Captura de Juan Orlando Hernández en Honduras puede ser cuestión de horas

El expresidente hondureño, señalado de narcotráfico, dijo que está dispuesto a entregarse. La Corte Suprema ha convocado para este martes a las 09:30 horas una sesión para nombrar un juez natural para atender la solicitud de extradición hecha por Estados Unidos. Sin embargo, algunos afirman que está en Managua. Una información hasta ahora no corroborada

Agentes policiales rodean hoy la residencia del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, en Tegucigalpa. EFE

La captura del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, hecha el lunes por Estados Unidos con fines de extradición por vínculos con el narcotráfico, podría ser cuestión de horas, tras su declaración de que está “presto y listo para colaborar”.

Los alrededores de la residencia de Hernández en Tegucigalpa continúan bajo un riguroso dispositivo de seguridad desde el lunes en la noche, después de que la Cancillería informara de que Estados Unidos ha solicitado un “formal arresto provisional de un político hondureño con el propósito de extradición” a ese país.

Según uno de los abogados del exmandatario, él se encuentra en su casa, en la exclusiva zona residencial San Ignacio, en el extremo oriental de la capital hondureña.

En un escueto mensaje, Hernández expresó que “no es un momento fácil, a nadie se lo deseo. Pero también el propósito de este mensaje es que la Policía Nacional, a través de mis apoderados, ha recibido ya el mensaje que estoy presto y listo para colaborar y llegar voluntariamente con su acompañamiento en el momento que el juez natural que designe la honorable Corte Suprema de Justicia así lo decida, para poder enfrentar esta situación y defenderme”, dijo.

El Supremo hondureño convocó el lunes al pleno de magistrados para una sesión “urgente” para hoy a las 09.30 horas para tratar como punto único la notificación que recibió de la Cancillería, sobre la petición de Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses anunciaron la semana pasada la cancelación del visado de entrada al país a Hernández por su presunta vinculación con actos significativos de “corrupción y narcotráfico”. El hermano del expresidente, el exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, fue condenado en Estados Unidos en marzo de 2021 a cadena perpetua y 30 años más, por narcotráfico.

La operación para la eventual captura de Hernández en Tegucigalpa la encabeza el ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, quien el 2 de enero regresó al país luego de más de cinco años de exilio.

El alto oficial era el director de la Policía Nacional cuando el 5 de octubre de 2014 fueron capturados en el occidente del país los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle, cabecillas del cartel Valle Valle, acusados por Estados Unidos de introducir drogas a ese país, lo que habría disgustado a Hernández, según versiones extraoficiales.

La banda de los hermanos Valle Valle era el enlace en Honduras del cartel de Sinaloa, de México, según trascendió en el país centroamericano después de su captura. El 17 de mayo de 2016, cuando ya había salido del país, Sabillón dijo que se había ido para garantizar su vida y la de su familia.

Alegría en Tegucigalpa

Ciudadanos celebran hoy la posible extradición a EE.UU. del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, en Tegucigalpa. EFE

Un grupo numeroso de manifestantes se concentraron en las cercanías del domicilio del expresidente Juan Orlando Hernández en Tegucigalpa para expresar su satisfacción ante su presunta extradición a Estados Unidos.

Decenas de hondureños, provistos de mascarillas por la pandemia de covid-19, se comenzaron a concentrar en las cercanías de la casa de Hernández, horas después de que la Cancillería hondureña informara el lunes de que había remitido a la Corte Suprema de Justicia una comunicación oficial de la Embajada de EE.UU.

Algunos de los manifestantes, provistos de aparatos de sonido, hicieron sonar canciones populares alusivas a la extradición de Hernández, quien el 27 de enero pasado concluyó un mandato de ocho años en el poder, que fueron salpicados por múltiples denuncias de presuntos actos de corrupción y narcotráfico, lo que él siempre negó.

“Hoy si te vas Juanchi”, “Te llegó la hora” y “Fuera narcotraficante” son algunas de las consignas que coreaban los manifestantes, bajo una leve lluvia en la capital hondureña.

Las reacciones de júbilo de diversos sectores sobre la eventual captura de Hernández para una posterior extradición también se ha manifestado en las redes sociales. Sobre el caso, el Supremo de Honduras designará este martes a un juez natural para que estudie la solicitud de extradición, supuestamente del expresidente, hecha por Estados Unidos a través de la Cancillería de Tegucigalpa.

Oficialmente, ni la Cancillería hondureña ni el Supremo han informado de que la solicitud de Estados Unidos es contra Juan Orlando Hernández, aunque una cadena hispana de televisión informó desde Estados Unidos de que se trata del exgobernante.

En un comunicado, la Corte Suprema de Justicia anunció la convocatoria “a una sesión del pleno”, que tendrá como “punto único” la designación de un “juez natural” referente “a la solicitud de extradición procedente de la Embajada de los Estados Unidos de América y remitida por la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional”.

La escueta nota del Supremo señala que “se hace la convocatoria por medios digitales y la realización de la sesión a través de la plataforma electrónica que les ha sido indicada”, a los magistrados. La convocatoria ha sido fijada para este martes a las 09:30 horas locales.

Siga leyendo: