Una condena política de ocho años contra Cristiana Chamorro

Junto con la periodista fueron condenados a 13 años de prisión el contador general y el administrador financiero de la Fundación Violeta, Marcos Fletes y Walter Gómez, respectivamente, y a siete años el conductor personal de Chamorro, Pedro Vásquez, que fueron acusados por delitos similares. El judicial también impuso una pena de nueve años al hermano mayor de Cristiana, el opositor Pedro Joaquín Chamorro Barrios


La justicia de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha dictado la sentencia decidida de antemano contra la precandidata presidencial Cristiana Chamorro Barrios: ocho años de prisión por los supuestos delitos de lavado de dinero, bienes y activos, apropiación y retención indebida, gestión abusiva y falsedad ideológica. Una sarta de señalamientos que la Fiscalía no pudo probar en un juicio plagado de irregularidades. 

Chamorro, periodista de profesión de 68 años de edad y quien se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 2 de junio de 2021, fue condenada por el juez Luden Martín Quiroz, del juzgado noveno distrito penal de juicio de Managua. El juicio contra la precandidata y los extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios estuvo marcado por la incapacidad de la Fiscalía para probar los delitos achacados. 

Según fuentes judiciales, fue un proceso lleno de irregularidades: Los fiscales no presentaron la investigación de los peritos para sostener la acusación de lavado de dinero, policías que admitieron que no conocían por qué se acusaba a los detenidos y que afirmaron que sus testimonios fueron proporcionados por sus jefes; abogados que ni siquiera pudieron consultar sus notas o ver a sus defendidos. 

Hija del héroe nicaragüense y periodista asesinado Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), Cristiana Chamorro era la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales del 7 noviembre pasado, en las que Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Todos los precandidatos condenados

EFE/Jorge Torres

Chamorro es la séptima opositora en ser declarada culpable y condenada por los delitos de lavado de dinero o traición a la patria. Los otros seis son el académico Arturo Cruz, que fue embajador en Estados Unidos del Gobierno de Ortega entre (2007-2009), de quien se distanció; el activista, académico y líder de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Félix Maradiaga, y el economista y sobrino político de la expresidenta Barrios de Chamorro, Juan Sebastián Chamorro.

También el periodista Miguel Mora, fundador, propietario y exdirector del canal de televisión 100 % Noticias, clausurado por las autoridades y que ahora se transmite en plataforma de internet; el líder campesino Medardo Mairena; y el abogado y político conservador Noel Vidaurre.

La Fiscalía acusó a la periodista opositora en su condición de presidenta de la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro con base en una denuncia del Ministerio de Gobernación. Según Gobernación, esa ONG, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, “incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, periodo 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero”.

Junto con la periodista fueron condenados a 13 años de prisión el contador general y el administrador financiero de la Fundación, Marcos Fletes y Walter Gómez, respectivamente, y a siete años el conductor personal de Chamorro, Pedro Vásquez, que fueron acusados por delitos similares.

El judicial también impuso una pena de nueve años al hermano mayor de Cristiana, el opositor Pedro Joaquín Chamorro Barrios, de 70 años. Ambos son miembros de la Junta Directiva del diario La Prensa de Nicaragua, que el 2 de marzo pasado cumplió 96 años de su fundación.

Para la investigación de ese caso la Fiscalía llamó a declarar como testigos a una treintena de periodistas, incluyendo al escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado, en su condición de representante legal de la ONG Fundación Luisa Mercado, que mantuvo relación con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, y se tuvo que exiliar para evitar ser detenido. Ortega ha tildado a los opositores encarcelados y juzgados de “traidores a la patria”, “criminales” e “hijos de perra de los imperialistas yanquis”.

Siga leyendo: