Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Ley RENACER paso a paso: su aplicación puede estar lista antes de noviembre

el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó por unanimidad la Ley Renacer, ahora debe ser revisada y discutida por la Cámara de Representantes. EFE

Cada vez que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo castigan o echan presos a sus opositores, la iniciativa de Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral (RENACER, por sus siglas en inglés) se acerca un poco más a convertirse en regla, según analistas y políticos consultados. 

Después de que este martes 22 de junio el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos aprobó por unanimidad la Ley RENACER, ahora debe ser revisada y discutida por la Cámara de Representantes. El último paso es la firma del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que sus medidas entren en vigencia. Tal como avanza todo hasta ahora es probable que se haga ley antes de noviembre de este año, cuando están previstas a realizarse las elecciones presidenciales en Nicaragua, un proceso aún incierto y sin garantías de transparencia y competitividad. 

La Ley RENACER se traduce en nuevas sanciones contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo y su círculo más cercano. También revisa el Tratado de Libre Comercio entre los dos países, que puede traducirse en pérdidas de más de mil millones de dólares para Nicaragua, según han calculado economistas.  

“Todo dependerá de la voluntad política en ambas cámaras. Si hay suficiente visibilidad a nivel internacional, y hay lobby en Estados Unidos para que la ley se mueva, se podría aprobar tan rápido como una semana, o, en caso contrario, tan lento como varios años”, dijo el politólogo Claudio Hernández. Por ahora hay apoyo de ambos partidos (Demócrata y Republicano). Sin embargo, hay que considerar que otros congresistas y senadores tienen sus propias prioridades legislativas.

El senador Marco Rubio, Miembro de Alto Nivel del Subcomité del Hemisferio Occidental, dijo que además de las sanciones contra funcionarios de Ortega, la ley realizará una investigación completa sobre el dinero que las fuerzas armadas (Ejército de Nicaragua y Policía Nacional) han invertido en Estados Unidos. «Ahora que el Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó mi proyecto de ley, trabajaremos para que sea aprobado en el pleno del Senado lo antes posible», dijo Rubio.

Estos son los puntos que están incluidos en RENACER:

  • Amplía la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y reafirma la exención legal existente para proyectos humanitarios.
  • Alinea la diplomacia estadounidense y las sanciones específicas para promover elecciones democráticas.
  • Pide al poder ejecutivo que revise la participación continua de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica (CAFTA).
  • Requiere coordinación de sanciones con Canadá y la Unión Europea.
  • Agrega a Nicaragua a la lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visa relacionadas con la corrupción.
  • Requiere informes clasificados sobre la corrupción perpetrada por el gobierno y la familia del presidente Ortega, así como las actividades del gobierno ruso en Nicaragua.
  • Requiere informar sobre las ventas militares rusas a Nicaragua y una revisión de posibles sanciones bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (CAATSA).
  • Requiere reportar sobre abusos de derechos humanos cometidos por fuerzas de seguridad nicaragüenses en comunidades rurales e indígenas.

“Es un mensaje alto y claro”

 RENACER realizará una investigación completa sobre el dinero que las fuerzas armadas (Ejército de Nicaragua y Policía Nacional) han invertido en Estados Unidos. Jorge Torres | EFE.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores, Bob Menéndez, dijo que los recientes ataques de Ortega contra la oposición nicaragüense le ha quitado los «restos de legitimidad que tenía ante la comunidad internacional». Menéndez dijo que esta aprobación «es un mensaje alto y claro: habrá consecuencias para quienes intenten robarle al pueblo nicaragüense la oportunidad de ejercer su derecho democrático más fundamental a elecciones libres y justas».

El senador Dick Durbin dijo que se deben utilizar todos los recursos para “la liberación de todos los presos políticos, incluidos los candidatos de la oposición, y ayudar a resolver la crisis política de Nicaragua con unas elecciones democráticas creíbles”.

El proyecto de ley también “continúa con el apoyo de Estados Unidos a los medios de comunicación independientes y la libertad de información en Nicaragua”.

Puntos fuertes de RENACER

El senador Bob Menéndez (izquierda) es el principal impulsor de RENACER. Michael Reynolds | EFE.

Por ahora, una versión igual de la ley será presentada al Comité de Relaciones Exteriores del Congreso para la discusión. Si no hay modificaciones en ninguna de las dos cámaras, entonces se enviará al presidente Biden para su firma. Si hay modificaciones, usualmente hay un comité de ambas cámaras que trabajan en su conjunto para reconciliar y aprobar los cambios; y finalmente regresa al presidente de Estados Unidos para que la firme.

Si el régimen de Ortega no hace los cambios debidos, es muy probable que Estados Unidos se encamine a hacer válida esta ley lo antes posible. Una nueva pieza de esta RENACER es la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos mediante Sanciones (CAATSA), la cual le da libertad al gobierno de Estados Unidos de poner las sanciones que considere pertinentes contra el gobierno de un país que considere violador de derechos humanos. Lo otro fuerte de la RENACER es la revisión de la participación de Nicaragua en el CAFTA, porque no necesariamente los excluirá de forma inmediata, sino que Estados Unidos podría usar esto como un mecanismo de negociación para que Ortega acepte una elección democrática. 

Para el politólogo Claudio Hernández, lo que diferencia a la Ley RENACER de las otras leyes o sanciones aprobadas contra el régimen de Ortega, es que “está orientada a reforzar esos mismos mecanismos de presión de los que dispone Estados Unidos, y trabajar en conjunto con otras potencias para generar mayor presión, incluyendo el retirar los beneficios fiscales que Nicaragua tiene con el CAFTA, de la misma manera que en Europa ya se habla de considerar sacar al país del Acuerdo de Asociación”.

Siga leyendo:

Ir Arriba