Rodrigo Chaves amenaza con “sacrificar injustamente a los migrantes”

El mandatario costarricense advirtió que su gobierno está tomando medidas ante el aumento desproporcionado de solicitudes de refugio político que, según él, están siendo utilizados de forma incorrecta por migrantes que buscan instalarse en el país para trabajar. Analistas consultados por DIVERGENTES cuestionaron el anuncio de Chaves porque cierra la puerta a los más vulnerables y abre la cancha a los regímenes dictatoriales

Costa Rica es uno de los destinos de miles de nicaragüenses que huyen de la represión de Ortega-Murillo | Divergentes

El anuncio del presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, de no permitir el ingreso de “migrantes económicos”, es una decisión que además de ir en contra de la tradición humanitaria y democrática de la política exterior de ese país, también es “inconsistente” con la realidad que viven nicaragüenses y venezolanos que buscan refugio ante la represión gubernamental de sus países, expuso el politólogo y experto en temas de migración Manuel Orozco.

En conferencia de prensa, Chaves dijo este miércoles que su gobierno estará tomando medidas, ya que el régimen de refugiados políticos se está utilizando por parte de los migrantes de forma incorrecta. El mandatario dijo que su país no puede “seguir pagando ni aceptando gente que no son refugiados políticos”.

Orozco señaló que en una dictadura como la de Nicaragua o Venezuela, la intención de migrar está correlacionada con las condiciones políticas del país. Según el experto, este tipo de regímenes no crea condiciones de apoyo a sus ciudadanos y no genera riqueza ni empleo, empujando a la gente hacia afuera. 

“La precariedad de los migrantes es consecuencia de la presencia dictatorial de regímenes como Cuba, Nicaragua y Venezuela y de anarquías como en Haití.  Su queja debería de haber ido contra dictadores como (Daniel) Ortega, que en vez de decirle que arregle el país, le dio el voto en el SICA”, reprochó Orozco.

La socióloga Elvira Cuadra expresó que la advertencia del presidente Chaves genera mucha “preocupación” porque el grupo más perjudicado en este momento es el de la comunidad de nicaragüenses, dado que los nicas representan un porcentaje importante dentro de la sociedad costarricense.

Rodrigo Chaves Costa Rica
Analistas consultados por DIVERGENTES cuestionaron el anuncio del presidente costarricense porque señala a los migrantes y no a los regímenes autoritarios | EFE

“No se requiere tener una motivación estrictamente política para entrar en esta categoría, porque realmente hay muchas personas que se ven forzadas a salir de sus países, y hablo particularmente del caso de los nicaragüenses, por la situación política, pero también por las difíciles condiciones económicas y la incertidumbre en relación al futuro”, refirió la socióloga.

Orozco tuiteó que con este discurso Chaves le está cerrando prácticamente la puerta a los más vulnerables y “le da cancha abierta a Ortega”. Además, insistió en que la gente que migra lo hace porque “no hay esperanza, hay represión, cárcel, maltrato y asesinatos”.

Con relación a las declaraciones del presidente tico, de que “con solo una llamada por teléfono al número correspondiente, (el migrante) tiene el derecho a quedarse aquí y a trabajar”, el politólogo criticó el desconocimiento del mandatario sobre este tipo de procesos para obtener el estatus de refugio.

 “El procedimiento de solicitud de refugio no genera de inmediato un estatus legal y de permiso laboral”, aclaró Orozco.

Crítica a la comunidad internacional

El anuncio del presidente de Costa Rica tiene preocupados a los migrantes nicaragüenses que huyen del régimen sandinista por la persecución política y la falta de oportunidades | Divergentes

Chaves además indicó que el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país enviará una carta a la coordinadora de las Naciones Unidas en Costa Rica exponiendo la situación. Asimismo criticó la falta de apoyo de las organizaciones y la comunidad internacional frente a esta crisis migratoria.

“Llegó un momento en que la responsabilidad compartida de la comunidad internacional nos ha recaído de manera desproporcionada a nosotros como sociedad y no se está colaborando con los recursos que necesita este país”, afirmó.

Al respecto, Orozco señaló que este argumento del mandatario también es inconsistente porque “hay un proceso de discusión sobre el apoyo a Costa Rica que se da como resultado de la cumbre de las Américas en la Declaración sobre Migración de Los Ángeles. Ahí se enfocan varios temas, como la integración del migrante, la lucha contra la xenofobia y la cooperación”.

“Mientras Chaves se queja de la comunidad internacional, sacrifica injustamente a los migrantes. Su queja debería ir al entorno de los miembros de la Declaración y convocar de urgencia un plan de asistencia humanitaria”, agrega el experto.

Actualmente Costa Rica se encuentra saturada migratoriamente. Más de 120 mil nicaragüenses han pedido refugio desde 2018 y las autoridades migratorias ticas proyectan cerrar 2022 con casi 90 mil nuevas solicitudes. La situación económica agravada por la pandemia y estrechez fiscal limitan el margen de maniobra para atender a los migrantes.

El ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, Arnoldo André Tinoco, ha insistido en las asambleas generales de Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos (OEA), en 2022, que su país necesita apoyo de la comunidad internacional. “A nivel migratorio, Costa Rica enfrenta un gran desafío”, plantea con alarma. 

“El asunto está rebasando los límites de la razonabilidad, está agotando los sistemas. El país tiene que invertir grandes sumas en educación, seguridad social, integración y seguridad de estas poblaciones. Estamos haciendo a la comunidad internacional un llamado de apoyo financiero no reembolsable para resolver este asunto, consideramos injusto que el país tenga que endeudarse para resolver un problema cuya causa u origen no es Costa Rica”, clamó Tinoco.

Mayor vulnerabilidad

Tras el anuncio de Chaves, el Servicio Jesuita para Migrantes Costa Rica se pronunció en rechazo a estas declaraciones y recordó que ese país centroamericano está suscrito a los Derechos Humanos internacionales, por lo que dicha posición podría dejar en “mayor vulnerabilidad” a los refugiados.

Sobre las declaraciones del presidente, de que los migrantes llegan a Costa Rica para quedarse en ese país por las oportunidades, el Servicio Jesuita respondió que estas personas llegan a ese país para resguardar su integridad física y emocional.

“Es fundamental no caer en un tratamiento ligero de la tragedia que significa la movilidad forzada de personas y la complejidad de los flujos migratorios que suceden en Costa Rica y el resto del continente. Lo que sueña la gente es poder retornar a su país y eso lo sabemos muy bien las organizaciones que acompañamos a tantas personas que experimentan estas realidades”, señaló la organización.

Por su parte, el Observatorio de Derechos Humanos de la Asociación Nicaragüense por un Futuro Mejor, manifestó en una nota de prensa que, este tipo de narrativas “no aclaratorias y con cierto grado de populismo”, alienta al crecimiento del nacionalismo agresivo y fomenta la cultura de xenofobia, “lo que desemboca en discriminación, violencia, agresiones, marginación y otros actos que se ignoran al ojo público”.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía y a la población migrante a informarse responsablemente; al Estado costarricense a cumplir con sus obligaciones para con las personas que solicitan asilo y refugio, y a su vez urgimos a la Comunidad Internacional a apoyar económicamente al Estado costarricense para que este supla las necesidades inmediatas derivadas de las migraciones, los gastos institucionales y de tramitación, así como para garantizar políticas públicas de inserción e integración de las personas refugiadas”, reza el documento.