Unión Europea y Estados Unidos golpean a Ortega y Murillo en el día de la “investidura”

Las sanciones arrecian el mismo día en que Daniel Ortega y Rosario Murillo inician un nuevo periodo presidencial. Estas sanciones, a las que se espera se unan Canadá y Reino Unido, son las primeras manifestaciones de la ilegitimidad del régimen. Esta vez le tocó el turno al Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor) y al Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), del Ejército, el poderoso grupo de negocios de los militares. Antony Blinken, secretario de Estado de la administración de Joe Biden anunció la cancelación de visas a 116 ciudadanos «cómplices de socavar la democracia en Nicaragua.


El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo inician un nuevo mandato sin legitimidad y con más sanciones. En el mismo día de la “investidura”, tras unas elecciones sin competencia realizadas el pasado siete de noviembre, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y la Unión Europea (UE) sancionaron a una serie de funcionarios y familiares de la dupla presidencial. En esta ocasión, perfilan los nombres de militares que forman parte del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM), considerado como el grupo de negocios del Ejército de Nicaragua y uno de los grupos de mayor rentabilidad financiera en el país. Fuentes diplomáticas aseguraron a DIVERGENTES que se esperan más sanciones de parte de Canadá y Reino Unido. 

Tras las nuevas medidas aplicadas por Estados Unidos, Antony Blinken, secretario de Estado de la administración de Joe Biden anunció la cancelación de visas a 116 ciudadanos «cómplices de socavar la democracia en Nicaragua, incluidos alcaldes, fiscales, administradores universitarios, así como funcionarios policiales, penitenciarios y militares». En 2021 la Casa Blanca también aplicó restricciones a cualquier funcionario o familiar allegado al régimen, una antigua medida aplicada en los ochenta por el presidente Ronald Reagan.

Los europeos encabezan su lista de sanciones con Camila Ortega, hija de la pareja gobernante y asistente de Murillo. A ella le sigue Laureano Ortega, otro hijo, asesor y recientemente una pieza clave en las nuevas relaciones entre Nicaragua y la República Popular China. Luego, sancionan a los funcionarios del régimen: Brenda Rocha, presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE); Cairo Amador, vicepresidente del CSE; Lumberto Campbell, miembro del CSE; Nahima Díaz Flores, directora del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor); y Luis Ángel Montenegro Espinoza, superintendente de la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras de Nicaragua.

La Unión Europea también sancionó por primera vez a tres instituciones nicaragüenses: la Policía Nacional, el CSE y Telcor. 

Sancionan al grupo de negocios del Ejército

Por su parte, el Tesoro estadounidense aplicó sanciones contra miembros de la junta directiva del IPSM, un fondo público del Ejército de Nicaragua que hasta el 2009 incluía más de 70 inversiones en la banca, seguros y vivienda. 

El primero de ellos es Bayardo De Jesús Pulido Ortiz, general de brigada y jefe del departamento de Personal y Cuadros del Ejército de Nicaragua. Es miembro de la junta directiva del IPSM.

La Dirección de Personal y Cuadros es una rama importante del Ejército de Nicaragua. Está designada para planificar, organizar, dirigir, controlar y evaluar la organización, administración, completamiento, perfeccionamiento, prestaciones y desarrollo integral del personal militar y auxiliar del Ejército de Nicaragua.

También asegura el completamiento cualitativo y cuantitativo de los cargos militares y auxiliares de las unidades militares, garantiza el cumplimiento de todo lo normado para la prestación del Servicio Militar Activo, la política de atención integral, formación profesional, capacitación técnico científica y superación cultural de los militares y personal auxiliar, atiende la ejecución de las prestaciones médicas de seguridad y asistencia social para el núcleo familiar, personal militar y auxiliar del Ejército.

El segundo sancionado es Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz, general de división y jefe del estado mayor general del Ejército de Nicaragua y también miembro de la junta directiva del IPSM.

Rodríguez Ruiz, es después del general Julio César Avilés, el segundo al mando en la institución militar. En una conferencia de prensa en mayo de 2020 dijo que la sanción al jefe del Ejército fue tardía y bastante defensiva.

La tercera miembro sancionada del IPSM es Rosa Adelina Barahona de Rivas, también ministra de Defensa de Nicaragua. Fue diputada propietaria por el Frente Sandinista entre 2017 y 2021. Durante su estancia en la Asamblea Nacional formó parte de las comisiones de salud y seguridad social, de probidad y transparencia. También de la Comisión de Salud.

Barahona de Rivas no fue muy activa en el plenario de la Asamblea. Tampoco se le conoció por presentar iniciativas de ley. Lo único que sí hacía era respaldar las ordenanzas enviadas por el régimen Ortega Murillo como la Ley de Amnistía, la reforma a la Ley Electoral y la parcial a la Constitución.

“Golpearon a la primera línea de mando: jefe del Estado mayor, que en teoría es el eventual sucesor del general Julio Avilés”, sostuvo la experta en seguridad, Elvira Cuadra. 

Las cuentas del IPSM siempre han sido un secreto. Lo único que se logró revelar hasta ahora fue lo publicado en 2012 en un reportaje de Confidencial basado en la auditoría de la firma Deloitte & Touche, reveló que el IPSM tenía en 2002 un capital de 29.5 millones de dólares, que para 2009 se había incrementado a 72.3 millones de dólares.

En junio de 2021 el Tesoro sancionó a Julio Modesto Rodríguez Balladares, director del IPSM. Fue sancionado por ser funcionario del gobierno de Nicaragua a partir de enero de 2007.

«Rodríguez es General de Brigada del Ejército de Nicaragua. El ejército brindó apoyo a la policía y los paramilitares que abusaron de los derechos humanos de los manifestantes al atacarlos, lo que resultó en más de 300 muertes y daños físicos y psicológicos. Rodríguez también es el director ejecutivo de IPSM, el fondo de inversión pública del Ejército de Nicaragua. La designación de hoy se aplica solo a Rodríguez; e IPSM no ha sido designado», refiere el documento oficial.

El Ejército de Nicaragua, además de ser la principal fuerza armada de Nicaragua, tiene una influencia significativa en el mundo de los negocios. Con numerosas empresas, es uno de los principales capitales nacionales con proyección internacional, al punto que sus inversiones cotizan en la bolsa de valores de Estados Unidos.

Tesoro sanciona a directivos de Telcor y Eniminas

El Departamento del Tesoro acusó de “desinformación” a Telcor, citando la investigación realizada por Meta en 2021 con la que eliminaron decenas de cuentas de troles sandinistas. Nahima Janett Díaz Flores, directora de Telcor y Celina Delgado Castellón, subdirectora, también fueron sancionadas. 

Otro de los sancionados es Ramón Humberto Calderón Vindell, un general de división retirado, expresidente de la junta directiva de la compañía petrolera estatal nicaragüense Petróleos de Nicaragua y presidente de la junta directiva de Eniminas. 

“Como resultado de la acción de hoy, todos los bienes e intereses en propiedad de estas personas que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueados y deben ser reportados a la OFAC”, aseguró el Tesoro. 

Para la socióloga e investigadora Elvira Cuadra, estas sanciones pueden ser leídas como “un rechazo a la reinstalación de Ortega. Es como una reiteración al no reconocimiento a los resultados de las elecciones de noviembre pasado, en el caso de las sanciones de Estados Unidos están tocando más de cerca al Ejército”, agregó.

Leer más: