Gobernación ejecuta “suspensión temporal” de Casa España Nicaragua

El club ha sido suspendido temporalmente por el Ministerio de Gobernación y le exigen que elijan una nueva junta directiva e información sobre los asociados.“Ni en las peores crisis sufridas en tiempos de pandemia se pensó en este escenario”, señala el representante de Casa España. La Policía monitorea desde anoche todos los ingresos y egresos en el club, y hoy ya amaneció cerrado


El club Casa España Nicaragua, uno de los más antiguos de Managua, amaneció cerrado este jueves 10 de marzo. Desde el pasado martes el Ministerio de Gobernación (Migob) envió una comunicación en la que informaba la “suspensión temporal del funcionamiento” de la Asociación Española Nicaragüense (Casa España/club campestre). 

Según la notificación, la medida se realiza “con el objetivo que los asociados registrados en el Ministerio de Gobernación  hasta antes de enero de 2017, resuelvan las contradicciones y falta de entendimiento que existen desde esa fecha”. Según fuentes del club, efectivamente hay contradicciones entre la junta directiva, pero que no ameritan la suspensión de la personería. En este período de suspensión, el Migob exige a la asociación presentar los nuevos estatutos que regirán a Casa España y elegir a la nueva junta directiva, conforme a los requisitos de ley (los asociados que participarán en esta asamblea deben ser los registrados en Migob antes de enero de 2017). 

El representante de la asociación en una carta a los asociados enviada este jueves 10 de marzo informó que “el cierre temporal conlleva un gran perjuicio sin que amerite razón ni justificación alguna”. Esto significa que afectará a los derechos que genera la membresía, el número de asociados, la sostenibilidad financiera de la asociación y la estabilidad laboral de los trabajadores. “Ni en las peores crisis sufridas en tiempos de pandemia se pensó en este escenario”. 

En cuanto a la exigencia del Migob de elegir una nueva junta directiva, el representante de la asociación señaló que debido a la variación de las altas y bajas de los últimos cinco años, supone que, con más de 250 asociados activos a la fecha, solamente un pequeño grupo de estos estaría habilitado para postularse o elegir cargos. “Esto conlleva no solamente una acción contraria a los derechos de participación de los asociados recogidos en los estatutos, sino una merma de la calidad democrática sin precedentes en su existencia”. 

El régimen Ortega-Murillo ha cancelado 107 personerías jurídicas a organizaciones no gubernamentales que tenían distintos proyectos activos en Nicaragua. Entre ellas organizaciones sin fines de lucro, asociaciones, fundaciones y clubes.  El régimen sandinista alega que estas organizaciones promueven “el golpismo” y la “financiación del terrorismo”. Varias de estas organizaciones han denunciado que sus bienes han sido confiscados. Otros clubes cerrados son Campestre Las Colinas, clausurado el 14 de diciembre de 2021, y el Club Social de Juigalpa, el 28 de julio de 2021.

Un asociado de Casa España dijo a DIVERGENTES que desde el miércoles por la noche la Policía Nacional estuvo monitoreando las entradas y salidas del club. La Intendencia de la Propiedad citó a los representantes de la asociación a presentarse este viernes 11 de marzo con “los documentos que tenga sobre el referido inmueble”. 

Siga leyendo: