Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Qué pasó con la celebración del Repliegue Táctico a Masaya?

Julio de 2019. Esa fue la última vez que Daniel Ortega y Rosario Murillo encabezaron un Repliegue, pero sin entrar a Monimbó. EFE | Archivo.

Trabajadores del Estado consultados por DIVERGENTES dijeron que hasta este dos de julio la orientación es que no habrá actividad del Repliegue Táctico, cuya fecha original es el 27 de junio. Hay que aclarar que en los 14 años que lleva en el poder Daniel Ortega, desde 2007, no se ha celebrado en la fecha que corresponde. La actividad se ha realizado entre el 21 de junio (en 2014) y el 13 de julio (2018), la fecha más distante del día original, por el contexto de la crisis política que estalló en abril de ese año. Tampoco hay orientaciones claras sobre la celebración del 42 aniversario de la revolución sandinista en un contexto represivo que ha aislado nacional e internacionalmente al régimen. 

A finales de abril de 2018, cuando Nicaragua era un polvorín de protestas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, un video en el que aparecía Fernando Gaitán, un lugareño de Masaya, se volvió viral por su alta carga de humor y rebeldía: 

—En junio, en el repliegue de Managua a Masaya, no te queremos ver ni en pintura, ni en ni verga, ni a vos (Daniel Ortega) ni a la Chayo (Rosario Murillo)—gritó Gaitán, mejor conocido como Comandante Caperucita—por una camisa roja que llevaba como una capucha ese día—, unas palabras que se volvieron proféticas: Daniel Ortega no ha vuelto a llegar a Monimbó, en Masaya, donde culminaba la celebración guerrillera histórica, para dar su discurso de todos los años. 

En los 14 años que lleva como mandatario Daniel Ortega la actividad del Repliegue Táctico se ha realizado en viernes o sábados. Es decir, de celebrarse este año, puede ser convocada para el próximo 9 o 10 de julio. Dentro de dos semanas se realizarán las actividades del 42 aniversario de la insurrección sandinista, que inician el sábado 17 y finalizan el lunes 19 de julio. Sin embargo, los trabajadores del Estado tampoco han recibido orientaciones de celebración para esos días. 

El pasado domingo 27 de junio, día oficial del repliegue, se realizó una carrera que inició en el puente El Edén, en Managua, y finalizó en Monimbó, Masaya. Foto cortesía presidencia.

El pasado domingo 27 de junio, día oficial del repliegue, se realizó una carrera que inició en el puente El Edén, en Managua, y finalizó en Monimbó, Masaya, pero que se realiza desde hace 24 años, “en saludo al histórico repliegue táctico”. Sin embargo, esta actividad siempre se ha realizado en paralelo a la celebración que consistía en un caminata desde Managua hasta Masaya, donde culminaba con un discurso del caudillo sandinista bien entrada la noche y hasta en la madrugada en la plaza de Monimbó. El mismo Ortega hacía todo el recorrido a pie hasta el año 2011, cuando empezó a hacerlo en su Mercedes Benz.

La metamorfosis del repliegue

El Repliegue Táctico fue una maniobra guerrillera ejecutada el 27 de junio de 1979, cuando más de seis mil guerrilleros se trasladaron a pie, en silencio y clandestinos, desde Managua hasta Masaya. La táctica consistió en confundir a la guardia somocista del dictador Anastasio Somoza Debayle, de que los rebeldes habían sido vencidos. En realidad, ahí se agruparon fracciones sandinistas que llamaron a la “ofensiva final” en la que se convocó a una huelga general que fue uno de los detonantes para derrocar al dictador el 19 de julio de 1979. 

Desde entonces, esta acción se conmemora todos los años. Hasta 2017, miles de simpatizantes sandinistas y un centenar de policías y miembros de su aparato de seguridad se trasladaban desde Managua hasta Masaya. Era de las pocas actividades que hacían que Daniel Ortega saliera de Managua. Al final del recorrido, el caudillo daba un discurso a sus seguidores en la plaza que lleva el nombre de Pedro Joaquín Chamorro, el periodista mártir asesinado en 1978 y padre de dos de los presos políticos capturados en el último mes: Cristiana y Pedro Joaquín; y Carlos Fernando, quien se encuentra en el exilio debido a la persecución de Ortega y Murillo. 

Durante la crisis política que inició en 2018 y pide la salida del poder de la pareja Ortega Murillo, el barrio Monimbó se convirtió en uno de los bastiones rebeldes más fuertes. Masaya fue tomada por manifestantes y fue declarada “territorio libre”. Fueron asesinadas casi 30 personas en esos meses y su demostración de rebeldía provocó que el barrio indígena fuera llamado “El Corazón de Nicaragua”.

En 2019, Ortega dio por iniciado el «repliegue», una de las fiestas más importantes de los sandinistas, en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril de 2018. EFE | Archivo.

En 2018, después de limpiar a punta de balazos las barricadas en Masaya, Ortega y Murillo convocaron a una caravana de vehículos para el 13 de julio. Los simpatizantes se quedaron en las afueras de la ciudad, mientras Ortega y Murillo entraron fuertemente custodiados a la estación de Policía de Masaya. Como la oposición había convocado a un paro nacional, durante el recorrido que Ortega hizo por las calles de Masaya solo algunos fanáticos sandinistas salieron a saludarlo. El resto de personas les cerraron las puertas de sus casas. Por primera vez, Ortega no hizo su discurso en la plaza de Monimbó, sino rodeado de policías y paramilitares encapuchados. 

Al año siguiente, en 2019, Ortega y Murillo realizaron su recorrido en un bus Mercedes Benz, que utilizaban desde 2014 para ir al repliegue. Nuevamente fue convocada una caravana vehicular el sábado 6 de julio, cuyo recorrido terminó en un campo deportivo en la periferia de la ciudad. La pareja no volvió a llegar a Monimbó. Días antes de esta festividad, hubo varios arrestos de opositores y ciudadanos en Masaya, como parte de los operativos de seguridad por el traslado del caudillo sandinista. 

El año pasado estuvo marcado por la pandemia. El partido sandinista canceló la celebración y ordenó la realización de un concierto virtual de una hora y veinte minutos que fue transmitido desde el Teatro Nacional Rubén Darío el tres de julio. Pese a que previeron 20 mil espectadores conectados, la transmisión no llegó ni a 6 mil. Lo más llamativo es que Ortega y Murillo no estuvieron presentes en la actividad ni hubo discurso del caudillo sandinista. De no realizarse este año el repliegue, sería el cuarto año consecutivo en que Ortega no pisa Monimbó.

Siga leyendo:

Ir Arriba