La última batalla de Consuelo Porras en Guatemala

La abogada de 68 años busca la reelección por cuatro años más como fiscal general del país, en medio de un proceso que torpedea más la lucha anticorrupción, según críticos. Los detractores de Porras, incluídos Estados Unidos y la Unión Europea, además de buena parte de la sociedad la acusan de promover la impunidad al perseguir a fiscales y jueces. Mientras que quienes la apoyan alaban su trabajo “por recuperar” al Ministerio Público de la “agenda comunista”

La fiscal general de Guatemala Consuelo Porras es favorita para la reelección. EFE | Archivo

Tal parece que en Guatemala hay muchos interesados en que la actual fiscal general, María Consuelo Porras, una abogada de 68 años, sea reelegida en su puesto por cuatro años más.

Porras, quien fue electa en el 2018 por el presidente Jimmy Morales, un comediante “insider” que alcanzó el poder con el lema ni “corrupto ni ladrón” pronto estuvo en apuros cuando la ex fiscal general, Thelma Aldana, solicitó el retiro de su antejuicio para investigarlo por financiamiento electoral ilícito de su campaña presidencial.

El caso quedó atrapado entre los juzgados y el poco interés de Porras por continuar el proceso judicial contra quien la eligió por un período de cuatro años.  

En este tiempo el país pasó de una algarabía de justicia cuando más de 100 funcionarios del Estado fueron capturados por corrupción, entre ellos un presidente y vicepresidenta; decenas de diputados, alcaldes, jueces y magistrados. Parecía que la justicia no tenía distinción. En un período donde políticos salían de prisión, clausuraban casos y los que habían sido avanzados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) eran ralentizados hasta el punto de dejarlos en el olvido.

Un hombre sostiene un retrato de la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, durante una protesta. EFE | Archivo.

El punto llegó hasta la captura de fiscales que presentaron acusaciones. Más de 20 fiscales y sus auxiliares salieron huyendo del país, incluido Aldana y el fiscal estrella Juan Francisco Sandoval.

El trabajo de Porras fue tan cuestionado que Estados Unidos la incluyó en la lista Engel, un mecanismo para nombrar a personas que colaboran con la impunidad en los países de Centroamérica. Además, canceló la ayuda de varias decenas de millones de dólares a Guatemala.

Este punto marcó la radicalización de Porras y cómo grupos de extrema derecha comenzaron una campaña de apoyo argumentando que Porras había detenido el “avance de la agenda comunista”.  

 Busca la reelección

La fiscal Consuelo Porras. EFE | Archivo.

A finales del 2021 comenzó el proceso para elegir a un nuevo fiscal que debe tomar posesión en mayo próximo. En Guatemala una comisión integrada por los decanos de las facultades de derecho de 13 universidades, el presidente del Colegio de Abogados y el presidente del tribunal de honor de esa institución, más la presidenta de la Corte Suprema de Justicia evalúan a los candidatos. Les asignan una puntuación y después eligen una lista de seis que se la envían al Presidente del país para que nombre al fiscal general.

El anuncio de la postulación de Porras para buscar su reelección causó revuelo. Más revuelo causó la acusación de que había cometido plagio de su tesis para obtener su título de doctora en derecho. Pero esto fue superado cuando Porras anunció que si los integrantes de la comisión se atrevían a verificar el plagio podrían ser denunciados penalmente.  

Al final Porras presentó la documentación para participar en el proceso y fue la mejor evaluada con 90 puntos. Ninguno de los integrantes de los comisionados cuestionó el plagio.

Algunos de los decanos dijeron en voz baja que tenían temor.  Al final de cuentas habían observado como antiguos enemigos de Porras habían ido a prisión o habían tenido que salir huyendo de Guatemala. 

@divergentes_ca En #Guatemala los jueces y fiscales que defienden el estado de derecho son perseguidos y hasta obligados a exiliarse. #noticias #aprendeentiktok #guatemala🇬🇹 ♬ sonido original – Divergentes

En los últimos tres días los comisionados comenzaron la elección de los seis candidatos finales de una lista de 15 candidatos. El primer filtro fue imponer una nota mínima por su formación académica, experiencia profesional y proyección humana. Quienes no superaron los 60 puntos quedaron fuera. 

Nueve candidatos continuaron en la contienda. Porras fue la mejor calificada con 90 puntos. En las primera votación se eligieron a cinco candidatos. Todos con menor puntaje que Porras. Pero al tratar de elegir al último integrante de la lista todo se paralizó.

Se realizaron nueve rondas de votación y se evidenció que hay un grupo de ocho comisionados que están de acuerdo en incluir a Porras en su lista final y siete que no.

Este jueves un abogado presentó un recurso legal ante una corte para que se ordene votar por los mejores calificados. Esto le permitiría integrar la lista final a Porras. Lo que pasará aún es incierto.

Siga leyendo: