“Nunca vamos a dejar que un país no tenga financiamiento”: BCIE promete más recursos a Ortega

Daniel Ortega y Rosario Murillo recibieron al presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica, Dante Mossi, quien llegó a Managua a inaugurar un edificio. Mossi prometió más préstamos, sin importar que el banco se ha vuelto uno de los principales financistas de un régimen acusado de violar derechos humanos

Daniel Ortega y Rosario Murillo sostienen una reunión con el presidente del BCIE, Dante Mossi, durante su visita a Managua. Foto tomada de Presidencia.

Daniel Ortega recibió este martes al titular del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el hondureño Dante Mossi, en el marco de una visita en la que inaugurarán las nuevas oficinas de ese banco en Managua. Al mismo tiempo, el banco ofreció más recursos al régimen señalado de cometer crímenes de lesa humanidad. 

Durante el encuentro, el mandatario nicaragüense destacó que el BCIE “es fruto del compromiso de integración centroamericana” y el aporte de “países de más allá de la región” que hacen “causa común” con “los pueblos centroamericanos en la lucha contra la pobreza y situaciones de emergencia, como la pandemia” de la covid-19.

Ortega subrayó que el BCIE ha garantizado “recursos para traer vacunas” contra la covid-19 “a nuestros países”, lo que ha permitido tener mayor acceso a las dosis. También ha acompañado “una cantidad de programas de salud, destacando la construcción de hospitales” en Nicaragua, continuó.

El BCIE es “un banco para la vida, un banco para la paz, que tanto demanda nuestro pueblo y que tanto demanda la humanidad”, añadió el mandatario. 

Mossi se encuentra de visita en Nicaragua para inaugurar el nuevo edificio del BCIE, ubicado en una zona exclusiva de Managua.

“Una delegación permanente (del BCIE) en nuestro país es una señal clara de cómo cada día más nos acercamos y nos integramos los pueblos centroamericanos en la lucha contra la pobreza y la lucha por la paz” señaló Ortega, que estuvo acompañado de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Más recursos

El titular del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el hondureño Dante Mossi. EFE | Archivo.

Por su lado, Mossi dijo en el encuentro, transmitido por medios oficiales, que “nunca vamos a dejar que un país no tenga financiamiento”.

A finales de noviembre pasado, una veintena de organizaciones opositoras nicaragüenses pidieron al BCIE “condicionar cualquier desembolso al régimen” del presidente Ortega, quien fue reelegido en unos cuestionados comicios el pasado 7 de noviembre, “al respeto de los derechos humanos”, y “a la liberación de todas las personas presas políticas”.

También, “al cese inmediato de toda represión en contra de los medios de comunicación y la ciudadanía, y al cumplimiento de las resoluciones de la OEA, que establecen condiciones mínimas para la celebración de elecciones libres y democráticas”.

Los opositores pidieron a 13 de los 15 países socios del BCIE, exceptuando Nicaragua y Cuba, “reevaluar el riesgo reputacional y financiero que significa continuar otorgando financiamiento a un gobierno ilegítimo” y “no participar en la inauguración del nuevo edificio del BCIE en Managua”, que estaba previsto a realizarse el 15 de diciembre pasado y fue pospuesto para esta semana.

El edificio fue construido en una zona exclusiva de la capital nicaragüense a un costo de 16,5 millones de dólares, según datos del BCIE. El BCIE ha aprobado cerca de 3.000 millones de dólares a Nicaragua desde 2015, más de un tercio de los cuales recibieron el visto bueno en medio de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018 y que ha dejado cientos de muertos y detenidos, así como miles de exiliados, de acuerdo con los opositores. Los países socios del BCIE son Argentina, Belice, Cuba, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, España, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y Taiwán.

Siga leyendo: