Embajada de Ortega en España bloquea participación de Gioconda Belli en festival cultural

“Quieren que los artistas les rindan pleitesía”, dice a DIVERGENTES la laureada escritora. La poeta asegura que con esta acción los Ortega-Murillo demuestran la “angustia” de que a nivel internacional se reconozca el mérito de los artistas nicaragüenses, que también denuncian las violaciones a los derechos humanos cometidas en Nicaragua

Gioconda Belli deposita su legado en la Caja de las Letras durante un acto organizado por el Instituto Cervantes con motivo del Día de la Mujer. EFE/ Chema Moya

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través de la Embajada de Nicaragua en España, bloqueó la participación de la novelista Gioconda Belli en el festival Celebremos Iberoamérica, promovido por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). La legación sandinista alegó ante los organizadores del evento que la poeta “no representa al pueblo nicaragüense”. 

Belli señaló que esta acción de represión no es más que una “miseria humana” de los Ortega-Murillo, que busca que todos los artistas nicaragüenses “le rindan pleitesía”. “Ponen en evidencia sus absurdas pataletas y sus celos”, refutó la laureada escritora. 

La escritora dijo que con este impedimento de participar en el evento cultural el régimen crea una “idea de omnipotencia”, acción que “no tiene asidero en las normas que rigen a las naciones civilizadas”. 

“Es como cuando dijeron (Ortega y Murillo) que ellos tenían que aprobar los premios que nos dieran (a los artistas). Es un absurdo. Una idea de omnipotencia que no tiene asidero en las normas que rigen a las naciones civilizadas o los derechos individuales del ser humano libre”, insistió la escritora. 

Belli, uno de los referentes de la literatura nicaragüense, fue invitada por el organismo el 20 de julio para participar de dicho evento que tiene previsto realizarse entre el 19 y 25 de agosto en Madrid. Sin embargo, este primero de agosto la poeta informó en sus redes sociales que la OEI le notificó que la representación de Managua en España le saboteó su participación del evento cultural. 

“Me avisan de la OEI que la encargada de negocios de Nicaragua en España ha vetado mi inclusión en este Festival. Dijo que yo no representaba a Nicaragua”, se quejó Belli y agregó que es un “honor” no representar al país “inventado” por la dictadura Ortega-Murillo, que promueve una falsa normalidad, en medio de represión, detenciones arbitrarias y violaciones de derechos humanos. 

“Ni Cuba ni Venezuela han hecho algo así”, le manifestaron a Belli personas que conocen de cerca la situación que también viven los regímenes totalitarios de La Habana y Caracas, donde también se reprime y se violan derechos humanos. Al tiempo, Belli aclaró que su denuncia en redes sociales no es contra la OEI, “porque entiende su posición diplomática”, sino contra la dictadura de Ortega.

La destacada escritora nicaragüense se encuentra exiliada en España desde mayo de 2021, después que salió de Nicaragua con una maleta a visitar a su hija a Estados Unidos. Durante el viaje se dio cuenta de que no podía regresar al país ante la ola de secuestros ejecutada por el régimen contra periodistas, precandidatos presidenciales, empresarios y defensores de derechos humanos. Desde su exilio ha aprovechado los espacios donde ha sido invitada para denunciar las violaciones de derechos humanos cometidas por la dictadura sandinista.

Ambivalencia diplomática

EFE.

La escritora también refutó que, mientras el orteguismo se queja de las presiones diplomáticas, por otro lado “no tiene problema en usarlas”. El pasado 28 de julio, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), la dictadura sandinista retiró el beneplácito concedido al postulante Hugo Rodríguez como embajador de Estados Unidos en Nicaragua por haber realizado “declaraciones injerencistas e irrespetuosas” en contra del país.

“No les queda más que querer tapar el sol de nuestra literatura con un dedo”, señaló la poetisa. 

Belli aclaró que su participación en el festival Celebremos Iberoamérica no sería en representación de Nicaragua, sino como una escritora nicaragüense. “Yo no soy diplomática y ellos tienen esa angustia de que se nos reconozcan nuestros méritos”, declaró Belli.

En la invitación entregada a la escritora, la OEI señaló que dicho evento cultural fue concebido como una oportunidad para visibilizar y difundir las culturas iberoamericanas en Madrid a través de tres ejes culturales y artísticos: “literatura, cine y patrimonio gastronómico”.