La deriva autoritaria de Bukele tiene su primer encontronazo con los salvadoreños

En un calco de Daniel Ortega en Nicaragua, el mandatario de Nuevas Ideas deslegitimó la movilización con calificativos de terroristas, vandalismo e injerencia, al mismo tiempo que acusó a la comunidad internacional de “financiar a la oposición”. Miles de salvadoreños marcharon en San Salvador en pleno bicentenario por diversas decisiones tomadas en poco más de dos años de administración, como la adopción del bitcóin y la deriva “autoritaria” de Nayib Bukele

Miles de personas participan en una jornada de protestas contra el Gobierno del presidente Nayib Bukele. Rodrigo Sura | EFE.

Miles de salvadoreños protestaron este 15 de septiembre en las calles de la capital de El Salvador contra el Gobierno de Nayib Bukele por diversas decisiones tomadas en poco más de dos años de administración, como la adopción del bitcóin y la deriva “autoritaria” del mandatario, según diversos sectores. Los manifestantes, convocados en las redes sociales desde hace varios días, se concentraron en tres puntos diferentes para confluir en la plaza Francisco Morazán, en el Centro Histórico de San Salvador. En un calco de Daniel Ortega en Nicaragua, el mandatario de Nuevas Ideas deslegitimó la movilización con calificativos de vandalismo e injerencia, al mismo tiempo que acusó a la comunidad internacional de “financiar a la oposición”. 

Médicos, jueces, activistas de derechos humanos, veteranos de guerra, estudiantes, feministas y opositores del Ejecutivo de Bukele rechazaron también decisiones de la Asamblea Legislativa, de amplía mayoría oficialista, y la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Protestaron además por la decisión de duplicar el número de efectivos militares y una reforma constitucional, que según analistas, abre la puerta para la existencia de un partido único oficial.

@divergentes_ca

Ciudadanos protestan en El Salvador en contra de la reelección de #Bukele y el #Bitcoin #Marcha15S #Septiembre15 #fypage #parati

♬ original sound – Divergentes

Una reforma de la Asamblea Legislativa para cesar a los jueces y fiscales sexagenarios también fue rechazada, además de un fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema que abre la vía para que Bukele pueda buscar la reelección en 2024 y no en 2034, como establecía una sentencia de 2014.

El mandatario, al que las encuestas dan una alta popularidad y la revista Time colocó entre las 100 celebridades más influyentes, vio este 15 de septiembre la primera manifestación en su contra que concentró a miles de personas. “Ha llegado el momento en el que todos estamos interesados en defender la democracia, la República, la separación de poderes”, dijo a periodistas el juez y exmagistrado del Supremo Sidney Blanco. Añadió que la marcha también refleja el “cansancio de tantas violaciones a la Constitución que se están cometiendo” y “no es una marcha de respaldo a ningún partido político”, sino “una voz de alarma de la forma en que se está conduciendo el país y el deterioro de las instituciones”.

“Por todos estos acontecimientos

Nelson Bonilla, de 21 años, contó que se vio motivado en participar por “todos estos acontecimientos”, en referencia a la Ley Bitcóin y el cese de jueces. “No se ha respetado la institucionalidad ni el Estado de Derecho, eso es lo que me motiva a estar acá”, sostuvo, y añadió que al país “le hace falta bastante” avanzar en educación y en salud.

La pandemia de la covid-19 obligó desde el 2020 a suspender los actos conmemorativos de la independencia centroamericana de España, que este 2021 cumplió 200 años. Los tradicionales desfiles de bandas musicales se vieron desplazados este miércoles por la protesta, en la que los participantes se ataviaron con banderas del país, camisas con mensajes contra el bitcóin y contra la “dictadura”.

“¡No a la reelección presidencial, no al bitcóin, no a la militarización, no a la dictadura!” y “sin independencia judicial no hay garantías para la defensa de los derechos humanos”, eran los mensajes de algunas de las pancartas portadas por los manifestantes. También se pudo leer: “Mamá, me fui a defender mi patria. Si no regreso, me fui con ella” y “Basta de abusos contra la prensa”.

Los sectores que protestaron han criticado al presidente Bukele —principalmente desde las redes sociales— por supuestamente minar la separación de los órganos de Estado, atacar la transparencia en el manejo de recursos estatales y atacar a la prensa, entre otras denuncias. Los cohetes, el humo de colores y la música de tambores pusieron la nota de color en la protesta, que tuvo una amplía participación femenina y que fue pacífica.

Denuncian “infiltrados

Supuestos infiltrados destruyen un kiosko de cajeros de la aplicación Chivo, recientemente instalados para canjear bitcóis por dólares, EFE | Rodrigo Sura.

Reportes de la prensa local dieron cuenta de la quema de una motocicleta por sujetos encapuchados antes de que comenzara la manifestación. Miembros de las organizaciones civiles intentaron expulsar a estas personas de la marcha. Cerca del punto de concentración, una de las cabinas instaladas para cajeros y asesoría sobre bitcóin fue dañada por dos mujeres enmascaradas, según logró constatar Efe, y posteriormente quemada cuando la marcha había pasado y la concentración comenzaba a disolverse. A esos encapuchados se les señaló como infiltrados para causar violencia y desnaturalizar la marcha pacífica. 

A pesar de que eran miles las personas que protestaron, no se observó custodia policial o militar en el recorrido. En la víspera, Amnistía Internacional pidió al mandatario salvadoreño y a la Policía Nacional Civil (PNC) no “reprimir” la manifestación.

De acuerdo con la última encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (Iudop), el presidente recibió en agosto una nota de 7,64 en una escala de cero a 10. Esta nota es menor que el 8,37 de diciembre de 2020 y el 7,8 de noviembre de 2019. 

Bukele acusa a la comunidad internacional

Bukele acusó a “países amigos” de la comunidad internacional de financiar a la oposición, sin presentar pruebas, y manifestó que no permitirá “injerencia de ningún tipo”. El mandatario, sin mencionar a ningún país en específico, lanzó esta acusación en una cadena nacional de radio y televisión pregrabada, de acuerdo con publicaciones de medios locales, a propósito del bicentenario de la independencia de Centroamérica.

“Lamentablemente son protegidos por algunos amigos de la comunidad internacional, digo algunos porque no son todos” y “lo triste es que están financiando a una oposición perversa”, dijo Bukele ante los embajadores acreditados en el país y acusó a los manifestantes de “vandalizar propiedad privada”.

Bukele negó que en el país exista una “dictadura”, dado que se permitió la protesta porque “no hemos utilizado aún una tan sola lata de gas lacrimógeno de las que muchos de sus Gobiernos usan a diario”. “Aquí no hay una dictadura, sino una democracia que se expresó en las urnas no una, sino dos veces”, dijo en referencia a las elecciones de 2019 y 2021.

El mandatario defendió la decisión de la Asamblea Legislativa de cesar a los jueces sexagenarios para supuestamente depurar el sistema judicial, aunque la medida aprobada recientemente no establece medidas para combatir prácticas corruptas. Cuestionó a la comunidad internacional por defender “a jueces corruptos”, “terroristas” y “personas que vandalizan”.

Esta es la primera vez que públicamente se refiere a su críticos como “terroristas”, aunque en discursos anteriores ha hecho referencia a ellos como “enemigos internos”.

“A muchos de ustedes les gusta lo que estoy diciendo, a muchos no. Pero esta es una independencia real y al que no le guste, pues tendrá que aguantarlo, porque El Salvador no va a regresar a ser colonia, protectorado, ni va a seguir las órdenes de ningún poder extranjero”, añadió. Agregó: “Vamos a tener nuestras puertas abiertas de par en par para todos los extranjeros que quieran venir y trabajar y contribuir, pero no vamos a permitir injerencia de ningún tipo”.

Siga leyendo: