Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Alfa, Gamma, Delta y Beta: OPS confirma en Nicaragua existencia de variantes de Covid-19

Nicaragua ha sido el último país centroamericano en reconocer las variantes de Covid-19. EFE.

De todos los países de la región, Nicaragua fue el último en reconocer la existencia de cuatro variantes de preocupación del SARS-CoV-2. Se trata de Alfa, Gamma, Delta y Beta. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la información fue confirmada por el Ministerio de Salud (Minsa), entidad gubernamental criticada por el secretismo y el falseamiento de las cifras relacionadas a la pandemia. 

“Hemos recibido la información solicitada al Ministerio de Salud de Nicaragua y destaca la identificación en el país de cuatro variantes de preocupación. Nicaragua está respondiendo a nuestras preguntas”, dijo Sylvan Aldighieri, gerente de incidentes para Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La confirmación del Minsa llegó a la OPS seis meses después que estos enviaran los reactivos e insumos necesarios para el tamizaje y detección de variantes de la SARS-CoV-2 al Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia, en el Complejo Nacional de Salud Concepción Palacios el pasado mes de mayo como parte de la cooperación técnica del organismo. 

Nicaragua fue el último país en la región centroamericana en reconocer la existencia de estas variantes de preocupación, pese a que sus vecinos Honduras y Costa Rica las reportaron desde mediados de año y les tomó alrededor de dos meses. 

El especialista de la OMS aseguró que la existencia de estas variantes en Nicaragua es “totalmente coherente con la circulación de estas variantes en los demás países (de la región)”, afirmó Aldighieri. 

En julio pasado, médicos trabajadores de hospitales capitalinos confirmaron a DIVERGENTES la existencia de la cepa Delta, basado en la variación de los padecimientos que registraron sus pacientes de ese entonces, que demostraron ser más “agresivos”. “Ahora vemos jóvenes-adultos graves, ya no solo restringidos a los mayores de edad”, dijo un especialista en condición de anonimato. 

Otro factor llamativo es que “en los días 6 u 8 ya van desarrollando neumonía o los exámenes demuestran inflamación moderada-severa en los pulmones”. Por otro lado, la insuficiencia respiratoria, cansancio y oxigenación baja, avanza de forma más acelerada. “Todo esto de alguna forma nos dice que esta vez estamos ante la variante Delta, porque es cinco veces más contagiosa y agresiva”, concluyó el médico consultado.

También el Comité Científico Multidisciplinario advirtió que nuevas variantes estaban presentes en el país e instó a las autoridades a informar a la ciudadanía al respecto.

Nicaragua confirmó la existencia de las cuatro variantes de Covid-19 (Alfa, Gamma, Delta y Beta) luego de registrar su pico epidemiológico más alto en toda la pandemia, el pasado mes de septiembre, cuando de forma oficial el Minsa contabilizó 2,713 casos. Mientras que el Observatorio Ciudadano Covid-19 reportó 5,230 contagios. No obstante, la autoridad sanitaria nacional lleva más de un año reportando una muerte semanal a raíz del virus, en contraste el Observatorio Ciudadano registra 5,928 hasta el tres de noviembre. 

Vacunación inferior al 10%

Una persona muestra hoy su certificado de vacunación contra la covid-19, durante una jornada de inmunización en el Hospital Manolo Morales en Managua (Nicaragua). EFE/Jader Flores

La OMS también indicó que en Nicaragua “la cobertura vacunal sigue siendo inferior al 10%”, pese a que la mitad de las personas en América Latina han sido vacunadas. A su vez, la Covid-19 sigue estando activa en la región aunque hay disminución de casos. Sin embargo, la propaganda oficialista del régimen Ortega-Murillo presume de una cifra superior al 50%. 

En Nicaragua han arribado un total de 11,264,040 dosis contra la Covid-19. De ello, un porcentaje han sido compradas a la Federación Rusa y a Cuba, y el otro restante corresponde a donaciones realizadas a través del Mecanismo COVAX de la OMS por países como España, Rusia, India, Panamá, Trinidad y Tobago, Estados Unidos y Canadá.

No más Ivermectina a pacientes con Covid-19

Por otro lado, la OPS llamó a frenar el uso de antimicrobianos, como la Ivermectina, en pacientes de Covid-19 pues ha habido un “uso exagerado e indebido” que, como consecuencia, ha provocado resistencia a éste. 

La utilización de estos fármacos ha aumentado “a niveles sin precedentes con consecuencias potencialmente graves durante años a futuro”, declaró la doctora Carissa F. Etienne, directora de la OPS para América. 

“Fármacos como Ivermectina, Azitromicina y Cloroquina, se utilizaron de manera generalizada como tratamientos no comprobados, incluso después de haber tenido datos científicos sólidos de que no eran beneficiosas para pacientes con la Covid-19”, añadió. En Nicaragua, el Minsa ha utilizado este fármaco en pacientes hospitalizados, también ha recetado como tratamiento preventivo a personal de salud, pacientes con síntomas respiratorios, familiares de contagiados y personas no afectadas que viven en zonas de mayor contagio, como Estelí, en dosis de hasta seis píldoras durante tres días.

En lo que va del año, el régimen Ortega-Murillo ha ordenado la compra de más de 920 mil tabletas de Ivermectina que rondan los más de $38,500 dólares según el Sistema de Contrataciones Administrativas Electrónicas (Siscae). 

La OMS llamó a todos los países a “trabajar juntos” para controlar el alza en la resistencia a los microbianos y pidió a los profesionales sanitarios en todas partes “practicar el uso responsable” de estos fármacos que son dañinos para los pacientes y también para la salud pública. “Los países deben asegurarse de que las personas no puedan comprar antimicrobianos sin receta médica”, concluyó la directora de la OMS.  

Siga leyendo:

Ir Arriba