Una liga de fútbol ineficiente financiada con dinero de la Alcaldía de Managua

La Liga Primera de Fútbol fue creada en 2016 para profesionalizar el deporte, pero se ha convertido en una fuga de dinero público. Un proyecto que no es rentable, pero que es un capricho de Fidel Moreno, secretario general de la comuna capitalina, quien ha ordenado entregar hasta 14 millones de córdobas para financiarlo. Fondos manejados discrecionalmente, sin rendir cuentas. Un nieto de Daniel Ortega le ha inyectado más vitalidad a la competencia


La Alcaldía de Managua, controlada por su secretario y hombre de confianza de la pareja presidencial, Fidel Moreno, ha desembolsado al menos 14 millones de córdobas del erario para financiar un proyecto que parece un capricho de Moreno: la Liga Primera de Fútbol, creada en 2016 con la justificación de profesionalizar el deporte en el país, pero que se ha convertido en un organismo ineficiente, nada rentable y cuya principal característica es la fuga de dinero público para sostenerlo.

Los fondos salieron de las partidas presupuestarias que la comuna destina a cada uno de los Distritos que integran la capital para distintas obras sociales, revela una revisión de presupuestos hecha por DIVERGENTES. Del presupuesto de la Alcaldía salieron en total 14 millones 608 mil 498 córdobas en concepto de “apoyo a Liga Primera de Fútbol”. El análisis de los documentos también demuestra que el dinero fue entregado cuando el organismo rector, la Asociación Nicaragüense de Clubes de Fútbol (ANCF), carecía de personalidad jurídica y por ende no estaba autorizada para captar recursos estatales.

“Es una Liga que se sostiene por nuestros impuestos y no genera ningún beneficio”, afirma un funcionario de la Alcaldía consultado para este reportaje. Esta fuente y otras que serán citadas han solicitado la condición de anonimato por temor a ser judicializados por el régimen de Daniel Ortega.

Esta es la ficha técnica que la Alcaldía de Managua publicó en 2021 correspondiente al monto global que otorgaron a Liga Primera en el año anterior. Foto | Reproducción Divergentes

La justificación de la Alcaldía de Managua para entregar el dinero a la Asociación se basa en el desarrollo del deporte en el municipio. Según la comuna, el fútbol es una de las disciplinas que más se promueve a nivel nacional y la que tiene mayor aceptación entre los jóvenes. “Esa es la importancia por colaborar e incidir directamente en la promoción, difusión, apoyo logístico y económico”, expone el documento en poder de DIVERGENTES.

La descripción del proyecto señala que a través de la partida presupuestaria, la Alcaldía hace un “acompañamiento necesario a los equipos que componen la Liga Primera de Fútbol, desarrollando los eventos a nivel nacional”. Sin embargo, en los informes de ejecución de la comuna no aparece el detalle de cada córdoba que se gasta y tampoco una rendición de cuenta que en teoría debería ser entregada por la Asociación todos los años al Ministerio de Gobernación y a la misma municipalidad.

Mientras la información de la Asociación permanece resguardada por las mismas autoridades, en los últimos meses la Asamblea Nacional ha cancelado 211 personerías jurídicas a organizaciones civiles a las que han acusado de incumplir con la entrega de estados de cuentas y otras documentaciones a Gobernación.

Aunque la Alcaldía está facultada para otorgar un presupuesto específico para el deporte y la recreación, la ejecución de estos montos entregados a la Asociación y por ende a Liga Primera, carecen de transparencia y en lugar de ser una base económica para que el torneo camine por sí solo, es un lastre que se paga con los impuestos de los nicaragüenses.

La idea de una liga profesional surgió a finales de los noventa cuando Giovanni Caprotti, en ese entonces gerente deportivo del extinto Parmalat, explicó su propuesta a Julio Rocha, presidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut) en esos años. Sin embargo, este último desestimó el proyecto y enterró las aspiraciones del directivo.

“Fue hasta en 2012 que la idea vuelve a tomar fuerza, porque se juntan dos hombres fuertes en el fútbol en ese momento: Fidel Moreno y Jimmy Javier Maynard, este último comisionado general de la Policía. Ellos pujan porque se apruebe el proyecto y en 2016 lo consiguen”, relató un cronista deportivo que ha seguido el fútbol nacional por más de veinte años.

Liga Primera nació como un proyecto cuyo principal objetivo era la sostenibilidad y la profesionalización del fútbol en Nicaragua. “Si alcanzás lo económico se supone que lo deportivo llega por añadidura, porque es recíproco, si tenés un producto de calidad la gente lo compra. Todo va de la mano”, expresó en 2016 José María “Chema” Bermúdez, en ese entonces gerente general de la Liga.

DIVERGENTES llamó a la oficina de relaciones públicas de la Alcaldía de Managua para solicitar información del detalle de la ejecución de la partida que se le otorga a la Asociación a través de la Liga Primera, pero no hubo respuesta. La persona que levantó el teléfono aseguró que no tenía información al respecto y cortó la llamada.

Fondos bajo opacidad

El Managua FC es uno de los equipos pagado por la Alcaldía de Managua. Recientemente fue eliminado en semifinales por el Diriangén FC, también financiado por la municipalidad de Diriamba, Carazo. Carlos Herrera | Divergentes

La Liga Primera es el campeonato organizado por la Asociación Nicaragüense de Clubes de Fútbol. Está conformada por los diez equipos que juegan en primera división y su presidente y representante legal es Reynaldo Mairena Vallejos, exdiputado sandinista, pieza importante del círculo de confianza de Fidel Moreno en la Alcaldía de Managua, y también presidente del Juventus FC, un club que juega en el mismo torneo.

La Liga tiene una oficina ubicada en Villa Fontana, una de las zonas de mayor plusvalía de la capital. El equipo de trabajo, según una fuente de la Asociación que habló con DIVERGENTES, está conformado por doce personas que se dedican a producir piezas de videos y publicaciones en las redes sociales del campeonato. También pagan a “influencers” para promover los partidos de cada jornada.

“La Asociación es dueña de la Liga Primera. Se encarga de la parte operativa, organizativa y deportiva. Ellos en teoría buscan el patrocinio para que la Liga sea sostenible y los trabajadores sean pagados”, explicó una fuente de la Fenifut consultada para este reportaje.

Esta es la Gaceta publicada en diciembre de 2019 que hace constar que la ANCF recibió su personería jurídica hasta ese año. Sin embargo, desde 2018 recibió de forma ilegal fondos de la municipalidad. Foto | Reproducción Divergentes.

La fuente de la municipalidad que habló con DIVERGENTES agregó que el dinero que ha entregado la Alcaldía en concepto de “apoyo a Liga Primera de Fútbol” tuvo que recibirlo la ANCF , porque la Liga Primera, aunque tenga una oficina, no es una empresa como tal y la municipalidad no puede entregar a personas naturales estos montos en conceptos de apoyo.

Para recibir dinero de cualquier institución de Gobierno, las Asociaciones tienen que estar inscritas ante el Ministerio de Gobernación (Migob) y registradas en el Consejo Nacional del Deporte, La Educación Física y la Recreación Física (Conaderfi), de acuerdo al artículo 56 de la Ley 522, Ley de Deportes.

Documentos en poder de DIVERGENTES comprueban que la ANCF obtuvo su personalidad jurídica el 19 de diciembre de 2019 y su legalidad ocurrió hasta el 16 de enero de 2020 cuando fue publicada la resolución en La Gaceta, Diario Oficial. Pero su registro ocurrió hasta marzo de 2020, según consta en la página web del Instituto Nicaragüense de Deportes.

Es decir que como una Asociación sin registro en la Conaderfi y sin personalidad jurídica debidamente aprobada por el Ministerio de Gobernación, la ACNF recibió de forma ilegal del presupuesto de la Alcaldía de Managua entre 2018 y 2019 un total de 3.9 millones de córdobas. 

El Real Estelí es manejado por Fidel Moreno, secretario de la municipalidad de Managua. También es financiado por la Alcaldía de Estelí. El estadio en el que juegan fue remodelado con fondos públicos. Foto | Redes Sociales Real Estelí

“El presidente de esta Asociación debería aclarar por qué aceptó el dinero y también debe explicar en qué fue usado”, enfatizó Sellim Figueroa, concejal opositor de la Alcaldía de Managua, quien insistió en que la primera fiscalización debe ocurrir a lo interno de la Alcaldía y así conocer a detalle lo que se ejecuta en este tipo de proyectos.

A partir de 2020, cuando la Asociación sí tenía personería y sí estaba registrada ante la Conaderfi, la Alcaldía le continuó otorgando dinero del presupuesto. En 2020 le entregó tres millones de córdobas, en 2021 aumentó hasta superar los cinco millones y finalmente este año presupuestó casi tres millones para totalizar en cinco años la cifra de 14 millones 608 mil 498 córdobas.

DIVERGENTES llamó al número de la Asociación para preguntar el detalle de los fondos que son entregados por la Alcaldía bajo el concepto de “apoyo a Liga Primera”, y también para conocer por qué recibieron dinero de la municipalidad durante 2018 y 2019, cuando todavía no estaban registrados en el Migob y en la Conaderfi, sin embargo, no respondieron nuestra llamada. También intentamos con el número de la Liga Primera, pero no respondieron.

El único contacto que logramos establecer fue con Luis Rosas, ciudadano de origen mexicano que es gerente general de La Liga. Al identificarnos como periodistas y exponer que teníamos consultas para la Asociación sobre un artículo periodístico que estábamos preparando, insistió en conocer cuáles eran las preguntas. Luego de explicarle el motivo de nuestra consulta, Rosas expresó que nos remitiéramos a la página web porque ahí estaba el contacto de la ACNF. 

Una Liga financiada por el Estado

Aficionados asisten a un partido de fútbol entre el CD Junior y el Diriangén FC, en Managua. La Liga Primera de Fútbol de Nicaragua, fue una de las pocas en el mundo que no pararon por la pandemia COVID-19. EFE/Jorge Torres. Archivo.

Guzmán es un extrabajador de la Fenifut y también de algunos clubes de primera división que actualmente juegan en la Liga Primera. Conoce bien cuál es la situación de los equipos dentro del torneo que es auspiciado por la Alcaldía de Managua. “La mayoría de los equipos de primera división sobreviven con dinero del Estado”, afirma. Guzmán solicita el anonimato para compartir detalles de un mundo poco conocido por los nicaragüenses. Afirma que los equipos de fútbol están ligados a políticos e instituciones que les han ofrecido un salvavidas para continuar en la máxima categoría. La salvación, dice el extrabajador de la Fenifut, no es por iniciativa de municipalidades o empresarios vinculados al Frente Sandinista. Es por petición directa de Fidel Moreno.

Moreno es el encargado del Real Estelí, un club cuya sede es el Estadio Independencia localizado en la ciudad del mismo nombre que el equipo. Una investigación publicada por DIVERGENTES en el año 2020 demostró que la remodelación de ese recinto estuvo a cargo de Santiago Chávez, el gran contratista de la Alcaldía de Managua, que ha sido beneficiado con millonarios contratos que han sido entregados de forma irregular para edificar obras públicas.

Moreno, además de coordinar la remodelación del Independencia (que se pagó con fondos de la Alcaldía de Estelí), es a la persona a quien las autoridades del equipo continúan rindiendo cuentas. Si bien no está en la estructura porque fue sancionado en 2018 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y esto evita que firme documentos legales, es el principal benefactor del equipo.

“A Fidel Moreno lo llevó al equipo Francisco Valenzuela, el que ahora es alcalde de Estelí. El equipo recibe dinero de la municipalidad desde finales de los años noventa. Y así se ha mantenido hasta la fecha. La remodelación del Estadio salió de ahí, y aunque no lo pongan en el presupuesto, los jugadores se pagan de eso y otros aportes”, afirma un exdirigente del equipo consultado por DIVERGENTES.

