Dictadura acusa por “conspiración” a cuatro trabajadores de La Prensa

Los únicos que están detenidos son dos conductores que fueron secuestrados en julio de este año por la Policía Nacional. Entre los imputados también figuran la asistente de redacción del diario y una periodista, ambas en el exilio

Policías de las tropas especiales ingresan a las instalaciones confiscadas del diario La Prensa en agosto de 2021. Cortesía

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo acusó formalmente a cuatro trabajadores del diario La Prensa por el delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”. Entre los imputados figuran una periodista, la asistente de redacción del diario y dos conductores, estos últimos secuestrados y apresados desde el mes de julio.

La acusación fue presentada el 29 de septiembre por la fiscal sandinista Heydi Estela Ramírez Olivas. El proceso está a cargo de la jueza Nalia Nadezhda Úbeda Obando, del Juzgado Quinto Distrito de lo Penal de Audiencia de Managua.

Los dos conductores de La Prensa fueron detenidos por la Policía Nacional después de que acompañaran a un equipo periodístico en la cobertura de la expulsión de las religiosas de la Asociación Misioneras de la Caridad, fundada por Santa Teresa de Calcuta. La asistente de redacción del diario y la periodista que figuran en la acusación, salieron ese mismo día de sus casas antes de que llegaran a requisarlas.

Gonzalo Carrión, miembro del Colectivo de Derechos Humanos Nunca Más, calificó esta acusación contra los trabajadores de La Prensa como “infame” y “arbitraria”, porque viola los derechos y garantías establecidas en la Constitución de Nicaragua y los instrumentos internacionales de derechos humanos.

@divergentes_ca El régimen Ortega Murillo ha convertido el edificio del diario más antiguo de Nicaragua en un centro tecnológico. #laprensa #laprensanicaragua #noticias #aprendeentiktok #nicaragua ♬ original sound – Divergentes

“Los trabajadores de La Prensa están siendo castigados por la continuación del ejercicio de buscar información y difundirla al pueblo de Nicaragua, que también tiene derecho a ser informado”, señaló el defensor.

Carrión explicó que esta acusación no reúne los requisitos establecidos en las normas constitucionales ni cumplen con lo establecido en el sistema procesal penal. En el caso de los dos conductores detenidos, ambos fueron privados de libertad sin orden judicial.

El 21 de julio La Prensa informó que tras la cacería y asedio que el régimen desató el pasado seis del mismo mes contra el personal del medio de comunicación, tanto periodistas, fotógrafos y editores salieron de Nicaragua de forma irregular para resguardar su “seguridad y libertad”.

El periódico informó que, aunque todo su personal salió del país por puntos ciegos, algunos de ellos huyeron sin llevar sus pasaportes de viaje “o llevando únicamente los documentos vencidos”.

Acusaciones a familiares de opositores

El 30 de septiembre el Poder Judicial también presentó acusación en contra de Jeannine Horvilleur Cuadra y Ana Carolina Álvarez Horvilleur, esposa e hija del opositor Javier Álvarez Zamora, detenidas en horas de la noche del 13 de septiembre y llevadas a la Dirección de Auxilio Judicial.

Entre los acusados también figura Félix Roiz Sotomayor, yerno del opositor en el exilio. La encargada de hacer la acusación fue la fiscal sandinista Heydi Estela Ramírez Olivas, identificada como la principal verdugo de los medios de comunicación y opositores.

La Fiscalía de Nicaragua también presentó acusación en contra de 13 personas, a quienes se les decretó prisión preventiva por los delitos de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y propagación de noticias falsas. La institución de gobierno acusó por ambos delitos a Freddy Martín Porras García, José David Gallo Torrez, José Javier Álvarez Argüello, Nicolás Palacios Ortiz y Hugo Ramón Rodríguez Flores.

Palacios Ortiz es un jubilado que fue golpeado por simpatizantes sandinistas cuando reclamaba por las reformas a la seguridad social, el 18 de abril de 2018.

Por el delito de menoscabo a la integridad nacional, el Ministerio Público acusó a Adolfo Ramón García Ramírez, Gabriel Alfonso López del Carmen, Andrea Margarita del Carmen Ibarra (a quien también se giró orden de detención) y al exdirectivo del extinto periódico El Nuevo Diario Arnulfo José Somarriba Aguilar.

Andrea Margarita del Carmen Ibarra era una de las portavoces de la organización política Unión Democrática Renovadora (Unamos), anteriormente llamado Movimiento Renovador Sandinista (MRS) -que nació en sus orígenes como una escisión del FSLN.