Joe Biden: “No es racional” deportar a migrantes de Venezuela, Nicaragua y Cuba

Las declaraciones del presidente de los Estados Unidos llegan un día después de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de ese país informó sobre una “ola migratoria” de personas provenientes de Venezuela, Cuba y Nicaragua, tres regímenes autoritarios que han “obligado” a su población a huir de sus fronteras

El presidente de los Estados Unidos Joe Biden en una conferencia de prensa. Foto: EFE.

El presidente Joe Biden aseguró este martes que “no es racional” deportar a los migrantes que provienen de Venezuela, Cuba y Nicaragua: tres países que enfrentan un cruento autoritarismo en América. La declaración llegó tras la pregunta de una periodista, quien cuestionó al mandatario sobre por qué la frontera estaba más “abrumada” bajo su supervisión.

Biden, que atraviesa la mitad de su mandato en Estados Unidos, respondió que hay tres países que jamás “habían pasado”. “Cada vez más hay menos inmigrantes provenientes de Centroamérica y México. Esta es una circunstancia totalmente diferente. Lo que está bajo mi vigilancia en este momento es Venezuela, Cuba y Nicaragua, y la capacidad de enviarlos (a los migrantes) a esos Estados no es racional”, agregó. 

Asimismo, el líder demócrata añadió: “Estamos trabajando con México y con otros países para ver si podemos parar el flujo (migratorio)”.

Las declaraciones del mandatario llegan un día después de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) actualizó sus cifras este lunes. Las principales nacionalidades que llegan hacia los EE.UU. provienen de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Video cedido por la Casa Blanca a EFE.

Más de 108 mil nicaragüenses han llegado a suelo estadounidense en los últimos ocho meses, según reportó la agencia. Desde enero a agosto, la migración de nicaragüenses ha aumentado un 147%, una cifra histórica que revela un éxodo masivo, provocado por la crisis sociopolítica que enfrenta el país bajo el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. 

“Los regímenes comunistas en Venezuela, Nicaragua y Cuba están impulsando una nueva ola de migración a través del hemisferio occidental, incluido el reciente aumento de los encuentros en la frontera suroeste de los Estados Unidos”, dijo el comisionado del CBP, Chris Magnus. 

“El número de migrantes que entran desde México y el norte de Centroamérica ha disminuido por tercer mes consecutivo, ya que la Administración Biden-Harris trabaja con nuestros socios en la región para abordar las causas profundas de la migración, facilitar la repatriación y sacar a miles de contrabandistas de las calles. Más personas encontradas en la frontera sin una base legal para permanecer serán expulsadas este año que cualquier otro año anterior”, agregó.

Migrantes huyen del autoritarismo en sus países

Migrantes venezolanos cruzan hacia Estados Unidos. Foto de archivo de EFE.

De acuerdo con la información actualizada, los regímenes de Venezuela, Cuba y Nicaragua son los principales en expulsar a personas fuera de sus países, debido a la crisis de derechos humanos que enfrentan. En el caso de Nicaragua, el régimen de Ortega-Murillo elevó la parada en junio de 2021, luego de encarcelar a siete aspirantes de oposición y más de 60 personas, entre ellos opositores, activistas, empresarios y periodistas. 

En la frontera de Honduras se ha reportado un éxodo masivo de nicaragüenses que, llegando a dicho país, inician su ruta hacia los EE.UU., una que está plagada de peligros. La Agencia de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) informó que en el año 2021 se registraron 111 mil 600 nuevas solicitudes de asilo provenientes de nicaragüenses. Es decir, el segundo país entre las naciones cuyos habitantes han realizado mayores solicitudes de asilo en el mundo. Nicaragua solo está por debajo de Afganistán (125 mil 600 solicitudes), país que está en primer lugar y que ha sufrido por más de 40 años conflictos armados, la brutalidad talibán, intervenciones, desastres naturales, pobreza crónica e inseguridad alimentaria.

En julio de 2021, un mes después de la escalada represiva, la migración de nicaragüenses hacia Estados Unidos aumentó en un 67.65% con respecto a junio. La Patrulla Fronteriza estadounidense también reportó que detuvo a 7 mil 462 personas que intentaban cruzar la frontera, confirmando que la represión del régimen impactó en el futuro de las familias. Nicaragua reportaba las tendencias más bajas de migración irregular, en comparación al resto de países centroamericanos, pero a partir de entonces la migración hacia el norte se ha incrementado. 

Algunos migrantes, según ha reportado DIVERGENTES, también huyen de la deteriorada economía nicaragüense. Un informe publicado en el mes de junio por la Unidad de Inteligencia de la revista británica The Economist (EIU, por sus siglas en inglés) expone que el crecimiento económico de Nicaragua se “desacelera notablemente” este año, debido a la crisis sociopolítica que cunde desde 2018. La revista británica explicó que la recuperación de 2021 calculada en un crecimiento del 10.3% y que fue celebrada por el régimen Ortega-Murillo, fue impulsada por las condiciones externas favorables y que ayudaron a la economía a recuperarse a los niveles anteriores a la pandemia del coronavirus.