Una celda de El Chipote y el reclamo de las madres de abril en el Parlamento de Costa Rica

La sede de la democracia tica abre las puertas a una exposición en solidaridad con los presos políticos y las madres de abril, un gesto sin precedentes para un parlamento que alberga el reclamo de justicia y libertad de los nicaragüenses. “Nicaragua ha caído nuevamente en las garras de la dictadura, del autoritarismo, de la supresión de libertades, de la violencia… esto nos duele a todos los demócratas del planeta”, dijo Silvia, presidenta de la Asamblea Legislativa.

La réplica de la celda de castigo de El Chipote montada en la exposición en el Parlamento de Costa Rica. Divergentes.

La estrecha celda de 2.60 metros de largo por 2.30 de ancho está a un lado del estrado y luce tan lúgubre como siempre hemos pensado: asfixiante, fría, caliente, y húmeda… el camarote, con dos raquíticas literas, es más pequeño: 1.80×90 porque es una réplica exacta de una celda de castigo de la prisión de El Chipote, donde están encerrados desde el mes de junio los presos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua. En otra sala contigua está el dolor y el reclamo de justicia encendido: fotografías de las Madres de Abril en las que muestran a sus hijos asesinados en 2018 por policías y paramilitares. 

Todo sucede en la Asamblea Nacional de Costa Rica, donde este lunes primero de noviembre se inauguró una poderosa y conmovedora exposición que “pretende visibilizar la situación actual de las víctimas del Gobierno de Nicaragua, representado en la figura de Daniel Ortega como presidente y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo”. La organización Madres de Abril y la campaña “Sé Humano” en favor de los presos políticos organizan esta exposición que es posible gracias a la apertura de la sede de la democracia costarricense, a través de la diputada Carolina Hidalgo Herrera. 

La inauguración ocurrió este lunes en el nuevo edificio del Parlamento josefino, al amparo de una mañana fría y ventosa, a menos de una semana de que en Nicaragua se fragüen unas elecciones sin competencia, en la que los Ortega-Murillo se perpetúan en el poder. El reclamo por la liberación de los presos políticos, entre ellos los siete precandidatos opositores, marcó el evento de un exilio congregado que terminó conmovido ante las canciones de Luis Enrique Mejía Godoy. 

Emilia Yang, la Directora de AMA y No Olvida, Museo de la Memoria contra la Impunidad, habla durante la apertura de la exposición. Carlos Herrera | Divergentes.

Olama Hurtado, Miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco y excarcelada política, ofreció un discurso ante algunos diputados costarricenses, basado en su experiencia en las celdas de El Chipote. La activista política tuvo que exiliarse hace algunos meses, al igual que opositores y periodistas que salieron tras la escalada represiva apuntalada por la Fiscalía y la policía. A ella le queda familia dentro de Nicaragua, en especial su tío Juan Sebastián Chamorro, preso en una celda como la que representa esta exposición. 

“Puede que hablar hoy cause miedo por la familia, pero lo que más me asusta es quedarme callada. No tener patria a la que regresar con mis hijos. Conozco bien esas celdas de castigo. Es un mecanismo de terror. Le decíamos ‘La Chiquita’”, relató Hurtado, conmovida. 

La presidenta de la Asamblea Legislativa de Costa Rica, Silvia Hernández, dijo en la inauguración que abrieron las puertas del recinto a “la voz de la resistencia y el reclamo de verdad y justicia”. “Nicaragua ha caído nuevamente en las garras de la dictadura, del autoritarismo, de la supresión de libertades, de la violencia… esto nos duele a todos los demócratas del planeta. Pero, sin duda, le duele aún más a la mayoría del pueblo nicaragüense que es demócrata y se ve hoy aplastado por la fuerza de la tiranía”. 

“Nueva etapa de la dictadura”

Después de la inauguración de la exposición, por la noche, en la fachada del nuevo edificio legislativo de Costa Rica se proyectaron imágenes de los presos políticos. Carlos Herrera | Divergentes.

El periodista Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial, medio de comunicación confiscado por el régimen, sostuvo que las elecciones sin competencia del domingo abren una nueva etapa de la dictadura Ortega-Murillo. “Cerró para siempre la vía electoral con una dictadura policial, pero la rebelión de abril fue un parteaguas en Nicaragua y la nueva mayoría política (de las protestas) hoy sigue intacta, invariable, reprimida, perseguida, sin derecho de elegir y ser electa, pero ahí está”, dijo. 

La exposición estará abierta hasta el once de noviembre en la Asamblea Legislativa en el Salón de los Expresidentes e incluye una muestra fotográfica, la presentación de AMA & Construye la Memoria, Libro Arte Interactivo, y afiches con códigos QR que permiten acceder a una experiencia de Realidad Aumentada, en la que se muestran altares virtuales con objetos de memoria de las víctimas en 3D.

Realidad Aumentada, en la que se muestran altares virtuales con objetos de memoria de las víctimas en 3D. Para el ingreso a la exposición se debe presentar un documento de identificación. El horario de visitas es de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. de lunes a viernes.

Esta semana, en San José, se realizarán una serie de actividades opositoras en protestas a las elecciones sin competencia del domingo.

Siga navegando: