Régimen inhibe candidatura de Berenice Quezada

El Ministerio Público oficializó la inhibición al cargo de vicepresidenta de Berenice Quezada dos días después de su inscripción ante el CSE. El partido CxL se declara en «sesión de emergencia y en consulta interna».

La formula presidencial de CxL compuesta por el exjefe de la Contra Nicaragüense Oscar Sobalvarro y la exreina de belleza de Nicaragua Berenice Quezada. EFE

El Ministerio Público informó en una nota de prensa que Berenice Quezada, candidata a la vicepresidencia de Ciudadanos por la Libertad (CxL), cometió «acciones que se encuadran en el tipo penal de provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas» y ejecutará un proceso en su contra pero en libertad. La ex reina de belleza confirmó, minutos después de haberse conocido la investigación, que las autoridades también le notificaron que estaba inhibida para optar a cualquier cargo de elección popular.

La institución controlada por Daniel Ortega y Rosario Murillo inició la investigación contra Quezada a raíz de la denuncia realizada por un grupo de simpatizantes sandinistas en la Procuraduría de los Derechos Humanos. La acusación fue admitida en una «audiencia preliminar», en la cual se solicitó que el proceso sea llevado «en libertad».

El Ministerio Público también hizo «un llamado a la población a mantener un clima de paz y convivencia pacífica, así como de tranquilidad, tolerancia y respeto a las leyes de la República», mismas leyes el régimen incumple al utilizar recursos del Estado para fines partidarios, según ha alertado el observatorio Urnas Abiertas, conformado por distintos sectores de la sociedad civil.

El partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) informó la noche de este miércoles que su candidata a la vicepresidencia de la república, fue puesta bajo arresto domiciliario, al mismo tiempo que el Ministerio Público inhabilitó su postulación para las inciertas elecciones de noviembre próximo. 

“Denunciamos que hoy a las 9:30 p.m. Berenice Quezada candidata a la Vicepresidencia por la Alianza CxL fue notificada en su casa por autoridades judiciales y del Ministerio Público acompañadas por la Policía, que quedaba a partir de ese momento en retención domiciliaria”, denunció CxL. “Está sin acceso a comunicación telefónica, con restricción migratoria e inhibida de postularse a cargos públicos de elección popular y se encuentra actualmente en su casa con custodia policial. Exigimos libertad y respeto a los derechos humanos de Berenice Quezada”.

El arresto domiciliar ocurrió horas después que un grupo de simpatizantes sandinistas, que se identifican como «víctimas y familiares del terrorismo golpista de 2018», solicitaron este martes inhabilitar a la candidata a la vicepresidencia de Nicaragua por la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (ACxL), Berenice Quezada, por supuesta apología del delito e incitación al odio. 

Esa solicitud fue interpuesta ante la gubernamental Procuraduría para de Defensa de los Derechos Humanos (PDDH). Según la denuncia, reportada por medios oficiales, Quezada, Miss Nicaragua 2017, incitó al odio luego de que su alianza inscribiera a sus candidatos a presidente y vicepresidenta, diputados ante la Asamblea Nacional y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). 

«Quezada, al dar declaraciones, incitó al pueblo nicaragüense a promover actos de violencia y terrorismo tal y como sucedió entre abril y junio del 2018», interpretó el portal gubernamental El 19 Digital. 

«Los ciudadanos que sufrieron la violencia acontecida en ese momento triste de la historia solicitaron a la Procuradora de Derechos Humanos, compañera Darling Ríos, a interponer el oficio correspondiente conforme a las leyes penales y Ley Electoral para que Quezada sea inhabilitada como candidata a vicepresidenta», agregó. 

Tras la inhabilitación de Quezada, la agrupación política informó que se encuentra en «sesión de emergencia y en consulta interna» sobre la decisión que tomarán debido a los últimos acontecimientos. CxL anunció que este jueves convocará a una conferencia de prensa en la que definirán su postura al respecto. Todavía se desconoce la estrategia a tomar.

Para un analista político que por motivos de seguridad pidió anonimato, «CxL tendrá que tomar decisiones muy duras, en las que se debería poner sobre la mesa la participación electoral». «Es decir, este es el parámetro que Ortega puso en la campaña. No podés mencionarme abril 18. No podés mencionarme la rebelión. No podés mencionarme las protestas ni los muertos. Y tantito así cualquiera de los candidatos haga eso lo va a inhibir», explicó el experto.

Lo que dijo la aspirante

La exreina de belleza nicaragüense dijo a los periodistas que «en Nicaragua las condiciones (electorales) nunca han estado» y que «las condiciones las pone el pueblo. ¿Y cómo las pone?, saliendo a votar». 

La joven hizo un llamado a los nicaragüenses a votar el 7 de noviembre para demostrar que en Nicaragua «no queremos más dictaduras», en alusión al Gobierno de Daniel Ortega. 


A su juicio, los nicaragüenses se definieron políticamente tras la revuelva popular que estalló en abril de 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social y que luego se convirtieron en una exigencia de renuncia del presidente Ortega, debido a que respondió con la fuerza. 

«De 2018 para acá Nicaragua trazó una línea, cada quien decidió dónde quiere estar», indicó. 

El Ejecutivo califica esas revueltas como un intento de golpe de Estado, aunque el viernes pasado el mismo Ortega dio otra versión. 

En un acto con la Fuerza Aérea, el líder sandinista dijo que en abril de 2018 sus adversarios intentaron «provocar un cambio de régimen, un cambio de sistema», cuando estalló la revuelta popular, y que «ellos (oposición) estaban claros que golpe de Estado no era posible en Nicaragua, porque para un golpe de Estado se necesitan al Ejército y a la Policía y ellos estaban claros que no estaban dentro de sus posibilidades». 

«El golpe de Estado lo concebían con su actos de terror, y que luego el yanqui (EE.UU.) invadiendo nuestra patria», añadió. 

Todos presos

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a los aspirantes presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre, que están siendo investigados por supuesta traición a la patria. 

La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, un consuegro de Ortega, también ha aprehendido a un excanciller, dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama y cinco dirigentes opositores. 

Además, dos líderes estudiantiles, dos dirigentes campesinos, una abogada y defensora de los derechos humanos, un politólogo y especialista en sistemas políticos y electorales, un periodista, un comentarista, dos extrabajadores de una ONG y un conductor de Cristiana Chamorro. Otros dos aspirantes a la Presidencia de la oposición, María Asunción Moreno y el exlíder de la «Contra» Luis Fley, abandonaron Nicaragua por razones de seguridad. 

Ortega, que retornó al poder en 2007, buscará su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. En Nicaragua, un país centroamericano de 6,5 millones de habitantes, unos 4,3 millones están habilitados para votar y elegir presidente y vicepresidente, 90 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlacen. 

Siga leyendo: