Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Lesther y Medardo: Cacería Ortega-Murillo alcanza a universitarios y campesinos

El estudiante universitario Lesther Aleman asiste a la firma de una proclama de la Coalición Nacional para potenciar la lucha contra el gobierno de Daniel Ortega. EFE, archivo | Jorge Torres.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo pasó por encima de su propia Ley de Amnistía al encarcelar por segunda vez a los líderes campesinos Medardo Mairena, Pedro Mena y Freddy Navas, quienes en un primer momento fueron acusados de “terrorismo” y luego liberados bajo una norma cuyo fin era dejar en la impunidad los crímenes cometidos durante las protestas de abril. Este lunes fueron nuevamente detenidos por la Policía Nacional, y acusados de esos mismos delitos. La acción ha sido denunciada como arbitraria por expertos en derecho, quienes sostienen que no puede haber doble sanción por un mismo hecho ni ser juzgado dos veces por un mismo delito.

En el comunicado difundido por la Policía del régimen, se cita el mismo caso que en 2018 se usó para judicializar a los líderes campesinos. Los integrantes del movimiento fueron señalados de asesinar a cuatro policías de Morito y de lesionar a 12 personas. En el mismo comunicado, se tilda a Lesther Alemán y a Max Jerez de ser “cabecillas de tomas y destrucción” de centros universitarios estatales. Estos argumentos fueron utilizados hace tres años para encarcelar a universitarios y manifestantes.

En una nueva noche de cacería del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la Policía Nacional también capturó a los jóvenes Lesther Alemán y Max Jerez, integrantes de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN).

“Nos confirmaron que a Max lo trasladaron a la Dirección de Auxilio Judicial, eran aproximadamente dos patrullas y dos carros de civil, y entraron como cuatro oficiales y como tres de civil a la casa”, aseguró Dolly Mora, integrante de AUN. 

Minutos después de la detención, los jóvenes de AUN compartieron un video que Max Jerez dejó grabado en caso de que fuera detenido: “No caigamos en la desesperanza, en la inmovilización, continuemos juntos para derrotar a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Juntos recobraremos la libertad”.

El líder campesino Freddy Navas también grabó un video en caso de que fuera detenido por la Policía Nacional. “Les digo a ustedes mis hermanos nicaragüenses no dejemos de luchar, continuemos en esta lucha, no las podemos dejar en manos de unos pocos. Nicaragua es de unos pocos”, aseguró. “Si ustedes están viendo estos videos es porque ya me llevaron, porque estoy preso”. Es la segunda vez que Navas es encarcelado, anteriormente pasó dos meses y medio en una celda de aislamiento en las antiguas cárceles de Auxilio Judicial, mejor conocidas como El Chipote.

Mairena, precandidato opositor y líder campesino, también enfrentó un juicio político en 2018. Su sentencia fue de 216 años de cárcel. Mientras que Lesther Alemán enfrentó al dictador Daniel Ortega en el primer Diálogo Nacional llevado a cabo en mayo de 2018. Alemán pidió al mandatario que se rindiera, y diera la orden del cese a la represión. Debido a las amenazas en su contra, tuvo que exiliarse. Regresó al país en 2019 para trabajar en el proceso electoral de la Alianza Cívica y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).

Las noches de cacería de la dictadura

Retrato del líder campesino Medardo Miarena. Miguel Andrés | Divergentes.

De las 21 personas detenidas actualmente en las cárceles en las últimas semanas, nueve han sido secuestradas en horas de la noche o de la madrugada. Las casas de cuatro personas, como Humberto Belli, Carlos Fernando Chamorro, Gerardo Baltodano Cantarero y Víctor Hugo Tinoco (también detenido en la noche), han sido allanadas mientras ellos no se encontraban. Es decir, son 12 asaltos nocturnos, que las mismas víctimas han calificado como “noches largas de terror”. 

Tras el arresto de precandidatos presidenciales, activistas, empresarios y exmilitantes sandinistas, el régimen de Daniel Ortega y Rosario ejecutó a finales de junio una cacería contra periodistas. La Policía Nacional confirmó el arresto de Miguel Mendoza, un comentarista deportivo derivado a opinador político tras las protestas sociales de abril de 2018. El Ministerio Público lo acusa de faltar a la Ley 1055, Ley de Defensa a los Derechos del Pueblo, por “aplaudir sanciones y realizar actos que menoscaben la soberanía” de Nicaragua.

Horas antes, la Policía Nacional ejecutó un allanamiento a la casa de Carlos Fernando Chamorro, periodista y director de Confidencial y Esta Semana, medios que el 20 de mayo fueron allanados por los oficiales, quienes los relacionan con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), organización que ha sido perseguida por el régimen de Ortega y Murillo por supuestos actos de corrupción, al igual que a su exdirectora, Cristiana Chamorro, que permanece en arresto domiciliar e incomunicada en su vivienda. 

También fue detenida bajo arresto domiciliar la exdiputada María Fernanda Flores, esposa del expresidente Arnoldo Alemán, bajo la Ley 1055, una de las últimas armas jurídicas del régimen. Esta norma ha sido cuestionada por juristas y activistas nicaragüenses, quienes la tachan de un discurso ideológico que utiliza las mismas palabras empleadas por Murillo en sus monólogos diarios. El texto, de tan solo dos artículos y una página, tacha de traidores a la patria a todas aquellas personas que inciten actos de injerencia extranjera.

Ir Arriba