Inicia curso escolar 2022 ante el asecho del Ómicron

Según el Ministerio de Educación, unos 1,8 millones de estudiantes regresaron este lunes a sus escuelas en Nicaragua. Desde hace tres años, las autoridades se han negado a suspender las clases presenciales en medio de la pandemia.

Varios estudiantes asisten al Colegio del Poder ciudadano Carlos Blass Hernandez durante el primer día de clases del año. EFE

Más de 1,8 millones de estudiantes regresaron este lunes a sus escuelas en Nicaragua, la mayoría con sus mascarillas, en el comienzo del año lectivo 2022. Los estudiantes acudieron a sus escuelas con el tradicional uniforme azul y blanco, en honor a los colores de la bandera de Nicaragua, país donde las autoridades se han negado a suspender las clases presenciales en medio de la pandemia de la covid-19.

El uso de mascarillas entre los alumnos, que es obligatorio en la mayoría de los colegios, fue más común en este primer día de clases que en los años previos bajo el contexto de la pandemia. En algunos casos también se pudo observar a estudiantes portando recipientes con alcohol.

Los estudiantes fueron recibidos en las escuelas con actos culturales y los maestros les informaron sobre la prioridad estatal para el presente año en la educación.

Al respecto, el asesor presidencial para temas de Educación, Salvador Vanegas, explicó que los docentes ejecutarán un programa especial para promover la lectura entre los estudiantes, y otro para el «aprendizaje amigable» de las matemáticas.

El Ministerio de Educación informó que antes del inicio del año escolar unos 60.000 maestros fueron dotados con maletines que contenían materiales de educación. Además, un millón de alumnos recibieron los denominados «paquetes escolares», que consisten en mochilas, cuadernos, lápices, entre otros, de acuerdo con las autoridades.

El funcionario agregó que también se distribuyó la llamada «Merienda escolar», que consiste en alimentos enviados a las escuelas públicas para dar de comer a los estudiantes mientras reciben clases. Adicionalmente, unos 1.600 vehículos de transporte escolar pasaron por una revisión mecánica para garantizar que su condición no represente un riesgo para los alumnos.

Este es el tercer año consecutivo de un curso escolar en Nicaragua bajo el contexto de la pandemia de la covid-19. Aunque todas las escuelas estatales de Nicaragua tienen clases presenciales, los colegios privados tienen modalidad combinada entre presencial y en línea. Según datos oficiales, desde que comenzó la pandemia en Nicaragua, en marzo de 2020, la covid-19 ha dejado 220 muertos y 17.624 casos confirmados.

Dichas cifras discrepan con las del Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos independientes que ha detectado 5.970 fallecidos por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, así como 31.392 casos sospechosos, datos que no son admitidos por el Gobierno.

Según el Gobierno de Nicaragua, el 53 % de la población mayor de 2 años ya cuenta con el esquema completo de vacunas contra el coronavirus, no obstante la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que el porcentaje ronda el 45 %.

La población de Nicaragua en edad escolar ha sido vacunada con las fórmulas Abdalá y Soberana 02, elaboradas en Cuba, y que no cuentan con la aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).