Otro de los equipos que recibe financiamiento del Estado es el Cacique Diriangén, que juega de local en la ciudad de Diriamba, en Carazo. Fernando Baltodano, alcalde de esta localidad, asumió la presidencia de la junta directiva del equipo en 2014 y desde la fecha recibe una partida del presupuesto de la Alcaldía.

“El equipo tuvo momentos malos. Pero la bonanza vino en el 2020, cuando Rafael Ortega, el nieto de Daniel Ortega y Rosario Murillo, fue incluido en el equipo. Comenzaron a fichar buenos jugadores y a pagarles bien. Había contribución de la Alcaldía, pero lo que pone el nieto es importante”, dijo una fuente vinculada a la dirección del equipo.

Un nieto de Ortega, el mecenas del fútbol

Rafel Ortega, nieto de Daniel Ortega y Rosario Murillo, es la máxima autoridad en el Diriangén FC. Desde su llegada, el equipo ha podido contratar a jugadores extranjeros que cobran salarios por encima de la media en la liga. Foto | Cortesía.

El nieto de la familia Ortega Murillo se ha dejado ver con jugadores del primer equipo. También celebrando en salones privados con los directivos y levantando el trofeo que acredita al Diriangén como campeón de la temporada pasada. El vínculo del club con el poder es tal que hasta desfilaron en la plataforma Nicaragua Diseña, que monta todos los años Camila Ortega Murillo, hija de los dictadores sandinistas.

“Su palabra es tomada muy en serio. Es el que trajo la plata, el que paga los buenos salarios, el que oxigenó el equipo. ¿De dónde sale ese dinero? Solo ellos lo saben. Yo no le conozco como empresario millonario. Pero aquí poco se pregunta y se cuestiona. Solo se obedece”, cuenta la persona entrevistada por este medio de comunicación.

Por debajo de estos equipos se encuentran otros como el Managua FC y el Juventus FC. Ambos “representan a la capital” y reciben financiamiento de la Alcaldía de Managua. En un informe de ejecución en poder de este medio se expone que la municipalidad le otorga al Managua un patrocinio para que pueda participar en el campeonato. El documento, sin embargo, no refleja el monto asignado, aunque periodistas que conocen el funcionamiento del equipo aseguraron que solo el costo del cuerpo técnico ronda los 10 mil dólares mensuales. 

Juventus es presidido por Reynaldo Mairena, quien también es representante legal de la ACNF. Guzmán indica que su vínculo con Fidel Moreno le ha permitido obtener una partida para pagar las cuentas del equipo. “Yo recibí pagos que venían de la Alcaldía. Yo entiendo que de ahí salía mi mensualidad”, revela un exjugador del equipo a DIVERGENTES.

Periodistas deportivos que tienen más de quince años de brindar cobertura al fútbol nacional, afirmaron a DIVERGENTES que solo el cuerpo técnico del Managua FC (azules) ronda los 10 000 dólares. Foto | Cortesía

Los equipos del norte: Municipal Jalapa ART,  CD Ocotal y Real Madriz FC son financiados con partidas de las municipalidades de Jalapa, Ocotal y Madriz. DIVERGENTES logró conversar con jugadores y directivos que confirmaron que los clubes son pagados con dinero público.

El caso de la UNAN FC y Walter Ferretti es más evidente. El primero recibe presupuesto del que es asignado a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Y el segundo, llamado el equipo de la “Policía”, es financiado por la institución policial desde su creación.

Guzmán dice que el hecho de que los equipos sean financiados por las Alcaldías y las instituciones públicas, son un indicio de que la Liga Primera no ha cumplido con el objetivo de ser sostenible y está lejos de profesionalizarse si sumamos a esto las denuncias de amaños de partido que han publicado algunos medios de comunicación como La Prensa.

“Es una Liga que no es rentable ni siquiera con las mismas transmisiones. En Guatemala, Costa Rica o Panamá los equipos generan algo de ganancia para directivos por derechos de televisión o patrocinadores, pero en Nicaragua, en lugar de explotar la publicidad, se sangra al Estado para mantener el campeonato”, finaliza el extrabajador de la Fenifut.