Presidente Giammattei archiva polémica Ley 5272 contra el aborto y las minorías en Guatemala

A tan solo dos días de haber sido aprobada la controversial normativa, el presidente Alejando Giammattei solicitó al Congreso archivar el Decreto 18-2022. En las afueras del Congreso daba lugar el tercer día de protestas debido a la aprobación de la norma considerada inconstitucional y nociva para las mujeres y la comunidad LGBTIQ+

Organizaciones sociales protestan con ataúdes durante un mensaje del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattai, por la declaración como la capital iberoamericana Pro Vida. EFE

El presidente de Guatemala Alejandro Giammattei ordenó la tarde de este jueves archivar la polémica “Ley 5272 para la Protección de la Vida y la Familia”, aprobada por el Congreso este ocho de marzo. En un mensaje presidencial, el mandatario se retractó después de mostrar apoyo a los legisladores, obligado por una intensa jornada de protestas de feministas y la comunidad LGBTIQ+, los principales afectados. 

“En primer lugar quiero aclarar que esta iniciativa no fue enviada por el Ejecutivo y en segundo lugar, no podemos estar de acuerdo a pesar de su coincidencia con que Guatemala haya sido declarada Capital Iberoamericana por la Vida”, dijo. “No podemos unir una cosa con la otra, y explico las razones: el Decreto Ley 18-2022 viola dos convenciones de las que Guatemala es signataria, adolece de deficiencias técnicas en su redacción pero lo más preocupante es que viola la Constitución Política de la República”. 

En la noche del ocho de marzo el Congreso dominado por sectores conservadores y evangélicos había aprobado esta ley que era un golpe duro para los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTIQ+. El nueve de marzo, Guatemala fue declarada como “Capital Provida de Iberoamérica” por un legislativo cristiano, en un acto con la participación de Giammattei, quien defendió la vida “desde su concepción”. Sin embargo, ese día no realizó ninguna crítica sobre la cuestionada Ley. 

La Ley 5272 tiene tres ejes básicos:

  • Las mujeres que aborten recibirán penas más duras.
  • Eliminar la educación integral en sexualidad.
  • Prohibir que personas del mismo sexo puedan unirse o contraer matrimonio.

La iniciativa de la Ley 5272 había sido presentada el 27 de abril de 2017, pero fue hasta 2019 que volvió a salir a luz. Especialistas consideraron en ese momento que esta Ley era una “cortina de humo” por los escándalos que había en torno al expresidente guatemalteco Jimmy Morales. 

El Congreso aseveró que la iniciativa de la ley debía aprobarse “considerando” la “existencia de grupos minoritarios de la sociedad, que proponen corrientes de pensamiento y prácticas incongruentes con la moral cristiana”.

Lluvia de críticas

El presidente Alejandro Giammattei durante el acto que declaró a Ciudad de Guatemala capital “provida”. EFE.

La normativa aprobada “fomentará el odio y la discriminación”, además de que “no protegerá a las familias ni a las vidas” y pondrá “en peligro la vida y los derechos de innumerables personas”, puntualizó este jueves Erika Guevara Rosas, directora de América para Amnistía Internacional, en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la representante de la organización internacional, es “perturbador” que “el Congreso de Guatemala se empeñe en perder tiempo y recursos aprobando leyes que no harán nada más que agravar la multitud de problemas sociales y violaciones de derechos humanos que afligen a tantas personas en el país”.

Por su parte, el diputado de oposición guatemalteco Samuel Pérez Álvarez aseguró el miércoles que las políticas provida impulsadas por el Gobierno de Giammattei tienen como objetivo el “saqueo” de fondos públicos mediante la “corrupción”. Pérez Álvarez, legislador de la agrupación política de oposición Semilla, indicó en declaraciones a Efe que dichas normativas buscan además “radicalizarse” y generar “impunidad” dentro de la clase política guatemalteca.

En opinión de Pérez Álvarez, los diputados que dieron luz verde a la normativa están “haciendo a Guatemala pasar una vergüenza mundial y regional diciendo que defienden la vida y la familia, mientras lo que hicieron fue aprobar una ley para matar y encarcelar mujeres”. (Con información de EFE).

Siga leyendo: