La periodista María Lilly Delgado salió de Nicaragua huyendo de la represión Ortega-Murillo

La corresponsal de medios internacionales denunció en el foro de periodismo de Austin el hostigamiento que sufre el periodismo. Tuvo que salir del país después que el régimen le impuso restricción migratoria y le congeló sus cuentas. “Se hace un periodismo de catacumbas”, lamentó

Maria Lilly Delgado
La periodista María Lilly Delgado tras salir de la Fiscalía en mayo de 2021. Carlos Herrera | Divergentes | Archivo.

María Lilly Delgado abandonó Nicaragua desde hace unos meses, después que fue criminalizada por la Fiscalía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Así lo anunció este sábado la corresponsal de medios internacionales en Austin, Estados Unidos, en el Simposio internacional sobre periodismo en línea que promueve la Universidad de Texas y el Knight Center. 

Delgado, una cara conocida de la televisión nacional y quien en 2018 cubrió la crisis sociopolítica para la cadena Univision, dijo que decidió exiliarse para resguardar “su libertad” y para poder seguir haciendo periodismo. La periodista fue una de las primeras citadas por la Fiscalía en mayo de 2021, fecha en la cual el gobierno Ortega-Murillo desató una cacería de opositores que incluyó a reporteros como ella. 

Aunque la Fiscalía la citó como testigo en el caso de supuesto lavado de dinero contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, el Ministerio Público cambió su condición a “investigada” debido a que Delgado exigió la presencia de un abogado en su citatorio. 

Después de ello, la Fiscal le impuso a la periodista restricción migratoria, le congeló sus cuentas bancarias y le prohibió salir y frecuentar “lugares públicos”.  Algo que Delgado interpretó como una grave cortapisa al ejercicio del periodismo. “Era no poder salir a reportear a las calles de Nicaragua”, dijo a DIVERGENTES. María Lilly Delgado salió por un punto irregular para evitar que las autoridades migratorias la detuvieran. 

Más de cien periodistas exiliados

Maria Lilly Delgado
Varios periodistas dan cobertura política en Managua. Jorge Torres | EFE | Archivo.

Más de 60 periodistas fueron citados por la Fiscalía de Ortega en el caso de la Fundación Violeta Barrios, cuyo juicio culminó sin sorpresas: con una condena contra la excandidata presidencial Cristiana Chamorro. También contra su hermano Pedro Joaquín, y los ex trabajadores de la oenegé que cerró en febrero de 2021 para no someterse a la Ley de Agentes Extranjeros. 

Al igual que otros periodistas que fueron involucrados en el caso de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, Delgado no fue —por ahora— juzgada. No obstante, ante el clima de represión del gobierno contra el periodismo, la reportera decidió salir de Nicaragua. Desde junio de 2021, con la cacería de opositores y la realización de unas elecciones calificadas como farsa, más de cien periodistas independientes han tenido que exiliarse en Costa Rica primordialmente, seguido de Estados Unidos y España. 

Delgado participó como ponente en el foro de Austin y explicó la situación del periodismo en Nicaragua. “Se hace un periodismo de catacumbas”, dijo, en referencia a la clandestinidad en la que se mueven los reporteros que continúan dentro del país. La reconocida periodista dijo que sus colegas ya no firman los artículos que escriben, así como la falta de fuentes que ha instalado “un apagón informativo”. 

Siga leyendo: