presencia de la Policía. La ONG atendía a “más de 40.000 niños en ocho Centros Educativos Fabretto y más de 140 escuelas primarias públicas en comunidades rurales y urbanas desfavorecidas”


Un grupo de padres de familia se tomó de forma pacífica este viernes una escuela rural de la Fundacción Fabretto, ubicada en el norte de Nicaragua en protesta por su cierre, luego de que la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, cancelara a petición del Ejecutivo la personalidad jurídica a la ONG que la rige.

Los manifestantes ingresaron con sus hijos al Centro Educativo Fabretto, en el municipio de San José de Cusmapa, 248 kilómetros al norte de Managua y fronterizo con Honduras, y se niegan a salir, en demanda de que el centro permanezca bajo la propiedad de la fundación Familia Padre Fabretto, cancelada por el Parlamento la semana pasada.

“¡Que viva el padre Fabretto, que viva!, ¡Somos Fabretto!, ¡Cristo reine siempre, siempre, siempre!”, gritaban los padres de familia desde dentro de la escuela, según un vídeo que compartieron en redes sociales desde el interior del centro.

Según versiones periodísticas de la zona, unas 200 personas permanecen en el interior del centro de estudios, mientras que una cantidad no específica habría sido impedida de ingresar por la presencia de la Policía.

La Familia Padre Fabretto es una organización fundada en 1963 para perpetuar la obra que el sacerdote de origen italiano Rafael María Fabretto (1920-1990) hizo por los pobres durante sus años de servicio en Nicaragua.

En el momento de ser cancelada, “Fabretto”, como se le conoce en Nicaragua, atendía a “más de 40.000 niños en ocho Centros Educativos Fabretto y más de 140 escuelas primarias públicas en comunidades rurales y urbanas desfavorecidas”, de acuerdo con la ONG.

El pasado 2 de febrero, “Fabretto” fue sumada a la lista de cerca de un centenar de ONG canceladas en Nicaragua desde las protestas masivas contra el presidente Daniel Ortega en 2018, con el argumento de que no entregan sus estados financieros y carecen de junta directiva.

Entre las ONG clausuradas están seis universidades privadas que fueron absorbidas recientemente por el Estado, cuyas autoridades tomaron posesión de sus recintos ayer jueves. Con su protesta, los padres de familia de San José de Cusmapa se niegan a que “Fabretto” corra la misma suerte que las universidades.

El Centro Educativo Padre Fabretto de San José de Cusmapa beneficiaba a unos 2.500 estudiantes pobres, que además de sus estudios formales contaban con servicios, que no siempre se observan en el sistema de educación estatal, como laboratorio de computación, biblioteca, huerto y centro de estimulación temprana. También incluye seguridad alimentaria y nutrición, educación técnica y vocacional, desarrollo comunitario y formación de padres y maestros, así como cooperativas estudiantiles.

Siga leyendo: