Reanudan juicio contra Cristiana Chamorro

El juicio, que comenzó el jueves pasado y fue suspendido el fin de semana, continúa este lunes a puerta cerrada en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, donde funciona una celda conocida como El Chipote, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que da seguimiento al caso


El juicio a la opositora Cristiana Chamorro Barrios, que intentó desafiar al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en las controvertidas elecciones pasadas, se reanudó este lunes, acusada por lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida, gestión abusiva y falsedad ideológica.

El juicio, que comenzó el jueves pasado y fue suspendido el fin de semana, continúa este lunes a puerta cerrada en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, donde funciona una celda conocida como El Chipote, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), que da seguimiento al caso.

«Tercera sesión de tortura judicial contra exdirectivos y extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Ya los testigos, en segunda sesión, han demostrado que no hay evidencias de la comisión de ningún delito. Todos ellos tienen que ser liberados. Son inocentes. Son juicios nulos», señaló el Cenidh, en una declaración.

Según ese organismo humanitario, las autoridades se han ensañado contra la periodista, a quien la han esposado y han forzado a vestir uniforme de convicta en las tres sesiones del juicio, que dirige el juez Luden Martín Quiroz.

Chamorro, periodista de profesión de 68 años de edad, se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 2 de junio de 2021. Es hija del asesinado héroe nicaragüense Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997).

La Fiscalía acusó a Chamorro en su calidad de presidenta de la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro con base en una denuncia del Ministerio de Gobernación. Junto con Chamorro son juzgados el contador general y el administrador financiero de la Fundación, Marcos Fletes y Walter Gómez, respectivamente, así como el conductor personal de Chamorro, Pedro Vásquez, por delitos similares a los de la periodista. También el hermano mayor de Cristiana, el opositor Pedro Joaquín Chamorro Barrios, de 70 años, por supuestos «actos que menoscaban la soberanía nacional gestión abusiva y apropiación y retención indebida».

Según las encuestas, Chamorro era la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales del 7 noviembre pasado, en las que Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

El juicio a la opositora forma parte de una serie de procesos judiciales a una cuarentena de dirigentes opositores y críticos al Gobierno sandinista detenidos previo a las elecciones, acusados en su mayoría por «traición a la patria» o lavado de dinero.

Cristiana Chamorro es la séptima opositora que aspiró a ser candidata a la presidencia de Nicaragua en los comicios pasados en ser juzgada por los delitos de lavado de dinero o «traición a la patria».

Los otros seis son el exembajador de Nicaragua en Estados Unidos Arturo Cruz, el dirigente de la Unidad Nacional Azul y Blanco Félix Maradiaga, el economista Juan Sebastián Chamorro, el periodista Miguel Mora, el líder campesino Medardo Mairena y el abogado y político conservador Noel Vidaurre. Ortega ha tildado a los opositores encarcelados y juzgados de «traidores a la patria», «criminales» e «hijos de perra de los imperialistas yanquis».

Siga leyendo: