Laureano Ortega buscó acercamiento con Estados Unidos para “aliviar sanciones”

El New York Times publicó un artículo en el que asegura que el hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo intentó un acercamiento con el Departamento de Estado. Sin embargo, tras concretarse una reunión de alto nivel entre Washington y Managua, los gobernantes sandinistas se “acobardaron” y cancelaron el intento de diálogo, posiblemente provocado por el empantanamiento del Ejército de Putin en Ucrania


El hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo, Laureano Ortega Murillo, se acercó silenciosamente a Estados Unidos para reiniciar un diálogo con el objetivo de “aliviar las sanciones a la familia presidencial”, reveló este jueves el diario estadounidense The New York Times. Según la publicación, el acercamiento ocurrió poco después de la invasión de Rusia a Ucrania. Sin embargo, la reunión entre un “alto funcionario” del Departamento de Estado y los gobernantes sandinistas nunca se concretó porque estos últimos “se acobardaron”. 

El acercamiento de Laureano Ortega ocurrió a través de un tercero, cita el New York Times. Sin embargo, otra consulta realizada por este medio de comunicación, refiere que las conversaciones entre el hijo de los Ortega Murillo con el Departamento de Estado, fue posible por el embajador de Nicaragua en Washington, Francisco Obadiah Campbell Hooker. El diario contactó por teléfono a Campbell, pero este negó dicho acercamiento y dijo que no tenía conocimiento del asunto.

Un alto funcionario del Departamento del Estado consultado por el New York Times, expresó que no estaba claro si el acercamiento de Laureano ocurrió por temores de que el aislamiento de Rusia afectaría al régimen de Ortega Murillo, o si fue el subproducto de la disidencia interna entre la familia y la “vieja guardia”. Las renuncias del exembajador de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo McFields, y el abogado internacional de régimen, Paul Reichler, así como la orden de desactivar al sandinismo histórico, ha dejado entrever un malestar en el partido de gobierno. 

“Una conclusión clave de este alcance es que las sanciones de Estados Unidos a Nicaragua claramente tienen la atención de la familia”, aseguró al New York Times Dan Restrepo, ex asesor de seguridad nacional para América Latina durante la presidencia de Barack Obama.

Laureano Ortega Murillo es tenor y asesor de su padre en inversiones. Es funcionario de Pro Nicaragua, una alianza público-privada para llevar inversión extranjera a Nicaragua. En abril de 2019, el Departamento del Tesoro lo sancionó y lo señaló de “dedicarse a negocios corruptos en los que los inversionistas extranjeros pagaban por un acceso preferencial a la economía nicaragüense”.

Laureano Ortega fue el promotor del Canal Interoceánico, una obra de 50.000 millones de dólares concesionada en 2013 al empresario chino Wang Jing, la que no se ha realizado hasta ahora. Los norteamericanos precisan que “figuras del gobierno de Ortega, incluyendo a Laureano, continúan utilizando a la Compañía del Gran Canal de Nicaragua como medio para lavar dinero y adquirir propiedades a lo largo de la ruta del canal”.

Liberar presos políticos como condición 

Archivo | EFE.

“Si la familia Ortega está dispuesta a discutir la liberación de los presos políticos, Washington se comprometerá, de lo contrario, Estados Unidos se está preparando para ejercer una presión adicional sobre el régimen con más sanciones”, dijo el funcionario del Departamento de Estado al diario nortemaricano.

Según la publicación, Washington tomó la propuesta como una señal de que las autocracias de América Latina podrían estar reconsiderando su alianza con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ya que el ejército de moscovita se está empantanado en Ucrania y su economía devastada por las sanciones.

Por ahora, el régimen Ortega-Murillo no se ha referido a lo revelado por el New York Times.

Siga leyendo: