La oposición se reorganiza en el exilio: “dejamos las diferencias a un lado”

Los grupos que adversan al régimen Ortega-Murillo prometen que han dejado de lado sus diferencias y forman una unidad que mostrará su “fuerza” de cara a la conmemoración del cuarto aniversario de la masacre de abril. “Sin esta unidad, el tiempo para que la dictadura salga se puede alargar”, afirman


La fragmentada oposición nicaragüense en el exilio ha decidido reorganizarse para lanzar lo que han llamado una estrategia conjunta contra el régimen de Daniel Ortega. Los opositores –algunos de ellos mantenían posturas irreconciliables– afirman que han decidido dejar sus diferencias de lado y unirse con el fin de “alistarnos para cuando haya un cambio de rumbo” en Nicaragua. 

“Sabemos que desde el exilio no vamos a provocar una salida del régimen, que tendrá que arrodillarse por implosión interna o por presión internacional. Lo que estamos haciendo es alistarnos para cuando Ortega decida ese cambio de rumbo por diferentes presiones”, asegura Luciano García, de Hagamos Democracia, una organización que debido a la represión de Ortega se estableció en Costa Rica y ha creado un mecanismo de concertación que reúne a más de 20 organizaciones exiliadas. 

“Se ha llegado a la conclusión de que para poder salir de la dictadura el trabajo de unidad es una gran necesidad”, afirma por su parte Haydée Castillo, defensora de derechos humanos que desde su exilio –en 2018– ha coordinado estrategias cívicas en el exterior junto a la diáspora nicaragüense. “Sin esa unidad, el tiempo para que la dictadura salga se puede alargar”, asegura.

@divergentes_ca

Presos políticos en Nicaragua protestan por mejores condiciones y el respeto a sus derechos. #nicaragua #noticias #aprendeentiktok #tiktoknews #ortega

♬ sonido original – Divergentes

Ortega se ha aprovechado de las diferencias entre los grupos opositores para mantener un control férreo de instituciones públicas e imponer su agenda autoritaria. La oposición nicaragüense ha tenido un camino accidentado, con fallidos intentos de unidad. En al menos dos ocasiones se establecieron coaliciones cuyo principal objetivo era albergar a los distintos movimientos surgidos tras el estallido social. La primera de ellas fue la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que se convirtió en un bloque independiente tras la salida de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Luego, en otro intento por unir a los grupos surgió la Coalición Nacional, que también se vio afectada por diferencias internas. El último intento de unión surgió en mayo de 2021, cuando actores de partidos políticos dentro de los grupos de oposición se sentaron a discutir la formación de una alianza con fines electorales, que también fracasó. 

“No son recorridos llanos ni lisos”

La oposición nicaragüense fue desintegrada por la represión Ortega-Murillo. O están presos o exiliados. Archivo | Divergentes.

La socióloga e investigadora Elvira Cuadra explica que los procesos de reestructuración de los actores políticos y sociales que surgieron en el marco de las protestas no son “recorridos llanos ni lisos” y que “están marcados por una gran cantidad de conflictos y de tensiones”. Cuadra explica que estos movimientos son herederos de “los remanentes de la cultura política autoritaria” de Nicaragua, que se han enfrentado a nuevos actores “con vocación democrática” que surgieron a partir de la crisis política que sufre el país.

“El tema es que en Nicaragua teníamos un modelo de gobernabilidad cerrado, donde las decisiones más importantes del país las tomaban cúpulas o élites económicas y políticas y no había espacio de participación o toma de decisiones que le permitieran a estos actores incluir sus demandas y propuestas”, afirma Cuadra.

Los opositores consultados afirman que preparan una “reorganización” de cara al cuarto aniversario de las protestas de abril. “El mejor homenaje a las víctimas es darle cohesión a las fuerzas que queremos salir de la dictadura y recuperar la libertad en Nicaragua”, asegura la activista Castillo, aunque no explica qué acciones harán de cara a esa conmemoración, que marca la peor matanza en la historia moderna de Nicaragua. “Hay rearticulación para poder conmemorar el cuarto aniversario de una manera más coordinada. Creo que eso dejará una mayor cohesión de todas las fuerzas opositoras”, reitera Castillo.

Siga leyendo: